x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
OSASUNA 2-1 DEPORTIVO

Quique González, el regreso comedido

El exrojillo no celebró su gol y el departamento de comunicación impidió que hablara en zona mixta

Quique González y Aridane.

Quique González y Aridane.

13/04/2019 a las 21:46
Etiquetas
A+ A-

Apenas estuvo una temporada en Osasuna, pero Quique González dejó huella en la afición rojilla. Incluso los registros no acompañaron al ariete vallisoletano, con cuatro goles en Segunda y uno en Copa del Rey en sus 44 apariciones. A pesar de ello su entrega, esfuerzo y trabajo fueron reconocidos por El Sadar. "En Osasuna valoran más cosas que los goles", afirmó durante la semana el delantero. El único momento que pudo hablar, ya que el gabinete de comunicación "no concedía entrevistas". 

Tras el tradicional pasamanos, donde abrazó uno por uno a los jugadores de Osasuna, Quique González se puso el mono de trabajo y fue una pesadilla para la defensa navarra, sobre todo, para Aridane. En una posición más centrada que cuando jugó a las órdenes de Diego Martínez, el ariete apenas tardó nueve minutos en ver puerta. Superó por bajo a Rubén Martínez con la pierna zurda, tras finalizar un pase interior de Bergantiños. Enseguida sus compañeros fueron a abrazarle, pero el deportivista levantó los brazos en señal de perdón a escasos metros de Graderío Sur

Al igual que su equipo, Quique González bajó las prestaciones con los dos tantos de Osasuna, pero nunca dejó de incordiar. Incluso, en la falta que acaba con gol de Rubén García, se tiró al suelo en el último momento para hacer ver al árbitro que le había empujado algún jugador rojillo. El colegiado no picó. Ya en la segunda mitad, se echó a banda izquierda, a banda derecha, y se asoció bien con otro delantero como Christian Santos. Jugó todo el encuentro, pero acabó pasando desapercibido.

Al finalizar el partido, volvió a saludar a sus excompañeros de Osasuna antes de retirarse a vestuarios. En zona mixta atendió a un nutrido grupo de periodistas gallegos, tanto de prensa escrita como de televisión y radio. Era el protagonista, incluso para los medios navarros que intentaron cogerle alguna valoración sobre su regreso a El Sadar. "No puedo hablar, preguntarle a Rafa", afirmó Quique González. Tras los partidos, el gabinete de comunicación de Osasuna permite entrevistar a todos los jugadores, pero el Deportivo optó por dejar hablar apenas a dos o tres y elegidos por el club. Una actuación del club gallego de equipo grande, que esta temporada vive en sus propias carnes el infierno de Segunda. 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra