Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ciclismo

El volver a empezar de Ibai Azurmendi

Hace un par de semanas el leitzarra del Euskaltel-Euskadi sufrió un desvanecimiento en casa y permaneció ocho días ingresado por una infección. Está recuperado y se entrena en bici

El leitzarra Ibai Azurmendi quiere firmar un buen final de temporada con el Euskaltel-Euskadi a pesar de los problemas que ha tenido.
El leitzarra Ibai Azurmendi quiere firmar un buen final de temporada con el Euskaltel-Euskadi a pesar de los problemas que ha tenido.
Actualizada 02/06/2021 a las 06:00

"Me había levantado a beber un vaso de agua. Cogí el vaso, me di cuenta que no veía bien el vaso, me sentí raro y luego me dio un desvanecimiento y desplomé al suelo”, recuerda Ibai Azurmendi. El ciclista navarro fue atendido en un primer momento por sus familiares y fue trasladado de urgencia en ambulancia al Hospital de Navarra, donde permaneció ingresado ocho días.

En ese tiempo el leitzarra del Euskaltel-Euskadi fue sometido a multitud de pruebas para descartar cualquier tipo de dolencia grave. Al final los estudios médicos determinaron que Azurmendi había sufrido una infección muy potente, seguramente de origen vírico. Y se descartaron dolencias graves, como una miocarditis que hubiera dado al traste con su temporada sí o sí.

“En el momento te llevas un susto bueno, pero me han cuidado muy bien, me han hecho muchas pruebas para descartar cosas importantes y es una infección”, apuntaba este martes el ciclista del Euskaltel-Euskadi. “Cuando te pasan cosas así al final piensas que no te das cuenta de lo afortunado que eres cuando tienes buena salud. Es algo que creo que no lo valoramos. En estos días en el hospital he tenido tiempo para pensar, y no somos conscientes de lo que tenemos, la verdad”.

Azurmendi no tiene claro dónde puede estar el punto de origen de la potente infección. Sí que es verdad que poco antes había estado disputando la Vuelta a Asturias, en la que pasó una gastroenteritis que le dejó al borde del KO.

“El último día ya iba quedado prácticamente para el kilómetro 10 de etapa, estaba muy flojo, pero le eché valor y me empeñé en terminar la carrera como fuera. Ahí exprimí el cuerpo hasta el límite”.

RECUPERACIÓN BUENA

La infección no le ha dejado secuelas a Ibai Azurmendi, que todavía tiene que pasar algunos controles médicos para confirmar que todo es correcto. La mejor señal de que su evolución es positiva es que ya ha retomado los entrenamientos con normalidad.

“Jorge (Azanza) me ha puesto un buen plan de entrenamiento, y las sensaciones estos días en la bici han sido muy buenas”, apuntaba este martes Azurmendi. “El equipo me ha dado mucha tranquilidad, quieren que me recupere bien y que poco a poco vaya entrando”.

Si la evolución es satisfactoria en las próximas semanas, la idea del ciclista navarro y del equipo es que reaparezca en los campeonatos de España, y después ya ir corriendo carreras para volver a coger nivel. “Por carreras no va a ser, hay calendario de sobra y creo que voy a tener tiempo para coger un nivel bonito”.

UN AÑO IMPORTANTE

Ibai Azurmendi, de 24 años, cumple su cuarta campaña dentro del equipo de la Fundación Euskadi. Al final de esta temporada expira su contrato; no quiere pensar en la renovación.

“El equipo se ha portado siempre muy bien conmigo, siempre me han transmitido una gran tranquilidad y confianza. No estoy pensando en la renovación, sino en volver a correr en cuento pueda, sin precipitarme, sin prisas, y en hacerlo bien. Creo que puedo coger el buen nivel de antes de la infección”, decía.

Azurmendi no ha tenido mucha suerte este año. Hizo una muy buena pretemporada, con estancias en altitud incluidas. Su idea era haber hecho un gran abril, pero una caída en la primera etapa de la Semana Coppi-Bartali, en la que se hizo una herida importante en la cabeza, cortó su plan. Reapareció en la Vuelta a Turquía, donde recobró sensaciones. “El verme adelante con la gente buena en la etapa reina me dio muchísima confianza”, dice.

Luego vino la gastroenteritis de Asturias que le afectó los tres días, y aún así consiguió terminar. El susto y la hospitalización.

“He tenido que parar y ahí siempre pierdes algo, pero el plan que tengo es bueno y no me está costando volver a los entrenamientos”, explicaba el leitzarra.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE