x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Osasuna
EL FOROFILLO

Osasuna-Real Sociedad: ni siquiera la Salud

No toca la lotería pero el trencilla de turno nos ha tocado las aproximaciones y con ganas

El Forofillo resume a su manera el partido Osasuna-Real Sociedad.

El Forofillo resume a su manera el partido Osasuna-Real Sociedad.

Actualizada 22/12/2019 a las 17:00
  • Fran Pérez
A+ A-

1,2,3,4,5,6. Yo me calmaré, todos lo veréis. 1,2,3,4,5,6. Yo me calmaré, todos lo veréis. ¿Os acordáis de la serie 'Cosas de casa'? Sí, hombre, aquella en la que salía Steve Urkel que andaba loquito por Laura Winslow y que Carl Winslow, padre de ella, en uno de los tropecientos episodios el psicólogo le recomienda que cuente hasta seis antes de estallar, y el aconsejado se inventa esa fórmula. 1,2,3,4,5,6. Yo me calmaré, todos lo veréis. Pues así que ando, a lo Carl Winslow antes de escribir media letra tras el choque de Osasuna contra la Real Sociedad que ha cerrado este año en Pamplona para evitar que me lleven preso...

Y mira que, casualidades de la vida, casi se quedan en seis los goles vistos en un encuentro contra el primo donostiarra que tiene un equipazo pero que esta vez se escapó vivo de Pamplona. Fueron siete al final. Y todo gracias al trencilla, arbitrucho, colegiado o pitolari de turno que no hay manera de que nos toque uno normal, ojo, ya no quiero uno bueno. Uno normal, por favor. No quiero que me dé, pero tampoco que me quite. Que llevamos unos partidillos que por el VAR, por no VER o para qué ir si es tontería que ni os cuento...

Todo en un día en el que amanecimos con la ilusión de la lotería de Navidad, para pasar a lo que pasamos todos los años, "mientras tengamos Salud" y con la ilusión de que la salud, Osasuna a la postre, nos diera la alegría o nos dejara, por lo menos, una pedrea que cerrara el año del ascenso con un sabor de boca como el que llevamos teniendo con este equipo: dulce. Porque la visita era de toda una señora Real Sociedad que juega a fútbol y que anda exigiendo un sitio entre los de arriba.

Pues ni pedrea, ni lotería ni salud. Nosotros nos quedamos con Osasuna, eso que no lo dude nadie. Pero el partido se empezó a dibujar con una sensación rara de esas que nos hacen torcer el morro y que desembocan en unos 13 minutos horrorosos de Estupiñán que pone el 0-3 en el luminoso. Y a callar, claro. Porque Pervis ataca como los ángeles, pero defiende como los bueyes. Rompe el fuera de juego siempre, es el culpable que levanta la mano exigiendo una posición adelantada que propicia él mismo y luego intenta irse de rositas. Minuto 28 y ya perdíamos por 0-3, que si llega a ser el mus, nos levantamos de la mesa...

Osasuna nunca se rinde. Pese a las bolas filtradas de Odegaard, a los goles de Oyarzabal y Portu o al chicharrazo de falta del noruego. Nunca se rinde. Para entonces ya habíamos amagado, y eso que la primera parte había sido horrorosa como el canturreo de los niños de San Ildefonso en una mañana como la del partido. "Miiiiiil eeeeeeeurooos...". Aspirina y a seguir, que entramos en la recta final del primer tiempo. Y cuando ya estábamos a punto de comer el bocata, o echar el cafelito con copa y puro del descanso, Aridane saltó para rascar lo puesto en el primer tiempo y cerrar la entrega con un 1-3 que vaya usted a saber cómo podía pintar la segunda parte. Todo ello pese a que los de Alguacil nos habían pasado por encima como una apisonadora...

Saltaron los de rojo como nos mola. Siempre vemos una de cal y una de arena, y tras la arenosa primera parte era de recibo que nos ilusionáramos con la segunda, ya que se bajaba la persiana hasta el año que viene en Pamplona. De ahí que las arrancadas del Chimy, los apoyos de Rubén y los envíos de Torres comenzaran a sonar mejor que los cánticos de la lotería. Y el Chimy hacía lo que más le gusta. Aprovechar regalos, que andamos en fechas propicias, y picaba el cuero ante Remiro para el 2-3.

1,2,3,4,5,6. Yo me calmaré, todos lo veréis. A ver cómo se puede decir suavemente que el pitolari nos arremangó. Con el 2-3, la afición subió decibelios y el de amarillo empezó a envalentonarse. "Públicos hostiles a mí, que soy catalán", vino a decir. Y esas faltitas que tanto calientan al personal empezaron a caer de un lado, y no del otro. Una, otra, tres, la de más allá. Faltas para los albiazules, reproches a los rojillos. Calentando poco a poco el agua como si de una tetera se tratara. Hasta que al final...

Pervis estuvo mal. Facundo estuvo lamentable. Y es la segunda vez que el amigo Roncaglia nos la hace. No puedes ir con los codos a un rival, máxime cuando el pitolari va de arrojadizo y sabes que a la mínima te la saca. Y vaya si te la sacó. Chulería le sobró hasta para anular la amarilla, en plan "te perdono la clara pero ten esta otra, que es más oscura". A la calle, con uno menos y cuando la remontaba asomaba en el horizonte.

Luego Pervis hizo otra, la enésima, y se comió el fuera de juego de Isak que no era por su mera presencia. 2-4. El Comandante Chimy se cocina un Juan Palomo para poner el 3-4, Jagoba se va antes de tiempo, Bittor Alkiza mueve banquillo e incluso tuvimos opción de empatar en el tramo final, pero nada. 1,2,3,4,5,6. Yo me calmaré, todos lo veréis. Lo de Mérida es penalti, venga o no el VAR. Si esa falta se hace en el centro del campo, cuando el rojillo peina y el defensa, llegando muy tarde, carga y le empuja-cabecea, el trencilla señala falta. Pero si es en el área, si es en El Sadar y si es para Osasuna, ni VAR, ni VER ni VOR.

Acabamos el año. Falta un partido, el 5 de enero, échale bemoles, en Vigo y se cierra la primera vuelta. La pelea sigue, y todavía queda mucho trabajo por hacer. Nadie se duerme y hay que tratar de conseguir el objetivo, que no es otro que la salvación. No nos ha tocado la Lotería de Navidad, tenemos a Osasuna (la salud) ninguneada por los árbitros y llegan fechas de excesos culinarios. ¿Y el corazón? 1,2,3,4,5,6. Yo me calmaré, todos lo veréis... ¡Felices Fiestas y próspero 2020!

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra