Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Rep. Checa-Dinamarca (Sáb. 18h.)

La República Checa y Dinamarca quieren volver a los 90

Ambas selecciones se presentan ante la ocasión de colarse en una semifinal de un gran torneo tres décadas después

Los jugadores de la República Checa se ejercitan en el estadio de Baku
Los jugadores de la República Checa se ejercitan en el estadio de BakuEFE
  • EFE. Copenhague/Madrid
Actualizado el 03/07/2021 a las 16:20
Berger, Nedved, Poborský, Smicer, Brian Laudrup o Peter Schmeichel son solo algunos nombres de la República Checa y Dinamarca que formaron parte de dos selecciones históricas que harán de espejo para sus herederas este sábado 3 de julio en el Baku Olympic Stadium, donde tanto el equipo de Jaroslav Silhavy como el de Kasper Hjulmand buscarán reflejarse en el espejo del pasado.
Dinamarca, campeona por sorpresa en Suecia 1992, y la República Checa, subcampeona en Inglaterra 1996 ya como país separado de Eslovaquia, cosecharon sus mejores resultados en aquellos ya lejanos años noventa, en los que ambas selecciones, pese no ser favoritas para casi nadie, dieron la campanada.
Décadas después, se enfrentarán por segunda vez en la historia de una Eurocopa para acceder a las semifinales. Anteriormente, también se vieron las caras en cuartos de final en Portugal 2004 con victoria para la República Checa (3-0), que finalmente acabó en la tercera plaza.
Desde entonces, tanto daneses como checos han sido prácticamente invisibles en todos los torneos y se encuentran ante una oportunidad única de colocarse entre los cuatro mejores de Europa. Y, ambos, lo harán con buenas sensaciones.
La República Checa llega a la cita después de superar a los Países Bajos en octavos de final. Ganó con solvencia, 0-2, ayudado por la expulsión de Matthijs de Ligt y gracias a los tantos de Tomas Holes y de Patrik Schick, que alcanzó los cuatro en el torneo para colocarse a solo uno de Cristiano Ronaldo.
Schick será el arma principal del cuadro centroeuropeo, que sólo tiene una duda, la de su capitán Vladimír Darida, que no pudo jugar ante los Países Bajos por unas molestias. El capitán checo tiene opciones de regresar al once después de completar dos entrenamientos consecutivos con el grupo.
Si finalmente no llega a la cita, su sustituto será Antonin Barak, que suplió con éxito a Darida en los octavos de final. El resto de jugadores checos está al cien por cien y Silhavy podría repetir el 4-3-3 con casi los mismos que eliminaron a los Países Bajos.
La goleada a Gales en cuartos ha disparado las expectativas de Dinamarca, que se cree capaz de llegar muy lejos en una Eurocopa en la que se ha sabido sobreponer de forma admirable a la pérdida desde el primer partido por un problema cardíaco de su máxima estrella, Christian Eriksen.
La "Dinamita roja" se siente muy segura con el 5-2-3 implantado en los últimos tres partidos por Hjulmand, un sistema muy flexible en el que el central Andreas Christensen sube con frecuencia al medio para lograr superioridad. Y en el que el joven Damsgaard ha hecho olvidar al "diez" de Dinamarca.
Hjulmand también se ha visto obligado a otras modificaciones por lesiones o enfermedad, pero el equipo no se ha resentido. Contra Gales, Dolberg sustituyó en la delantera al tocado Poulsen, hasta entonces máximo goleador del equipo. Y respondió con dos tantos.
Aunque hay varios jugadores que arrastran molestias como el capitán Simon Kjær, Hjulmand da por hecho que todos estarán recuperados para jugar el sábado frente a la República Checa, un rival al que ha elogiado por su intensidad y su fuerza colectiva. Incluso ha dicho que habría preferido jugar contra Holanda.
Parte del éxito se debe a que ha jugado los tres partidos de grupo en el Parken de Copenhague. Y el de octavos en Amsterdam lo hizo con mayoría de público danés por la negativa de los Países Bajos a dejar viajar a hinchas galeses por la pandemia de coronavirus. En Bakú, en cambio, Dinamarca tendrá un apoyo mucho más modesto y será visitante por primera vez en un torneo que vivirá una eliminatoria con la vista atrás en los éxitos del pasado que ambos rivales quieren repetir.

Alineaciones probables
República Checa: Vaclík; Coifal, Celustka, Kalas, Boril; Soucek, Holes; Masopust, Darida o Barak, Sevcik; y Schick.
Dinamarca: Schmeichel; Wass, Kjær, Christensen, Vestergaard, Maehle; Delaney, Højbjerg; Braithwaite, Poulsen o Dolberg, Damsgaard.
Árbitro: Björn Kuipers (Países Bajos).
Estadio: Baku Olympic Stadium (Azerbaiyán).

ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones