Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Betis 2-2 Granada

Reparto de puntos en el Villamarín en un final de partido loco

El empate de Soldado sobre la bocina pone en duda el futuro de 'Rubi' en el banquillo verdiblanco

Los jugadores del Granada celebran el tanto del empate de Roberto Soldado en el descuento del choque contra el Betis en el Villamarín.
Los jugadores del Granada celebran el tanto del empate de Roberto Soldado en el descuento del choque contra el Betis en el Villamarín.
EFE
  • EFE. Sevilla
Actualizada 16/06/2020 a las 09:28

El Betis y el Granada empataron 2-2 un partido en el que tres de los goles llegaron en una recta final en la que Roberto Soldado, en el tiempo añadido, hizo estéril la remontada de los verdiblancos, con lo que se mantienen las dudas sobre el futuro del técnico local, Joan Francesc Ferrer 'Rubi'.

El 2-2 deja al Betis con muy pocas opciones de luchar por Europa y frena al Granada en esas mismas aspiraciones tras un choque en el que Carlos Fernández adelantó a los granadinos en la primera mitad, aunque en el tramo final Canales, de penalti, y Tello le dieron la vuelta al partido hasta que Soldado devolvió las tablas al marcador.

En el primer partido a puerta cerrada en el Villamarín, sin el aliento para los locales de sus más de 50.000 socios, se medían dos equipos en situaciones opuestas, con el Betis obligado a resarcirse de su penosa imagen ante el Sevilla (2-0) y su entrenador Rubi muy cuestionado, y el Granada en alza y soñando con puestos europeos.

En entredicho por el ridículo hecho en el Sánchez Pizjuán, donde su equipo nunca compitió tras tres meses de parón, Joan Francesc Ferrer 'Rubi' revolucionó su once con hasta siete cambios (Pedraza, Mandi y Feddal atrás, los medios Guardado y Édgar y Joaquín y Loren arriba) por los 'damnificados' del derbi, ante un Granada con bajas sensibles en el medio campo, sin Gonalons ni el venezolano Herrera.

La cita, crucial para el futuro del técnico catalán y para las lejanas opciones verdiblancas de luchar por Europa, comenzó con los de Diego Martínez muy serios y presionando arriba, demostrando su condición de rival sólido y muy ordenado, frente a un equipo bético que buscó las bandas, pero sin demasiada claridad ni velocidad.

Los rojiblancos, con un recompuesto centro del campo muy potente con el camerunés Yan Eteki y el nigeriano Ramón Azeez, fueron los primeros en acercarse al gol con un fuerte tiro con la derecha y desde la frontal del área de Antonio Puertas, que volvió tras su sanción, pero Joel Robles lo desvió sin problemas a los 9 minutos.

La buena presión del Granada, un equipo superdisciplinado y en el que trabajan todos, nubló las ideas del Betis, que no supo desarbolar el organizado sistema del cuadro de Diego Martínez y apenas creó un par de acciones de verdadero peligro.

Édgar González lo intentó de cabeza a los 27 minutos a la salida de un córner, pero fueron los granadinos, con más rapidez en sus líneas de ataque y al aprovechar pérdidas de balón de los locales, los que golpearon primero con un gol de Carlos Fernández, cedido en el Granada por el Sevilla, al filo de la media hora.

El canterano sevillista, artífice de la remontada ante el Getafe (2-1), demostró estar en racha al hacer el 0-1 tras un pase atrás de Antonio Puertas después de una contra lanzada por Azeez, que aprovechó una pelota perdida por Joaquín en un pase horizontal.

A partir de ahí, los verdiblancos, sin el ritmo adecuado y atenazados, atrapados en su propia impotencia, buscaron reaccionar, pero les faltó la determinación y la profundidad necesarias para igualar el choque, al impedirlo sin demasiados apuros el meta luso Rui Silva en sendos tiros lejanos de Loren y del galo Nabil Fekir.

En la reanudación, apenas varió el guión. Los granadinistas siguieron a lo suyo, apretando a un medio campo bético sin chispa y al que le costó un mundo generar peligro ante el área visitante.

Esto facilitó el trabajo en defensa del Granada, que defendió su renta y casi no se proyectó en ataque en esta segunda mitad, para parar los intermitentes intentos ofensivos de los béticos, con disparos lejanos de Pedraza, detenido por Rui silva, y de Sergio Canales en el 76, que salió cerca del poste izquierdo.

Sin brillantez ninguna en el juego, y ya con el carrusel de cambios en ambos equipos, el Betis tuvo el mérito de mantener la fe, lo que le dio sus frutos a 5 minutos del final al empatar Canales, tras convertir un penalti por agarrón de la camiseta de Borja Iglesias por parte de Vallejo.

El Betis tiró de orgullo para lograr, tres minutos después, la remontada al marcar el 2-1 Cristian Tello de un disparo desde fuera del área que superó un bosque de piernas para colarse en la meta de Rui Silva, pero el Granada no se rindió y aprovechó la endeblez defensiva local para igualar con el 2-2 de Soldado, al empalmar, completamente solo, un balón tras un córner. Al final, el futuro de Rubi sigue en el aire.

 

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE