Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Anaitasuna 37-34 Torrelavega

Y el Helvetia Anaitasuna dominó el torbellino

El Helvetia Anaitasuna sumó este sábado su primera victoria de la temporada ante el Bathco Torrelavega (37-34) en un partido muy igualado que tuvo que resolverse en los últimos minutos del encuentro y que supuso la cuarta derrota para los cántabros

Del Arco, con 5 goles, uno de los destacados ayer del Helvetia
Del Arco, con 5 goles, uno de los destacados ayer del HelvetiaCordovilla
Actualizado el 03/10/2021 a las 09:39
Esta vez no hubo dudas, ni precipitación ni errores que permitiesen una remontada rival en la recta final del encuentro. El Helvetia Anaitasuna la gestionó a la perfección y logró la primera -y trabajadísima- victoria en esta Liga Sacyr Asobal. El equipo de Quique Domínguez se quitó un peso de encima y, tras el bocinazo final, respiró. Respiró y tomó aire todo lo que no le había permitido durante el encuentro un Torrelavega que, con descaro y desparpajo, jugó bien sus cartas.
El Helvetia obtuvo una merecida recompensa tras saber dominar el torbellino. El de las emociones que se desatan en la pista en esos minutos finales con el marcador apretado -se entró en los últimos cinco minutos con un 34-32-, pero también el del juego. Porque el Torrelavega convirtió ayer el duelo en un veloz y loco correcalles -a base de veloces transiciones y circulaciones de balón que culminaban en pocos segundos los ataques- que podía haber arrastrado al equipo navarro.
CASI 100 TIROS EN 60 MINUTOS
Los 71 goles anotados es buen ejemplo del altísimo ritmo de juego, pero aún más el hecho de que, en 60 minutos, se lanzasen casi un centenar de tiros entre los tres palos. Y es que, aunque pueda parecer contradictorio viendo el marcador, ayer las defensas también aportaron bastante -con mayor o menor intensidad según las fases- al igual que unas porterías con 11 paradas de Bar y 10 repartidas entre Araujo y Calle.
Sin embargo, y aunque de inicio el Helvetia se encontró con un 0-3 en contra y una exclusión en apenas 2 minutos, el conjunto navarro supo adaptarse a la situación.
Esta vez encontró en la primera línea esos afilados arietes con los que romper la 6-0 profunda que presentó el conjunto cántabro -convertida posteriormente en una 5-1 y una mixta sobre Del Arco en el tramo final-. Pereira, Izquierdo y Del Arco aportaron este sábado el lanzamiento exterior que el equipo había echado a faltar en anteriores duelos. Y eso, unido a una intensa y agresiva defensa con buenas ayudas y anticipaciones, puso las bases para que, aprovechando también los 7 metros forzados en las acciones con el pivote o de los extremos, el equipo navarro dieran la vuelta el duelo en la primera parte con un 7-2 para poner el 20-16 a un minuto del descanso.
El equipo navarro había sabido calmar un tanto al Torrelavega a base de trabajo defensivo - a pesar de los eléctricos unos contra uno de Colunga, Casanova y la efectividad de Moreno en los 7 metros- y tranquilidad en un juego ofensivo en el que todos participaban y aportaban, pero que mantenía a la primera linea como su mejor baza.
Ni siquiera la lesión en el 32 de Aitor García en una acción fortuita en ataque -7 minutos volvía a pista y le dio tiempo a marcar un tanto antes de retirarse cojo en el 40- rompió la concentración del equipo navarro. Serrano, los latigazos de Colunga y los 7 metros de Moreno mantenían la emoción por todo lo alto.
Si el Torrelavega había logrado rentas de hasta 3 goles durante la primera parte y el Helvetia de 4, todo ello acabó por igualarse en el minuto 43 (27-27). Un tiempo en el que aparecieron las providenciales paradas de Bar -ché, pibe, ¡qué bueno que viniste!- y en el que el equipo supo gestionar los nervios pese a encadenar un par de ataques fallados que volvieron a poner por delante a los de Alejandro Pozas (31-32, m.50).
Como en los tres duelos anteriores, todo llegaba igualado al tramo final. Demasiado igualado. El 35-32 a falta de menos de 4 minutos podía ser suficiente ante cualquier otro rival. Pero no esta vez. No ante un Torrelavega que seguía lanzado, capaz de realizar varios ataques en menos de un minuto. Los segundos iban cayendo. La mixta sobre Del Arco complicaba algo las cosas. Pero el Helvetia supo aguantar. 36-34 y 1:39 por delante. Esta vez no hubo dudas ni precipitación. Anotó Meoki. Los puntos, los primeros, se quedaban en casa. Y la plantilla verdiblanca, agotada, lo celebró de lo lindo.

Domínguez “La primera victoria ya ha caído. Afrontamos la semana de otra forma”

Muy satisfecho, Quique Domínguez se fundía en una abrazo con el capitán Carlos Chocarro al final del encuentro. Ya se habían quitado el peso de no haber sumado después de tres partidos. “No es fácil jugar después de tres derrotas consecutivas. Siempre se está algo más inseguro y, en algunos momentos, se ha notado también en el partido. Pero ya está. La primera victoria ya ha caído. Afrontamos la semana de otra forma”, decía. Sobre el Torrelavega, dijo que no les había “sorprendido”. “Una cosa es que sepas qué van a hacer y otra que puedas frenarles. Juegan muy bien a esto”, indicó.

Ficha técnica:

​37 – Helvetia Anaitasuna (20+17): Bar: Gastón (5), Edu (2), Aitor García (2), Meoki (3), Izquierdo (6), Chocarro (2) – siete inicial- Bazán (1), Etxeberria (1), Héctor González (-), Cancio (-), Pereira (8), Del Arco (5), Bonanno (2), Ortiz (-).

34 – Bathco BM. Torrelavega (17+17): Araujo: Moreno (7), Trifkovic (3), Gallego (3), Casanova (4), Colunga (-4), Prieto (1) -siete inicial- Cangiani (2), Villoria (1), Lombilla (3), Martínez (-), Serrano (6), Hernández (-), García (-), Spiljak (-).
Parciales cada cinco minutos: 3-4, 6-7, 10-11, 13-13, 17-14, 20-17, (descanso), 24-22, 26-24, 29-28, 31-32, 34-32, 37-34 (final).

Árbitros: Javier Álvarez Mata y Yon Bustamente López fueron los colegiados del encuentro. Excluyeron a Bazán, Meoki y Aitor García por parte local. A Gallego, Lombilla y Martínez por parte visitante.

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Sacyr Asobal disputada en el pabellón Anaitasuna ante 700 espectadores.

ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones