Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mundial de fútbol

César Azpilicueta, liderazgo y experiencia para la selección en Catar

Su trayectoria le avala: con 20 años dejó Osasuna para emprender una aventura que le ha llevado a ganar todos los títulos posibles

Ampliar El defensa de la selección española César Azpilicueta lucha con Rafael Leao, de Portugal, durante el partido de la Liga de Naciones
César Azpilicueta lucha con Rafael Leao, de Portugal, durante un partido de la Liga de NacionesEFE
Publicado el 14/11/2022 a las 06:00
Sus cifras y logros hablan por él. En febrero se convirtió en el único futbolista del Chelsea en conquistar todos los títulos posibles, en una trayectoria futbolística que arrancó en 2007 en Osasuna y que ya supera los 700 encuentros oficiales. 
Pero a sus 33 años, César Azpilicueta se mantiene en la élite gracias a su físico y su expeciencia e inteligencia en el terreno de juego. Para cualquier entrenador ha sido indispensable y Luis Enrique no iba a ser menos. 
Es el tipo de futbolista que uno quiere tener cerca, juegue o no juegue, porque el navarro es de los que siempre suma, tanto en el verde como en el vestuario.
Han pasado dos décadas desde que aquel chaval de Zizur Mayor ingresó en la escuela de Tajonar con el sueño compartido con sus compañeros de llegar un día a debutar con Osasuna. 
Sucedió en un partido de Copa en febrero de 2007. Tenía 17 años, pero tanta personalidad y madurez que en 2010, con 20 años, ya alcanzaba el centenar de partidos como futbolista del primer equipo. 
Tras tres temporadas y solo 20 años ya tenía claro que su etapa en El Sadar había terminado y que era el momento de emprender nuevas aventuras y seguir creciendo. Pero para entender al futbolista que es hoy en día, es fundamental ese paso, el hecho de salir de casa sin cumplir los 21 y llevar 12 años curtiéndose primero en un escenario tan complejo como Marsella y después en la máxima exigencia que suponen la Premier y el Chelsea
En el Olympique cayó lesionado al poco de llegar, al romperse el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Estuvo seis meses de baja, pero en el caso de Azpilicueta todo suma, y el lateral derecho regresó con todas las garantías para hacerse con el puesto y ganar cuatro títulos. 
Su valedor, nada menos que el actual seleccionador de Francia. A las órdenes de Didier Deschamps, el navarro jugó 68 encuentros a pesar de haberse roto la rodilla. Entonces fue cuando el Chelsea que entrenaba Roberto Di Matteo hizo una oferta para ficharle. 
A cambio de 10 millones, se le abrían las puertas de la Premier con 22 años. Para entonces Azpilicueta ya había sido campeón de Europa sub-19 y 21 con España y ese verano formó parte de la selección española que disputó los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la ciudad que se ha convertido en su casa desde aquel año. Le quedaba el debut con La Roja, algo que llegó en un amistoso contra Uruguay en 2013 cuando disfrutó de la primera de sus 41 internacionalidades hasta el momento.
Fue José Mourinho, a quien le costó convencer para ser titular y quien le trasladó al lateral izquierdo, el que dio la mejor definición de lo que es el navarro para cualquier equipo. "Azpilicueta es el tipo de jugador que me gusta mucho. Creo que un equipo con once Azpilicuetas podríamos ganar la Liga de Campeones, porque el fútbol no es una cuestión solo de talento", dijo. 
Desde esa temporada, Azpilicueta no ha hecho más que ganar títulos,. Por cierto, que en 2021 ganó la Liga de Campeones y con solo un Azpilicueta en el campo. Para entender del rendimiento de este lateral polivalente otro dato. 
Desde que llegó a Londres, no ha bajado de los 40 partidos disputados por temporada. Luis Enrique sabe lo que le puede aportar Azpilicueta y eso lo demostró antes de la Eurocopa de 2021. Durante dos largos años no contó con el de Zizur Mayor y a los aficionados les sorprendió su presencia en la lista de la Euro, pero el seleccionador sabía que para hacer grupo, para motivar a los futbolistas, para mantener la unidad si los resultados eran esquivos, necesitaba un capitán en el vestuario. Y de eso Azpilicueta sabe un rato.

Así ve Javier Clemente, seleccionador de España 1992-98, a Azpilicueta

Es la sobriedad en la defensa. Un todoterreno que cumple siempre. Es de esos jugadores que hasta cuando juega mal no lo ha hecho mal. Es polivalente y se amolda al puesto en el que le hagan jugar. Es además un gran jugador de club, de los que está siempre ahí y es en todo momento un seguro".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora