Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fútbol

El navarro Nico Williams, el héroe del Athletic en Riad: "Nunca imaginé vivir esto"

"Vi el balón muerto y que era una oportunidad de marcar; me entró el miedo a fallarla, pero tuve pausa", evoca sobre el decisivo gol de Arabia

Ampliar Nico Williams, en el partido de Supercopa
Nico Williams, en el partido de SupercopaReuters | Albert Gea
  • COLPISA. Javier Ortiz de Lazcano
Actualizado el 15/01/2022 a las 09:05
Nico Williams estaba entusiasmado este viernes por la mañana en el hotel Movenpick. El cansancio y los nervios de la semifinal ante el Atlético de Madrid no hacían mella en su emocionado rostro juvenil de 19 años. El pequeño de los Williams es el héroe de Riad, el autor del gol que metió al Athletic en su segunda final de Supercopa consecutiva. Su diana entronca con la importancia de la del gol de Berchiche al Granada en la Copa o los dos de Raúl García la pasada campaña en la semifinal de este torneo ante el Real Madrid. "Nunca me imaginé vivir esto. Meter un gol en una semifinal, con tu hermano en el campo y tu familia (su madre y su tía, a las que se abrazó al acabar el partido) apoyándote en la grada es algo alucinante. No tengo palabras de agradecimiento para todos", destacó. Y siguió con los sentimientos a flor de piel. "Estoy muy emocionado por compartirlo con Iñaki, espero que sean muchos más. Es un momento inolvidable para los dos hermanos", agregó el canterano rojiblanco.
El extremo apareció en el primer equipo como un jugador con desborde y regate, una suerte que solo Muniain practica con regularidad. Ahora además llegan los goles, dos en Mancha Real y el tanto de oro ante el Atlético. "Marcelino me ha dicho muchas veces que me faltaba la pausa para definir las ocasiones. Es algo que he trabajado mucho en los entrenamientos".
Nico es un jugador que lo hace todo a muchísima velocidad en el campo. Sin embargo, en el momento de la verdad tuvo esa pausa que le pide Marcelino para detectar el hueco en medio de un bosque de piernas y colocar la pelota inalcanzable para Oblak: "Veo el balón muerto y que es una oportunidad de meter gol. Me entró el miedo de fallarla, pero tuve pausa para definir".
La celebración fue incontenible. "Es el gol más importante de mi carrera, pero espero dar muchos más al Athletic. Me queda muchísimo, tengo que trabajar mucho más y espero poder dar muchas más alegrías", reconoció.
Su carrera es como su juego, todos a la velocidad del rayo. Hace un año estaba en el filial. Marcelino le reclutó, le hizo debutar en el tramo final de la pasada campaña, le subió al primer equipo y le ha convertido en una de sus piezas claves. Entre Liga, Copa y Supercopa ha disputado 23 partidos, siete de ellos como titular. "Estoy muy agradecido al míster".
El número de titularidades es un detalle de importancia crucial para la situación contractual del extremo. Cuando llegue a los diez encuentros en el once inicial con el primer equipo pasará a tener ficha de esa formación, condición de la que ahora no goza como se aprecia en su dorsal. Los números por encima del 25 son para los jugadores con ficha del filial. Nico luce el 30.
En el momento en el que tenga ficha con el primer equipo se aplica una cláusula del contrato que este periódico desveló en mayo de 2020. Según el acuerdo, deja de tener vigor el actual y se constituye una nueva relación laboral. Se extiende durante tres campañas, incluido el curso en el que se le dé ficha profesional. Esto significa que su acuerdo con el club finalizará el 30 de junio de 2024. La cláusula de rescisión crece hasta los 50 millones. Este viernes reiteró que se marca como objetivo "estar muchos años en el Athletic".
Rafa Alkorta, el director deportivo del club bilbaíno, está tranquilo: "Está bien atado. Está en progresión. Cada día le vemos cosas difíciles en un chico de su edad. Iñaki hace una labor fantástica con él y cada vez que juega aporta velocidad, desborde y valentía".
volver arriba

Activar Notificaciones