Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Ciclismo

Miguel Ángel López: "Mi sueño es ganar una vuelta de tres semanas, por eso me vine al Movistar"

Es el gran fichaje del Movistar 2021 y debutará en el Giro de Romandía. El colombiano Miguel Ángel López ha pasado la última semana en Pamplona preparando su regreso a la competición

EN ETXAURI.  Miguel Ángel López, derecha, ayer por la mañana durante un test de campo en Etxauri junto al navarro Patxi Vila.
EN ETXAURI. Miguel Ángel López, derecha, ayer por la mañana durante un test de campo en Etxauri junto al navarro Patxi Vila.
ZABAL
Actualizada 24/04/2021 a las 06:00

Miguel Ángel López Moreno (Pesca, Colombia, 1994) es un tipo de mirada viva, hablar tranquilo y razonado. Sabe el terreno que pisa y dónde está. El nuevo escalador del Movistar Team iniciará en Romandía una nueva etapa en su carrera deportiva tras seis años en Astana. Un tiempo en el que ha sumado 17 victorias, disputado ocho grandes y hecho podio en la Vuelta y el Giro. Lo primero que quiere hacer en 2021 es recobrar sensaciones, desde su grave caída el 3 de octubre en la primera etapa del Giro no compite. Ayer charló de ciclismo tras un test de campo en Etxauri.

¿Cómo está?

Se acerca el regreso a la competición, estoy motivado, he entrenado bien... a ver qué tal sale.

¿Ha sido un comienzo de año extraño? Va a empezar muy tarde.

Un poco sí, empecé a entrenar más tarde, he pasado el covid y eso ha retrasado todo un mes. Pero queda tiempo hasta el Tour, lo importante es llegar bien a ese momento.

¿Cómo van las secuelas del grave accidente que sufrió en el Giro?

Fue una caída muy dura, fue al cambiar la posición de las manos en el manillar de abajo, no vi un resalto en el asfalto, me cogió con una mano y el golpe fue muy duro. Me rompí el recto anterior y estuve ocho semanas quieto total. Y a partir de ahí empecé a darle movilidad y a reconstruir el músculo. Yo me veo bien, pero he perdido mucha masa muscular, supongo que con entrenamiento y la competición la recuperaré.

¿Cómo va a ser volver a competir seis meses después?

Mi última carrera casi fue el Tour... Las sensaciones entrenando son buenas, pero una cosa es entrenar y otra competir. Voy a ir con mucha tranquilidad, no tengo la presión de ir a disputar y a ganar nada. Quiero acoplarme primero a las carreras, y luego ya pensaré en el Tour. Antes me gustaría hacer algo serio para ir con confianza.

¿Por qué decidió irse de Astana?

Era el momento de hacer un cambio. Llevaba seis años allí, y por el covid algunos equipos han pasado necesidades económicas. Yo quería hacer un cambio, no hay muchos equipos que apostasen por mi especialidad que son las grandes vueltas; no hay muchas opciones. Movistar lo hace bien en las grandes vueltas y por eso me vine.

¿Qué quiere hacer aquí?

Mi sueño es ganar alguna vuelta de tres semanas, por eso me vine aquí. Con Astana hice siempre Giro-Vuelta, salvo el año pasado que fui al Tour. Me gustó mucho, a pesar de perder el podio en la crono final.

¿Le ha enamorado como a Nairo?

Me ha gustado mucho, me quedó la espinita de perder el podio. Pero el resto lo hice bien. Es una carrera única, me quedo con muchas cosas buenas. Y este año con Movistar iré a hacerlo muy bien, aunque el recorrido no sea el más propicio. Pero tres semanas son tres semanas.

¿Se puede ganar una gran vuelta sin ser un buen contrarrelojista?

Yo creo que sí. Obviamente tengo que daré un saltico de calidad, prestarle un poco más de atención y ya está. Este año hay más contrarreloj que el año pasado, las opciones son diferentes pero habrá que adaptarse.

La contrarreloj ¿se le hace dura por lo físico o por cabeza?

Depende del recorrido. El año pasado la crono final del Tour era dura, con seis kilómetros finales en ascenso. Pero una crono siempre va a ser dura, es siempre una incógnita porque es un esfuerzo individual, no tienes al equipo, y si tienes un mal día nadie te echa una mano.

Con la forma en la que se compite ahora, carreras tan controladas, es muy difícil para los escaladores sacar tiempo con el que compensar lo que pierden en las cronos.

No, yo creo que ha cambiado mucho la forma de correr. Antes se atacaba a falta de seis o de siete kilómetros, o más. Ahora Roglic o Pogacar no los sueltas para arriba, y si no estás bien pegan y te meten 40 segundos en un kilómetro o menos. Son más explosivos que los propios escaladores. Nosotros tenemos que adaptarnos a esa forma de correr, para eso está el entrenamiento. Si hay que correr de otra manera, habrá que hacerlo. Atacar de muy lejos no sirve para nada, gastas antes mucha energía para que ellos te acaben pasando.

¿Le gusta la forma de correr de Roglic o Pogacar?

El problema es que, al final, siempre van a estar los cinco u ocho corredores en las etapas, porque los equipos tienen siete u ocho corredores que podrían ser líderes en cualquier sitio. Cualquiera puede llegar arriba. A mí la forma de correr de ahora no me parece estresante, sino aburrida para el espectador. Al final es un grupo compacto hasta el último kilómetro de la subida.

Hace unos meses tuvo una crisis personal importante en la que tuvo dudas sobre si seguir o no siendo ciclista.

Sí, el deporte profesional es un trabajo duro y creo que todo el mundo pasa en su carrera al menos en un par de ocasiones por circunstancias que te provocan un bajonazo que te llevan a pensar, pues ya lo dejo. O me tomo una pausa. Pero en estos casos es muy importante estar rodeado de buenas personas que te ayuden a pasar una crisis así. Todo el mundo sufre reveses en la vida y tiene temporadas malas.

Usted es muy joven.

Sí. Llevo en el ciclismo desde 2010 y cansa. Es un deporte muy duro y hay que tener pelotas día a día para salir a entrenar cinco horas, sacrificarse... Son cosas que para el espectador igual son difíciles de entender, pero hay que estar día a día en la vida de un corredor que va a disputar grandes carreras para comprenderlo. No puedes relajarte.

¿Qué ha visto en Movistar?

No he competido con ellos, de momento ellos me han transmitido la sensación de paz y tranquilidad. Aquí se habla español, se funciona de forma diferente a lo que he vivido hasta ahora. Los cambios son buenos, tienen su riesgo porque pueden tener su complicación, pero creo que he acertado al venir aquí.

En Movistar comparte liderato con Valverde, Mas, Soler... ¿le preocupa?

Para nada. Al Tour voy a ir con Enric y los dos vamos a ir a disputarlo. La carretera y las circunstancias se encargan de poner a cada quien donde debe estar, y ya está. Si uno no está para liderar el equipo, estará para hacer otro trabajo. Y creo que no hay que preocuparse. Es bueno que no sea un solo líder el que tenga que responder por los resultados del equipo. Creo que eso da tranquilidad, quita estrés.

¿Le han recordado aquel episodio de la Vuelta 2019 con Movistar?

Sí, claro. Todo el mundo se equivoca en la vida, y de esas cosas se aprende. Eso sirve para mejorar como ser humano, por eso existen los errores. Uno se equivoca, se corrige y ya está.

¿Tiene la idea de quedarse aquí como Nairo un montón de años?

De momento tengo firmado esta temporada por el tema de la pandemia y la situación que hay. No sé qué haré. No he empezado a correr todavía, y no tengo resultados para empezar a negociar. Queda todo por hacer, todo puede suceder.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE