Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

RECORRIDOS

El mapa del running en Pamplona: las cinco rutas más populares

  • Los runners eligen sobre todo la Vuelta del Castillo, el Paseo del Arga, la vuelta a Pamplona, las murallas y la Ronda Norte

  • SAIOA ROLÁN/ANA Mª ESPARZA. PAMPLONA
Actualizada 12/03/2015 a las 07:43

Pincha aquí para ver el mapa a pantalla completa

Un camino dibujado por las pisadas en el césped discurre paralelo a otro de losetas y adoquines en la Vuelta del Castillo. Las zancadas vienen y van. Por la ruta urbanizada son pausadas. Por el sendero, rápidas y de vivos colores. No hay duda, es 'territorio runner'. Pamplona se ha convertido en los últimos años en una gran pista de atletismo de asfalto, hierba y tierra.

Según las principales aplicaciones de running para smartphones -Endomondo, Runtastic, Wikiloc o Runkeeper -, además del céntrico parque pamplonés, el Paseo del Arga, la vuelta a Pamplona, las murallas y la Ronda Norte son las rutas más populares entre los corredores y también buenas opciones para turistas y novatos en zapatillas.

EL CENTRO NEURÁLGICO DEL RUNNING

Con dos kilómetros de recorrido, la Vuelta del Castillo se erige como epicentro de los entrenamientos en la ciudad. Se trata de un circuito llano, ideal para los principiantes, las series o, incluso, para aquellos a los que no les importa hacer la tirada larga dando vueltas al parque en 'modo hámster'.

Ofrece la posibilidad de correr por terreno blando o por zona pavimentada y permite variar el recorrido y adentrarse en la Ciudadela o bajar a los fosos, para no caer en la monotonía y conocer el patrimonio histórico de Pamplona. Cuidado con las raíces del suelo.

RUTA CAMPESTRE EN LA CIUDAD

La orilla del río Arga dibuja un paseo de 11 kilómetros a los pies de la capital foral. A través de un camino prácticamente llano, los corredores descubren la cara rural de Pamplona rodeados de huertas, granjas, ponis, árboles, embarcaderos y puentes de piedra, a un paso del Casco Antiguo. El problema, cuando cae la noche, la zona del club Natación hasta Burlada carece de iluminación. Nada que no se pueda solucionar con un frontal.

Para los fondistas, el parque fluvial se extiende por el resto de la comarca, creando así un recorrido de 37 kilómetros, que discurre paralelo a las aguas del Arga, Ultzama y Elorz.

PAMPLONA, EN 360 GRADOS

Esta ruta bordea completamente la ciudad. Ideal para corredores que se preparan para hacer frente a un maratón. Al ser un recorrido circular, se puede comenzar desde cualquier punto para sumar a las piernas cerca de 21 kilómetros de hierba, caminos y acera.

La ruta, que permite muchas alternativas, discurre por los nuevos parques de la ciudad -Aranzadi, Trinitarios y Arrosadía-, así como por el Paseo del Arga, las universidades, Lezkairu y Ripagaina. Una combinación de nuevos barrios y zonas verdes que conforman un resumen perfecto de Pamplona.

La ciudad habita en un alto. Es por eso que las cuestas son casi inevitables si se quiere realizar una visita completa a la capital foral. Así que este recorrido incluye alguna que otra pendiente.

LA MAGIA DE LAS MURALLAS

El Ayuntamiento de Pamplona se suma a la moda del running y propone a los corredores tres rutas: la Vuelta del Castillo, el Paseo del Arga y otra de aproximadamente tres kilómetros que circula por el conjunto amurallado de la ciudad.

Del parque de la Taconera al de la Media Luna, pasando por el Museo de Navarra, el Archivo Real, el Caballo Blanco, la Catedral, el Palacio Arzobispal y el Fortín de San Bartolomé, los runners transitan sobre adoquín por la zona histórica de la ciudad mientras observan la Cuenca de Pamplona desde lo alto. El atardecer es un buen momento para adentrarse en la magia de las murallas.

COCHES VS. CORREDORES

Quizá se trate de la propuesta más aburrida, pero es la alternativa perfecta para los runners de la zona norte de Pamplona si no quieren trasladarse a otros lugares de la ciudad para practicar su deporte favorito.

El camino, con tres kilómetros de longitud, discurre paralelo a la Ronda Norte y atraviesa varios pasos de peatones, por lo que conviene bajar la música -si es que se lleva- para prestar atención a los coches.

Con pequeños desniveles, el asfalto es la superficie predominante, aunque los jardines paralelos al camino permiten en algunos tramos más amortiguación. Peligro, 'minas' caninas.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE