Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Osasuna Promesas

Sergio Amatriain: “Ha habido un error gigantesco en la planificación”

El técnico de Osasuna Promesas analiza las causas que han llevado al filial a Tercera. Destaca el “enriquecimiento personal” tras un año duro que ha resultado “frustrante a nivel deportivo”

Sergio Amatriain sentado en las escaleras de acceso a las instalaciones de Tajonar ayer tras el entrenamiento de Osasuna Promesas.
Sergio Amatriain sentado en las escaleras de acceso a las instalaciones de Tajonar ayer tras el entrenamiento de Osasuna Promesas.
  • Gorka Fiuza
Actualizada 27/04/2018 a las 09:15

Ha sido una temporada nefasta para Osasuna Promesas, que el pasado fin de semana consumó su descenso a Tercera a tres jornadas del final. Su entrenador, Sergio Amatriain, analiza lo ocurrido en el filial.

¿Cómo están viviendo la semana después del descenso?

Es una semana dura, como es comprensible. Al final hay que entender que hay una frustración general en el cuerpo técnico, los jugadores y el club. El objetivo de tratar de conseguir la permanencia se ha quedado realmente lejos. Todos entendemos que somos responsables, hemos fracasado en ese intento y colectivamente estamos mal. Estamos con la moral baja, no puede ser de otra manera.

Tras el descenso asumió ser el responsable.

Un líder o un gestor del grupo es el máximo responsable siempre de lo que pasa en ese grupo. Evidentemente soy el primer responsable de que hayamos descendido de categoría, eso es así. Tenemos que gestionar una serie de recursos a nivel deportivo y personal y no hemos conseguido el objetivo. Asumimos la culpa del descenso.

Desde el club se ha venido lanzando el mensaje de que el descenso no era preocupante, ya que prima la labor formativa.

Estoy totalmente de acuerdo. A muchos niveles el equipo ha progresado, no es el mismo que el que empezó en la categoría. Ha habido una carencia principal en las dos áreas. Hemos sido un equipo que en el aspecto táctico y defensivo ha sabido en todo momento lo que hacer en el campo. Eso es un haber importante dentro de lo que hemos hecho. Pero luego no hemos sabido definir las ocasiones que hemos tenido arriba y hemos concedido demasiado en defensa. Ha habido una formación a nivel personal que a muchos jugadores del equipo les ha servido muchísimo.

Aparte del día del descenso, ¿cuál ha sido el peor momento de la temporada? ¿cuándo vio que la salvación era ya inalcanzable?

Ha habido momentos claves en la temporada. Sobre lo que ha pasado en estas últimas jornadas diría que tras ganar al Real Unión nos medimos contra el Arenas de Getxo allí y perdimos 3-0 haciendo un partido lamentable. Creo que eso fue un punto de inflexión que nos trasladó a la cruda realidad.

Personalmente ha vivido una experiencia diferente, más formativa, que en sus anteriores etapas en Tudelano, Izarra o Peña Sport. ¿Cómo ha sido?

Una temporada de enriquecimiento personal. Se aprende muchísimo más en estas situaciones que en otras. El nivel de implicación y de horas metidas ha sido desorbitado, lo hemos puesto todo. Hemos trabajado sin parar, veníamos a Tajonar por la mañana y por la tarde. Nos ha servido en lo personal, pero a nivel deportivo ha sido frustrante. Veníamos en una línea en cuanto a los equipos que hemos ido cogiendo y esto es un claro parón en nuestras aspiraciones de seguir creciendo como profesionales.

Se ha encontrado un vestuario de un perfil joven, nada que ver con lo que había gestionado hasta ahora. ¿Ha notado la diferencia?

Sí, son jugadores más dispersos y a nivel personal más despreocupados. Me jode hablar en general, porque sí que hay cinco, seis o siete jugadores que realmente sí que tienen un punto de madurez diferente y entienden las cosas de otra manera. No tiene porque ser el más veterano, no es cuestión de edad, sino se trata de la maduración personal. Creo que hemos tenido una buena relación con ellos, pero sí que existe una dispersión y todavía una falta de madurez.

Usted también ha sido jugador, ¿entiende esa forma de ser?

César Monasterio (segundo entrenador) estuvo tanto en Logroñés como en Osasuna Promesas y en categorías inferiores de Osasuna 11 años. Yo estuve en la Real Sociedad B dos temporadas y media y también medio año en el Promesas y seis años en las categorías inferiores de Osasuna. Teníamos una base y un conocimiento de lo que nos podríamos encontrar. Sí que es cierto que la diferencia entre entrenar a jugadores ya más hechos y de estas edades está en las antípodas.

¿Cómo ve el proceso de Kike Barja? Subió al primer equipo, después bajó al filial y ahora es un fijo en Osasuna.

Creo que hace cuatro años hizo la pretemporada con Osasuna cuando estaba Jan Urban. Este año también estuvo con el primer equipo y en la media temporada de estar con nosotros se ha encargado de pegar puñetazos en la puerta hasta tumbarla. Es así. El mérito de su progresión es suyo. Ha tenido la suficiente paciencia y humildad como para trabajar disciplinadamente estos cuatro años y ahí tiene el premio: contrato profesional, con el primer equipo y titular en muchísimos partidos. Espero que sirva de ejemplo para otros compañeros que quizá tienen demasiada prisa y no deberían tenerla.

Otro nombre propio: Miguel Díaz. No tuvo oportunidades con Diego Martínez y bajó a jugar al filial.

Solo tenemos palabras de agradecimiento para él. Ha sido un jugador que ha tratado de aportar siempre el máximo. Ha marcado cuatro goles, que es lo que esperábamos de él en cuanto al tema goleador. No le han acompañado otros en esa faceta y eso lo hemos pagado. Está claro que tras seis meses sin participar también se le ha notado, es inevitable, pero son todo palabras buenas sobre él.

¿Qué valoración hace del cambio de grupo de los equipos navarros de Segunda B?

Nosotros ya habíamos avisado de esa circunstancia. Peña Sport e Izarra estaban como locos por jugar en este grupo porque económicamente sufren una merma importante y les entiendo. Pero a nivel deportivo no tiene nada que ver y para un filial todavía es más complicado. En las plantillas del Athletic y Real Sociedad hay mucha gente nacida en el año 95 y 96 que al final tiene tres años de experiencia en esta categoría. Eso supone un crecimiento y una diferencia con nuestro equipo brutal. Se ha notado.

Ha dado que hablar la planificación del Promesas y se han repartido culpas sobre ello. ¿Usted qué tiene que decir al respecto? ¿se encontraron el equipo ya confeccionado?

El club tenía la idea de que el año pasado habíamos tenido un División de Honor que había quedado campeón de grupo. Creyeron que esos chicos tenían que tener en este equipo una participación. Por otro lado, los fichajes que se hicieron eran de unas edades muy tempranas. Se optó por un modelo de filial que está bastante alejado a lo que los filiales hacen. Últimamente lo que hacen es tener una estructura de equipo de edades importantes y luego tener tres o cuatro jugadores potenciales a los que darles cabida.

¿Esa inexperiencia es una losa en Segunda B?

Nosotros al final hemos seguido el camino contrario, como club digo ¿eh? No voy a echar piedras sobre ningún tejado en este tema porque nosotros creo que a nivel de planificación tenemos que ser conscientes de que ha habido un error gigantesco, pero lo tenemos que asumir todos. Me enfada mucho que se le atribuya a Cata (secretario técnico) el tema de la planificación. Una persona que llega el 23 de junio al club evidentemente no se ha podido hacer cargo de la planificación de ningún equipo. Eso me enfada, porque eso no es cierto y sé que se ha dicho por ahí. Todos asumimos nuestra parte de culpa en eso. Creo que hemos cometido errores en ese sentido porque se ha visto. El nivel de la plantilla no le ha llegado ni de lejos para poder competir en igualdad de condiciones con otros equipos.

¿Cuándo se dio cuenta de que se había cometido ese error?

Sin empezar la pretemporada, allá por junio, ya detectamos ciertas carencias en el equipo que por la tardanza del mercado no fuimos capaces de corregir. En aquel momento dijimos que faltaba un jugador arriba que nos garantizase una experiencia y comentamos también que nos faltaban dos centrales porque consideramos que el nivel que teníamos en ese momento firmado no nos iba a llegar para competir en la categoría. Por lo que sea, porque era tarde o por diferentes cuestiones, no se hicieron y el equipo lo ha pagado durante el año, está clarísimo.

En los momentos más duros, ¿se ha sentido respaldado por el club?

Sí, nos hemos sentido respaldados toda la temporada por la dirección deportiva y la secretaría técnica y por la junta directiva también. En los dos o tres peores momentos de la temporada Fran Canal ha tenido el detalle de llamarnos para apoyarnos. Nos decía que estábamos haciendo las cosas bien pero que el nivel del equipo realmente no nos daba para competir de la mejor manera pero que estuviésemos tranquilos. Eso es muy muy de agradecer. Lo pasamos muy mal por ver que el equipo no funcionaba y sentirnos respaldados por la gente de arriba tranquiliza.

¿Cómo ve el salto al primer equipo de los jugadores de la cantera?

Hay jugadores en esta plantilla que tienen mucho futuro, porque hayamos hecho un año horrible no vamos a desecharlos ni mucho menos. Me enfada que la gente tenga especial prisa con ellos, porque creo que cada uno tiene que llevar su proceso, entiendo que no es el momento. Mi percepción es que la gente no está madura ni preparada del todo para hacerlo.

Varios futbolistas entrenan habitualmente con el primer equipo. ¿Ve a alguno preparado para debutar en Segunda?

Creo que hay que tener paciencia. Diego es una persona súper capaz y ya sabe de qué va esto. Ha estado en otro filial y ahora está en un primer equipo. Sabe cómo es perfectamente esta dinámica del salto del filial. El caso de Kike Barja ha sido sintomático. Pasó de la Segunda B a la Segunda A con el ritmo de la Segunda División. La percepción que ha tenido Diego en los entrenamientos de Kike Barja y viendo sus partidos era que estaba preparado para competir ya en esa categoría. Ahora mismo no entiende que existan otros jugadores que estén en ese nivel y nosotros respaldamos esa decisión.

Termina contrato en junio. ¿Cuál va a ser su futuro?

No lo sabemos. Evidentemente llevamos 24 puntos y llevamos demasiados años en esto como para no saber que eso es un hándicap que corre en nuestra contra. Lo que nos avala es el trabajo que hemos desarrollado durante el año en condiciones durísimas.

¿A qué se refiere?

Porque al final la semana a semana teníamos un resultado negativo. Tienes que levantarte, venir aquí y poner la mejor de tus caras para empezar una nueva semana, y levantar a un equipo que durante muchísimos momentos de la temporada ha estado muy jodido. Encima en unas edades que cuesta levantar el ánimo psicológicamente.

¿El aspecto mental ha sido determinante?

Ha sido brutal, es un trabajo continuo en ese aspecto. No hemos dejado nunca que el equipo se cayese. Podemos decir muchas cosas, de sus cualidades y sus defectos, pero lo que no podemos decir es que este equipo no ha competido todos los partidos de la mejor manera, hasta el último minuto.

¿No le han dicho nada entonces desde el club?

No. Supongo que esperarán a final de temporada para tomar la decisión.

¿Usted quiere seguir?

A nosotros nos encantaría continuar porque entendemos además que se nos contrató como entrenadores formativos y creemos que un contrato de un año es para sacar un resultado en un momento puntual. Entonces creemos que tenemos mucho que aportar. Tenemos el conocimiento de los jugadores que están aquí, hemos evolucionado mucho con jugadores potenciales para el futuro de Osasuna y queremos seguir haciéndolo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE