Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Beti Kozkor

Raúl Erice: “Me impactó volver a jugar en el campo donde me lesioné”

Una rotura en el ligamento cruzado anterior en su rodilla derecha contra el Txantrea le ha tenido apartado del terreno de juego 455 días. Tuvo dudas en regresar pero, ante el mismo rival y en el mismo lugar, volvió a ser titular

Foto de Raúl Erice antes de empezar el entrenamiento del pasado martes en El Plazaola de Lekunberri.
Raúl Erice antes de empezar el entrenamiento del pasado martes en El Plazaola de Lekunberri.
Diego Alonso
  • Diego Alonso
Actualizada 22/01/2021 a las 06:00

El 5 de octubre de 2019, Raúl Erice (Irañeta, 1988), sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha en un partido contra el Txantrea. Era la séptima jornada de la temporada pasada . Corría el minuto 32 y el Beti Kozkor ya iba ganando 0-1 gracias al gol de Orgi Soroa. En ese instante, Raúl Erice se disponía a colgar un centro lateral, pero, un crujido al apoyar la pierna en el suelo le hizo marearse y darse cuenta de que algo iba mal. Se mareó un poco incluso. Los pronósticos fueron los peores, se había roto el ligamento. De aquel momento han pasado 455. A sus 32 años, Erice tuvo dudas en si merecía la pena volver a jugar al fútbol y se ha dado cuenta de que sí. Ya jugó 20 minutos en Corella al principio del 2021, pero el pasado sábado, en el mismo campo donde se produjo la lesión, el centrocampista del Beti Kozkor volvió a ser titular en el equipo de Lekunberri. Además, tuvo un regreso perfecto porque los de Rodri Fernández se reencontraron con la victoria después de ganar 0-2 al Txantrea.

¿En qué pensó cuando sabía que iba volver a jugar en el campo donde se lesionó de gravedad?
Fue un partido muy especial. Al llegar al campo del Txantrea, me impactó un poco recordar que ahí me lesioné. De hecho, tengo cuatro sobrinos y uno de ellos me dijo antes de irme que tuviese cuidado para que no me pasara nada. Se acordaban de lo que me pasó. Sin embargo, una vez que empecé a calentar, ya ni me acordaba de la lesión que sufrí.

¿Cómo ha sido la fase de recuperación?
Los dos primeros meses fueron los más duros. Yo vivo con mis padres y, durante el primer mes, ellos me tenían que llevar cuatro o cinco días a la semana a la Clínica San Miguel. Mi padre me tenía que esperar las dos o tres horas que duraba la rehabilitación en el coche. Eso fue lo más duro para mí. Cuando ya pasaron los dos primeros meses, ya mejoró la situación porque podía coger el coche y ya era más autónomo. De todos modos, agradezco a mi familia por ayudarme y apoyarme en los malos momentos.

¿Cómo fue la operación?
Me operaron el 11 de diciembre y el cirujano me dijo que había salido todo muy bien. En las revisiones de cada tres meses no hubo ningún contratiempo, aunque es cierto que le he metido muchas horas para recuperarme bien de la lesión.

¿Qué le hicieron?
Me quitaron parte del isquiotibial de la pierna derecha con un corte y me hicieron una especie de trenza para unir el cruzado.

¿Le dijeron cuándo podría volver?
Me dijeron que un profesional suele estar unos seis meses lesionado, pero yo y mis compañeros no lo somos. Me animaron que igual para la fase de ascenso podía llegar. De hecho tuve, el alta federativa para entonces, pero no estaba físicamente al 100% como para jugar. La rodilla estaba recuperada pero yo no estaba en forma.

¿Pensó en dejar el fútbol?
Tengo 32 años y sí que le di alguna vuelta. Pensé en si merecía la pena seguir porque, al final, yo soy eventual y otra lesión de ese estilo puede afectarme al trabajo. Pensaba más en el tema laboral que en el físico, porque me veo muy bien y aguanto sin problema.

¿Qué hacía durante los meses de recuperación al margen de la rehabilitación?
Tengo la suerte de vivir en el pueblo y tener un jardín donde podía correr, tocar el balón e incluso hacía pases con mi padre. También, me dejaron un rodillo y, como ya tenía una bicicleta de carretera, metí muchas horas en hacer rodillo. Además, me compré material para hacer ejercicios de fuerza y resistencia con gomas y demás. En el cuarto mes de recuperación, iba mucho al monte porque me dijeron que era bueno. Subía a San Donato o a San Miguel, que los tengo aquí cerca, casi todos los días.

¿Le cambió la lesión su día a día?
Cuando me rompí el cruzado, yo trabajaba en Magotteaux (una fundición en Urdiáin). Se me acababa el contrato el 22 de diciembre y a mí me operaron el once. Como era normal por estar de baja, no me renovaron. Pero me dijeron que cuando estuviese de nuevo disponible y apto para trabajar que me llamarían de nuevo. En abril, antes de que ya estuviese recuperado, ya me habían preguntado, pero todavía no estaba disponible. Volví a trabajar en septiembre.

¿Le afectó el confinamiento?
Sí. Perdí casi un mes en mi proceso de recuperación. Cogí un poco de miedo a ir a la rehabilitación y decidí seguirla en casa, pero no es lo mismo y frené la progresión.

¿Qué sensaciones tuvo después de tanto tiempo sin jugar?
Las sensaciones fueron muy buenas. Al principio, sí que pensé en que llevaba mucho tiempo sin competir, pero cuando pitó el árbitro, se me olvidó todo. Fui fuerte a todas las acciones, saltaba sin miedo y demás. No tengo ni dolor ni se me hincha así que puedo decir que la recuperación ha ido muy bien.

¿Tiene miedo de volver a lesionarse
Miedo no. Veo que tengo bien la rodilla y no le quiero dar más vueltas a la lesión. Si un día tiene que pasar, que espero que no, pasará. Pero tampoco voy a ir con miedo porque al final cuando vas con poca tensión es cuando más probabilidades tienes de romperte. Intentó ir fuerte y entrenar a tope.

¿Se le ha hecho largo?
Tenía muchas ganas de jugar. Llevaba ya varios meses en los que me encontraba bien. Desde finales de noviembre y principios de diciembre, yo me veía en condiciones de jugar y se lo dije a Rodri. Reconozco que hay mucha competencia en el centro del campo y es difícil afianzarse con el puesto. Al final, las oportunidades llegan, como pasó el sábado pasado, y la rodilla respondió muy bien. A ver si poco a poco puedo jugar más de continuo.

En lo deportivo, lograron un triunfo que necesitaban.
Sí. Estamos mal acostumbrados porque el primer año en Tercera nos mantuvimos con holgura y llevamos dos años jugando la fase de ascenso. Parece que el objetivo tiene que ser el playoff o incluso el ascenso, pero hay que ser realista. Somos un equipo pequeño de pueblo y tenemos que saber de dónde venimos. Ahora estamos en mitad de la clasificación y puede parecer extraño porque no estamos acostumbrados. Llevamos cuatro años haciendo las cosas muy bien y nos piden que estemos arriba, pero también hay que ver el resto de equipos. Hay clubes muy buenos por ahí y todos sabemos cómo es el fútbol.

¿Qué le parece cómo se está jugando al fútbol con el tema del coronavirus?
Yo creo que no somos nada conscientes de lo que tenemos encima. Veo por redes que hay gente irresponsable. Yo vivo con mis padres e igual por eso soy un poco más consciente. Ellos tienen una edad y no puedo hacer el tonto. Yo entreno con mascarilla siempre, salvo en algún ejercicio más físico que requiera respirar mejor que me la quito, pero estoy muy concienciado en ese sentido.

DNI

Nombre. Raúl Erice Juango.

Fecha de nacimiento. 28 de junio de 1988. Vive en Irañeta, pueblo de la Barranca.

Trayectoria. Jugó en el filial del Xota de fútbol sala, llegando a debutar con el primer equipo. Tras un paso por Estella, se cambió al fútbol campo vistiendo la camiseta del Elgoibar y el Lagun Artea. Este año cumple su quinta temporada en el Beti Kozkor de Lekunberri.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE