Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Aspil Jumpers

Una vuelta extraña, pero segura al Ciudad de Tudela para equipo y aficionados del Ribera Navarra

Después de siete meses, el Ribera Navarra jugó el sábado el primer partido con público en el Ciudad de Tudela

Foto de un grupo de aficionados del Aspil Jumpers Ribera Navarra pasando por la cámara térmica a la entrada a un partido.
Un grupo de aficionados pasa por la cámara térmica a la entrada al partido.
  • Carla López
Actualizada 08/10/2020 a las 06:00

Se acabaron los choques de manos. Se acabaron los abrazos. Se acabaron los sonidos de las vuvuzelas. Y todo por una vuelta post-covid segura a la ‘Caldera’. Después de siete meses, el Ciudad de Tudela volvía a cobrar vida, aunque no en los mismos términos, y había que tenerlo todo atado a la perfección para evitar aglomeraciones de gente. Y así lo hizo el Aspil-Jumpers Ribera Navarra Fútbol Sala, creando un protocolo propio que llamó la atención, para bien, de los que el sábado tuvieron el privilegio de asistir al partido entre el conjunto ribero y el Santa Coloma. En concreto, unas 260 personas.

El día de antes el club ya había informado a los espectadores de cómo y a qué hora tenían que acceder al pabellón, de forma que pasadas las 17.30 horas el primer grupo ya esperaba en las inmediaciones para entrar. Una vez se abrió la puerta, los aficionados fueron accediendo uno a uno, pasando por el pertinente control de seguridad, que incluía una cámara térmica que tomaba la temperatura, la cual no podía ser superior a los 37,2 grados.

Seguidamente, cada uno se dirigió a su puerta de entrada, ya asignada, y tomó asiento. No sin antes aplicarse el gel hidroalcohólico, que cada uno de los voluntarios dispuso en cada acceso. Y ahí, sentados en sus sitios, los espectadores permanecieron hasta que finalizó el encuentro, salvo aquellos que en el descanso decidieron salir a tomar el aire. En cualquier caso, en todo momento se realizaron salidas por bloques bajo las directrices del protocolo establecido.

“La verdad es que el protocolo de entrada me ha parecido increíble”, reconocía David Carasusán, presidente de la Peña Ablitera del Ribera Navarra. Pero lo más importante fue que los propios jugadores y técnicos se sintieron seguros, y así lo reconoció el entrenador del conjunto rival, Javi Rodríguez. “Hoy, aún habiendo gente aquí -en Cataluña no se puede asistir-, yo me he sentido muy seguro y eso es lo importante”, expuso, al tiempo que añadió que es “gracias a cómo ha trabajado el club”.


RARO Y FRÍO

Lo que no se puede negar es que para las peñas fue una sensación rara. Acostumbradas a vivir los partidos a pie de pista, a darlo todo en cada gol y a abrazar a los jugadores, se vieron obligadas a subir a la grada principal, que les alejaba del 40x20. “Es diferente, raro y frío. Hemos pasado nervios por no estar cerca de los jugadores, pero tendremos que acostumbrarnos a hacerlo así durante una temporada si queremos seguir disfrutando de la ‘Caldera’”, explicaba Sara López, peñista de Los2&Cía.

Aunque eso sí, aseguraba que lo peor era no poder celebrar los goles ni abrazarse. “Justo lo hablábamos al entrar”, comentó. Algo en lo que coincidió también Carasusán. “Los hemos celebrado de forma individual, pero ha sido igual de emotivo. Te levantas, gritas y celebras el gol en soledad. No queda otra”, relató.

No obstante, estar en la grada principal no fue un impedimento para hacerse notar y así lo sintieron los propios jugadores. “Es distinto, pero la verdad es que los que han venido se han notado y no nos queda otra que adaptarnos”, apuntó Javivi. Unas palabras que secundó el ex Ribera Sepe, que volvía a la ‘Caldera’ por primera vez desde su marcha en junio de 2019. “Tanto para el local como para el visitante se agradece que haya gente, porque hace que estemos más motivados”, manifestó.

Por último, desde el club, el presidente, Alberto Ramírez, indicó que “la gente se comportó bastante bien” y que, “aunque hay cosas que pulir, salimos contentos”.

Una vuelta extraña, pero segura al Ciudad de Tudela para el equipo y aficionados

Una vuelta extraña, pero segura al Ciudad de Tudela para el equipo y aficionados

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE