Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Obras

El Sadar se va a febrero

El objetivo es finalizar en un mes unos trabajos demorados por la pandemia y, en los últimos días, por el hielo

Una imagen desde el interior del estadio de El Sadar antes de que finalizara el año 2020.
Una imagen desde el interior del estadio de El Sadar antes de que finalizara el año 2020.
Actualizada 14/01/2021 a las 06:00

Febrero va a ser el mes en que finalicen las obras de reforma y ampliación del estadio de El Sadar. Es el escenario que se contempla hoy después de ir acumulando varios retrasos. Está previsto que el próximo día 31 de enero se retiren las casetas de obra de la constructora VDR y que dos semanas después, o quizá antes, se den por concluidos unos trabajos que comenzaron hace solo año y medio.

Las demoras han estado marcadas por la pandemia y sus efectos en los suministros. Y en los últimos días, por el hielo que ha impedido trabajar con normalidad en la cubierta. Ha restado producción.

El Sadar viene luciendo un llamativo color rojo en su exterior desde comienzos de noviembre, pero todavía no se han colocado todos los paneles. El fondo norte es el que muestra por ahora el esqueleto a falta de ser recubierto.

La primera fecha en verano de 2019 fue la del Centenario. Sin embargo, se han ido alargado los periodos con las mejoras incorporadas estando en Primera: retirada de la antigua cubierta de Preferencia y unificación de la nueva en todo el perímetro, así como la grada única del primer anillo y ganancia de locales comerciales.

Osasuna siempre ha sido comprensivo con los retrasos en un año marcado por la pandemia. Además no se ha visto con la urgencia de hacerlo al no poder abrir las puertas a sus aficionados. Cuando estos puedan entrar, lo harán con plenas comodidades.

SOBRE 22 MILLONES

La entidad no ha dado oficialmente ninguna cifra del coste total. Ofrecerá detalles en una comparecencia cuando termine la reforma, según trasladó el gerente, Ángel Ardanaz, en la asamblea de socios compromisarios.

Cabe recordar que están financiados 16 millones, los que aprobaron los socios para pedir el endeudamiento. A ello se han ido sumando las mejoras. Osasuna las consideró como una oportunidad al competir en Primera División. El coste total estará en torno a los 22 millones.

“Los 16 millones no es que se han incrementado”, aclara Ardanaz. “Se han hecho obras adicionales que están relacionadas con que el club está en Primera División. Son los asientos nuevos, la cubierta de Preferencia o el cambio de la estructura de la parte baja para sacar locales comerciales. Es un incremento de los presupuestos, pero ya hemos pagado una parte con recursos propios”.

De los 16 millones, el club ha amortizado 4 de forma anticipada al estar obligado por el aval del Gobierno: 3 millones por estar en Primera y el 25% de los traspasos. Además, en junio sumará otros 3 por este segundo año en la máxima categoría. Es decir, quedaría de pagar a los bancos 9. Serán menos si se vende a algún jugador.

Respecto a las mejoras fuera del proyecto, se van a asumir con fondos propios. De un total que se desconoce, se han abonado 3,6 millones. Lo que queda pendiente de pagar a la constructora será en 2 años, según el acuerdo alcanzado.

En el ultimo informe de seguimiento de la ampliación del estadio de noviembre, realizado por la ingeniería Idom, el proyecto presentaba un avance del 93%.

CRÉDITOS DE 7,5 MILLONES

Para atender a las obligaciones, Osasuna ha firmado dos cuentas de crédito por 1,5 millones con una entidad financiera, y va a firmar otras dos de 3 millones cada una con otras dos. Total, 7,5 millones.

Son operaciones a dos años, con amortización del 50% en el primer semestre de la temporada 2021-22 y el otro 50% en el primer semestre de la 2022-23. El club dispondrá de liquidez para cubrir necesidades, pagando intereses por los importes dispuestos y una comisión por lo no dispuesto. Son con entidades “financieras de primer nivel, dada la solvencia del club”, señalan en Osasuna “no siendo necesario acudir a operaciones sindicadas tuteladas por la Liga con otros equipos, para obtener financiación de fondos de inversión”.

Osasuna cree que es una causa de fuerza mayor

Osasuna no se ha planteado en ningún momento reclamara una indemnización por el retraso de las obras. Cuando se presentó el proyecto ganador del Muro Rojo, el presidente Luis Sabalza pidió a los arquitectos y constructores que los trabajos finalizaran para el Centenario del 24 de octubre. Sin embargo, las circunstancias han cambiado radicalmente desde entonces. Se han añadido trabajos que mejoran el estadio y ha irrumpido una pandemia con todo lo que ha conllevado en una obra de tal magnitud.

“Cuando hay una causa de fuerza mayor no se pueden aplicar las penalizaciones”, señala el director general, Fran Canal. “Este país ha sufrido una pandemia y estuvimos en estado de alarma. Ha habido retrasos en cuanto a la mano de obra y en cuanto a la entrega de materiales. Si el retraso fuera superior a esos cómputos temporales tendría que pagar, pero no están incumpliendo en estos momentos”. F. C.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE