Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna Femenino

Jaione, otra rojilla que se rompe

La portera se fracturó el radio al intentar quitar una bombilla subida a una silla y estará unos tres meses de baja

Ampliar Jaione, otra rojilla que se rompe
Jaione, otra rojilla que se rompe
  • María Vallejo
Actualizado el 04/02/2021 a las 06:00
El fútbol es un deporte que acarrea riesgo y por eso las lesiones son el mayor temor de sus protagonistas. El pasado 16 de enero, la portera rojilla Jaione Larraiotz sufrió un serio percance, pero no fue sobre el terreno de juego, sino tras un accidente doméstico de lo más “tonto”, como ella misma decía este miércoles por la tarde. La guardameta navarra se fracturó el radio izquierdo tras caerse de una silla y le esperan unos tres meses de baja.
La noticia no había trascendido a pesar de que la jugadora lleva lesionada 18 días. Curiosamente, el club dio a conocer este miércoles cerca de las 10 de la noche el parte médico en un escueto comunicado: “La jugadora de Osasuna Femenino Jaione Larraiotz ha sufrido una fractura de la muñeca izquierda y será baja durante las próximas semanas. La guardameta deberá permanecer con la muñeca inmovilizada entre cuatro y seis semanas, y posteriormente comenzará el proceso de rehabilitación para recuperar la movilidad de la extremidad y poder incorporarse de nuevo a los entrenamientos a las órdenes de Kakun Mainz”.
Jaione acudió este miércoles a las 6 de la tarde a El Sadar con sus compañeras a hacerse la foto oficial. Después atendió a este periódico para explicar lo que le había ocurrido. “Fue de la manera más tonta posible. Estaba quitando una bombilla fundida que tenía en el cuarto y me subí a una silla con ruedas. Se me fue la silla y me caí al suelo y me di contra una madera”, recordaba Jaione, que es una de las tres porteras del primer equipo, junto a Maitane Zalba y Silvia Pérez.
Así narraba lo que ocurrió después: “En el momento, sentí mucho dolor y me fui a Urgencias. Me hicieron una radiografía y me dijeron que me había roto el radio. Me pusieron el yeso bien, porque se me había desplazado un poco. Me han dicho que en mes, mes y medio me quitarán el yeso y habrá que ir viendo. Pero ya estoy mejor, porque no me duele. La primera noche... ¡Buf!”
La rojilla sabe que le espera una larga recuperación, aunque de momento no le han hablado de más pasos después de quitarle el yeso. “No sé cómo irá después la rehabilitación, tres meses hasta empezar a jugar no me los quita nadie”, afirmaba.
LA LLAMADA A KAKUN
Como es habitual en las jugadoras de Osasuna, ante una situación complicada, ha sacado fuerzas de flaqueza. “Al principio sentí bajón, pero ya está olvidado. Sobre todo porque fue así, y de repente de un día para otro... Y encima al día siguiente había partido. Llamé a Kakun y me dijo que estuviera tranquila. Que lo importante era que me pusiera bien. Tuvieron que llamarle a Silvia para que fuera a Barcelona”, indicaba.
Jaione no estaba teniendo minutos este año. “No he tenido oportunidades, pero viendo cómo estoy, menos todavía -bromea-. Tanto Silvia como Maitane lo están haciendo muy bien”. Aun así, está disfrutando del momento de su equipo: “Tuvimos unos partidos un poco chungos, pero después de Navidad está siendo una temporada intensa y bonita. Yo la estóy viviendo un montón, viendo lo que ha crecido el equipo”.
La rojilla se encuentra de baja laboral. “Me apaño bastante bien, el yeso me ocupa desde la mano al codo, aunque tengo los dedos libres. Estoy trabajando en un laboratorio del CIMA. Investigamos el mieloma múltiple y diagnóstico de muestra de la Clínica Universidad de Navarra. Estoy súper contenta, es un trabajo muy entretenido. Estudié un Grado Superior de Técnico de Laboratorio. Llevo ya año y medio allí”, contaba Jaione.
Hasta el momento, ha podido compaginar fútbol y trabajo: “Tengo horarios diferentes, pero lo puedo compaginar, porque salgo a las 15.30 o 16.00, menos un día que salía a las 19.30 y llegaba tarde al entrenamiento”.
La conclusión de Jaione Larraiotz tras esto desgraciado incidente es clara, aunque no le falta humor: “Ya no voy a quitar más bombillas”.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora