Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Europeo Balonmano

La nueva hornada de 'Hispanos' toma el timón

La renovada selección, con los navarros Eduardo Gurbindo y Sergey Hernández, arranca el Europeo este jueves 13 de enero ante la República Checa (18.00h)

Ampliar Jordi Ribera se dirige a los internacionales españoles en en el Ondrej Nepela Arena de Bratislava, sede de sus primeros partidos
Jordi Ribera se dirige a los internacionales españoles en en el Ondrej Nepela Arena de Bratislava, sede de sus primeros partidosRFEBalonmano
Publicado el 12/01/2022 a las 19:00
La selección española de balonmano arrancará este jueves 13 de enero (18:00h, Teledeporte) en Bratislava su andadura en el Europeo de Hungría y Eslovaquia con un exigente duelo ante la República Checa en el que los 'Hispanos' quieren demostrar que pese al relevo generacional en el que se encuentran inmersos siguen siendo el competitivo equipo que se coronó campeón en las dos últimas ediciones del torneo.
La ausencia de jugadores como Raúl Entrerríos, Julen Aginagalde, Viran Morros o Dani Sarmiento que han sido santo y seña de la selección durante la última década, así como la baja por lesión de Alex Dujshebaev han abierto un período de incertidumbre sobre el rendimiento del equipo.
Una incógnita que los de Jordi Ribera -que cuenta los jugadores navarros Sergey Hernández y Eduardo Gurbindo, además de como el técnico Fermín Iturri- no lograron resolver en los partidos de preparación disputados ante Irán y Polonia, un choque en el que sólo una milagrosa parada en el último segundo evitó el empate, pese a los cinco goles de ventaja con los que España encaró los últimos siete minutos de juego.
Altibajos propios de un equipo que se encuentra en pleno proceso de construcción tras la inclusión de hasta cinco nuevos jugadores, que debutarán en este Europeo en una gran competición internacional.
"Está claro que hay que dar tiempo al equipo, pero creo que seguiremos siendo una selección competitiva", señaló el seleccionador español Jordi Ribera.
Ahí reside precisamente la mayor duda del conjunto español, en saber si tendrá tiempo de ajustar todas las nuevas piezas durante la disputa de un torneo que penaliza como pocos cualquier mínimo error.
En este sentido, los 'Hispanos' no podrían tener un mejor rival para empezar que la República Checa, un equipo de la clase media continental, pero capaz de poner en aprietos a cualquier rival como ya demostró hace cuatro años en el Europeo de Croacia, en el que los checos fueron sextos, tras derrotar entre otros a Dinamarca.
El equipo centroeuropeo no contará en esta ocasión con el central Ondrej Zrahala, que ejerce en estos momentos el cargo de presidente de la Federación Checa, que llevó con sus goles a su selección a tan brillante posición.
Igualmente faltarán a la cita el portero Martin Galia, así como el lateral Pavel Horak y el pivote Stepan Zeman que lideraban la defensa checa y que ya pusieron en numerosos apuros al equipo español en el encuentro que ambos conjuntos disputaron hace dos años en el Europeo de Suecia, Austria y Noruega y en el que los de Jordi Ribera se impusieron por 31-25.
Bajas que no impedirán a la República Checa presentar un competitivo equipo, que destaca por la fortaleza y contundencia de su entramado defensivo, perfectamente respaldado por el portero Tomas Mrkva, que militará la próxima campaña en las filas del todopoderoso Kiel alemán.
Toda una prueba para los dos nuevos centrales españoles, Ian Tarrafeta y Agustín Casado, que deberán evitar caer en las continuas faltas que buscan los defensores checos para dotar de la fluidez necesaria al juego ofensivo del equipo español.
Pero España no sólo deberá convencer en ataque, sino que deberá aplicarse también en defensa para contener a la tripleta que conforman el central Tomas Babak y los laterales Stanislav Kasparek y Matej Klima.
Si Babak, jugador del Bergischer alemán, es el encargado de dotar de criterio al ataque checo, Klima, en el que no pocos quieren ver al sucesor de Filip Jicha, el mejor jugador checo de todos los tiempos, y Kasparek son los encargados de dotarle de gol con sus poderosos lanzamientos.
Especialmente atento deberá estar el equipo español al zurdo Kasparek, que tras pasar sin pena ni gloria por las filas del Pick Szeged húngaro que dirige el español Juan Carlos Pastor, parece haber recuperado con su llegada al Meshkov Brest bielorruso la eficacia que le convirtió en unos de los jóvenes más prometedores del panorama continental.
Tres jugadores que pondrán a prueba la fortaleza de una defensa española que también presenta novedades con la presencia de Iñaki Peciña como compañero de Gedeón Guardiola en el eje central y de Kauldi Odriozola, al que Jordi Ribera le ha asignado el papel de avanzado en la variante 5-1.
Un exigente reto para un equipo español que no sólo necesita vencer para no complicarse el acceso a la segunda fase del torneo, sino que quiere convencer con un triunfo que demuestre que los nuevos 'Hispanos' siguen aspirando a todo pese al relevo generacional.

Grupo E (primera fase del Europeo)

1ª jornada
Jueves 13/1. España - República Checa 18:00h  (Bratislava)
Jueves 13/1. Suecia - Bosnia 20:30h  (Bratislava)
2ª jornada
Sábado 15/1. República Checa - Bosnia 18:00h  (Bratislava)
Sábado 15/1. España - Suecia 20:30h  (Bratislava)
3ª jornada
Lunes 17/1. Bosnia - España 18:00h  (Bratislava)
Lunes 17/1. República Checa - Suecia 20:30h  (Bratislava)

volver arriba

Activar Notificaciones