Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

MINUTO 91

La sonrisa de Luis Sabalza

La opinión de Javier Ubago sobre el estado de salud del fútbol navarro

Foto de Javier Ubago
Foto de Javier Ubago
  • Javier Ubago
Actualizado el 25/03/2019 a las 07:47
Sonará a peloteo. Nada más lejos de la realidad actual disfruto con la sonrisa que alegra la cara de Luis Sabalza Iriarte, presidente de Osasuna desde diciembre de 2014. Sabalza y su junta directiva (con algunas caras nuevas de entonces a ahora) ha conseguido enderezar el rumbo de un club que iba directo hacia la desaparición, y cuatro años y tres meses después camina hacia un futuro que puede ser, y debe ser, muy esperanzador.
Sabalza se atrevió, y se mostró dispuesto en ese momento, a ser la cabeza visible de una entidad deportiva moribunda, con un sector de la prensa reticente, una afición engañada por la pésima gestión económica llevada a cabo por dos presidentes anteriores, haciendo frente a una serie de denuncias que se le presentaron al club en los juzgados. Tuvo que tomar decisiones importantes, algunas en contra de su voluntad por el bien de Osasuna, y supo admitir los errores públicamente, rectificar y evitar repetirlos.
Se vio obligado a vender el patrimonio del club para poner a salvo el resto de la entidad deportiva; tragó con todas las críticas que recibió en sus primeros años en la poltrona; no le tembló el pulso para despedir a dos directivos que cuestionaban su gestión; y pelea con alma y corazón por encontrar una estabilidad económica y deportiva que se antojaba muy difícil y que, poco a poco, se va haciendo realidad.
Apasionado de la lectura, conocedor de la cultura y geografía navarra, sus principales aficiones son el paseo diario y la cocina, de la que esconde sus secretos. Con su junta directiva es cercano, dialogante, cariñoso, respetando la parcela otorgada a cada directivo y consultando y consensuando cada decisión que se toma. No obstante, sus dos mejores ‘goles’ han sido convencer a los socios y compromisarios para hacer la remodelación del estadio del Sadar y a los políticos del Gobierno Foral para la firma del aval de las obras.
Su osasunismo no da lugar a dudas; Luis Sabalza ocupó el cargo de defensor del socio de 1998 a 2012, y actualmente es el socio número 673. Marden, escritor autodidacta estadounidense, decía que “la sonrisa es una verdadera fuerza vital, la única capaz de mover lo inconmovible”.
El presi no la pierde ni oculta, pese a la derrota del equipo rojillo el pasado viernes en Tenerife.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones