Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Grupo C

Goran Pandev, veteranía que garantiza gol

El atacante de Macedonia del Norte anotó en el estreno de su selección a un mes de cumplir los 38 años

Goran Pandev, veteranía que garantiza gol
  • EFE. Viena
Actualizado el 14/06/2021 a las 18:47
A un mes de cumplir 38 años, el veterano delantero Goran Pandev todavía tiene gasolina para liderar a Macedonia del Norte y convertirse, de paso, en el segundo goleador de mayor edad de toda la historia de la Eurocopa.
Pese a la derrota el domingo ante Austria (3-1) en su partido inaugural de la competición, Pandev inscribió su nombre en los libros de historia con el primer tanto de Macedonia del Norte en una competición continental.
Ese tanto también lo convirtió en el segundo goleador más veterano en marcar en una Eurocopa, sólo superado por el austríaco Ivica Vastic, que transformó un penalti en el torneo de 2008 con 38 años.
Considerado el mejor jugador macedonio de la historia, la relación entre Pandev y su selección no fue siempre la mejor, y es que, como en todos los compromisos de larga duración, hubo buenos y malos momentos.
ORÍGENES HUMILDES
Criado en el seno de una familia humilde, con padre hostelero y madre trabajadora en una fábrica del sector textil, el ariete soñó con ser futbolista desde pequeño.
Con solo 18 años dio el salto a la Serie A italiana y, tras una primera temporada en la que no disputó ni un minuto con el Inter de Milán, se hizo un nombre en el Lazio, donde levantó una Copa de Italia y anotó 64 goles en 189 partidos.
Pandev llegó a Italia en 2001, poco después de que su país estuviese al borde de una guerra civil por los enfrentamientos entre una guerrilla albanomacedonia y las fuerzas de seguridad.
"Los primeros años en Italia fueron duros, pero tremendamente instructivos", recuerda el atacante, que también tiene la nacionalidad italiana.
En este tiempo, Pandev, que siempre destacó por su tranquila personalidad, modestia y trabajo en el campo, fue creciendo también junto a la selección y para 2009, ocho años después de su debut, ya era el máximo goleador histórico.
APUESTA POR EL TALENTO NACIONAL
2010 fue un año muy importante para Pandev, quien, luego de regresar al Inter, consiguió levantar el triplete italiano, convirtiéndose así en el tercer jugador macedonio en ganar una Liga de Campeones.
La mente del ariete, sin embargo, estaba en su país y ese mismo año decidió fundar, junto a uno de sus primeros entrenadores, el Akademija Pandev, un club en su Strumica natal.
En un principio el objetivo de Pandev era invertir toda su fortuna generada en Italia, en crear un club en el que los jóvenes talentos de Macedonia pudieran formarse.
Sin embargo, el proyecto ha evolucionado y ahora es un club asentado en la Primera división macedonia, hasta el punto de que ganó hace dos temporadas la copa y participó en la fase preliminar para entrar en la Liga Europa.
DIVORCIO Y REENCUENTRO CON LA SELECCIÓN
Luego de muchos años de relación irregular, en la que Pandev nunca consiguió trasladar su rendimiento en clubes a nivel nacional, el delantero decidió abandonar la selección en octubre de 2013 después de una desastrosa derrota contra Serbia (5-1).
Pandev estaba muy molesto con su federación nacional, a la que acusaba de mala gestión y falta de inversión, y decidió dar un paso al lado, alegando que, si él era el responsable de los malos resultados sobre el campo, lo mejor era que dejara de jugar.
Dos años después, con Macedonia hundida en el puesto 132 de 208 de la lista de la FIFA, el entonces nuevo seleccionador nacional Igor Angelovski tomó un vuelo a Génova, donde juega Pandev, para convencerle de regresar.
El proceso fue lento, pero el cambio de aires y el nuevo proyecto presentado convenció al delantero, que en marzo del año siguiente volvía a defender los colores de su selección.
"Es el mejor jugador de nuestra historia y estoy feliz y agradecido de que aceptara volver con nosotros como un líder, tanto dentro como fuera del campo", aseguraba el entrenador.
UNA GESTA HISTÓRICA
La vuelta del hijo pródigo no fue un camino de rosas, pero Pandev, ya en el ocaso de su carrera, tomó la decisión de alargar de posponer su retiro con un único objetivo en mente: clasificar para la Eurocopa.
Tras unos años de adaptación y duro trabajo, el 12 de noviembre de 2020 se hizo historia. Pandev anotaba en el minuto 56 un solitario gol ante Georgia (0-1) que sellaba la inédita clasificación europea de su país.
Con una derrota en su casillero y dos partidos por delante en la fase de grupos, la participación en una Eurocopa ya es un regalo para los dos millones de habitantes de Macedonia del Norte.
"Mi idea es retirarme después de la Eurocopa, pero no tengo nada claro aún", reconocía Pandev el pasado febrero.
Cuelgue las botas o no, lo único claro es que tendrán que pasar muchos años hasta que Macedonia del Norte encuentre a un jugador como Pandev, referente dentro y fuera de los terrenos de juego.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones