Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pedja Vasiljevic

Uno de los suyos

Al menos 25 exjugadores del primer equipo han tomado las riendas del banquillo como entrenadores; Vasiljevic, sin experiencia previa, jugó en Osasuna en dos etapas entre 1994 y 1996 y en la campaña 1999-2000

Ampliar Uno de los suyos
Uno de los suyos
Actualizado el 13/01/2017 a las 12:21
Que un exjugador de Osasuna coja las riendas del equipo como entrenador no es nada raro. Ha sucedido muchas veces a lo largo de la historia del club navarro, que curiosamente empezó en 1920 siendo entrenado por Joaquín Rasero, portero, entrenador y presidente. Desde ese momento al menos han sido 25 los exjugadores del primer equipo que en algún momento, mientras eran jugadores o con posterioridad, han tenido la oportunidad de dirigirlo como entrenadores. Vasiljevic es el número 25 de la historia, aunque siempre con el margen de error que da la dificultad de contrastar algunos datos sobre todo de las primeras épocas del club, donde era muy habitual la figura del jugador-entrenador.
El segundo técnico que Osasuna tuvo en su historia fue alemán, un tipo llamado Walter Gerbart, que aunque llegó para ser entrenador a mediados de los años 20 sí que jugó también unos pocos partidos. En aquella época el club estaba dando sus primeros pasos y apenas contaba con estructura, algo similar a lo que ocurre hoy en día en muchos clubes de regional.
Sin embargo la tradición no se ha terminado de romper nunca, aunque sí ha evolucionado. De la figura del jugador-entrenador se fue pasando a la de jugador ya retirado que, años después, regresaba para ser entrenador.
Solo hay que mirar las últimas temporadas para darse cuenta de que contratar a exjugadores para dirigir a Osasuna es algo frecuente. Javier Aguirre, Cuco Ziganda, Jan Urban, Jose Manuel Mateo o Enrique Martín cumplen ese perfil de futbolista que ha pasado por el club y regresa para mandar desde el banquillo. Y los resultados no han sido malos porque con Aguirre el equipo llegó a la Champions y a una final de la Copa del Rey, con el Cuco se alcanzaron unas semifinales de la Uefa y con Martín se evitó el descenso a Segunda B y se regresó a Primera.
Vasiljevic llega para recoger esa tradición de exjugadores y lo hace sin apenas experiencia previa, solo su paso por Liga Nacional y División de Honor como ayudante. Una apuesta arriesgada pero desde desde luego muy habitual en Osasuna.
volver arriba

Activar Notificaciones