Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Balonmano

Domínguez y el “jardín lleno de mariposas”

“Ha sido una temporada complicada, difícil y de mucho trabajo pero lo he pasado muy bien, he disfrutado”, dijo el técnico

Actualizada 05/06/2021 a las 06:00

Quique Domínguez no es un entrenador al uso. Es diferente. En el vestuario y en la pista. Lo ha demostrado esta temporada, ganándose el respeto y cariño de su plantilla con sus charlas motivadoras y su forma de hacer y llevar al equipo, pero también la admiración de muchos rivales por el juego, sus apuestas tácticas y la rasmia que el equipo ha mostrado en gran parte de sus partidos. Y, por eso, ayer a la hora de hacer balance de su primera temporada -10º en la liga y rozando la Final a 8 de la Copa del Rey-, la comparecencia del técnico pontevedrés no podía ser clásica. Fue diferente, con metáforas, símiles... pero clara y directa.

El primer detalle. Quiso rodearse de su cuerpo técnico. “Sabía que ése uno de los activos importantes del club. Sabía que iba a estar bien rodeado, bien arropado. Una cosa es que te lo digan y te lo creas, y otra es vivirlo. Ver su nivel de ilusión, optimismo, entusiasmo, compromiso, implicación, trabajo... Eso no tiene precio. Venía sabiendo lo que me iba a encontrar pero, después, la realidad ha superado a la ficción en mucho. Venía a dar mi mejor versión para estar a la altura porque el listón estaba alto, pero ellos me han dado mucho más, me han facilitado muchísimo mi trabajo. No tengo palabras. Salvo reconocimiento y agradecimiento a todos”, aseguró.

“Ha sido una temporada complicada, difícil, de mucho trabajo y se me ha caído bastante el pelo, la verdad. Pero con esas dificultades y esa temporada rara para todos, al hacer balance mi sensación es que me lo he pasado muy bien y he disfrutado mucho. Pero mucho mucho”, afirmó. “En esta primera temporada he sentido que he estado en el sitio donde quería estar. En un lugar donde me han acogido muy bien desde el primer momento y donde, como he dicho, he disfrutado muchísimo”, añadió.

“En mi presentación, hace 10 meses, comenté sin ser demasiado original que este equipo trabajaría, trabajaría y trabajaría. Y ahora, al mirar atrás, tengo la sensación de que hemos trabajado, trabajado y trabajado... mucho. Pero lo importante no es cuánto, lo importante es cómo ha trabajado este grupo”, explicó. “Ya dije entonces que el equipo iba a ser muy bueno en todas esas facetas en las que no rueda el balón. Contaba con ello”, recordó. “No iba a coger el cazamariposas e ir al bosque, sino que iba a cuidar el jardín para que las mariposas fuesen viniendo a él. Y eso es exactamente lo que hemos hecho todo el cuerpo técnico: cuidar mucho el jardín, cuidar la tierra, plantar, quitar las malas hierbas, abonar... Y regar, regar y regar durante 10 meses. Y así, poco a poco, el jardín ha florecido y las mariposas han ido llegando. Y, en un momento dado, el jardín estaba lleno, pero lleno lleno, de mariposas. Y la pena es que la gente, los aficionados, no lo han podido ver”, explicó sobre los grandes momentos de juego y victorias de la campaña. “Este año no hemos tocado la gloria. Pero la seguiremos persiguiendo y algún día la alcanzaremos. Hicimos 19 puntos en la primera vuelta y 14 en una segunda donde aparecieron temporales, vientos, pedrisco, algo de nieve... -en referencia a la cuarentena por covid en enero, lesiones...- Muchas cosas que te límita, te condiciona y no permite tener la cosecha que te gustaría”, indicó.

“No voy a poner nota a este equipo. No soy capaz. Estoy demasiado metido e implicado, no sería objetivo. Pero, usando términos taurinos, el equipo ha tenido mucha verdad y se ha arrimado muchísimo al toro. Pero muchísimo. Hemos peleado todo el año. El reto no era fácil. El equipo cambiaba mucho, siete jugadores nuevos, nuevo entrenador, se rejuvenecia... Pero poquito a poco ha ido cogiendo forma”, dijo el gallego.

Hemos puesto muchas cosas para el año que viene. El equipo ha crecido y cambia poco. Será una temporada ilusionante. No sé si vamos a jugar mejor o si vamos a acabar mejor, pero sí que vamos a poner aún más ilusión, ambición y compromiso y que la gente que nos sigue se va a sentir orgullosa de vernos”, afirmó.

“Muy agradecido” a todo su cuerpo técnico y a la directiva

En el balance de su primer temporada junto a la presidenta Mertxe López y Javi Gracia, y al igual que en su presentación, Quique Domínguez, quiso rodearse de su cuerpo técnico. En la foto, el técnico (1º izda) junto al delegado Mintxo Ibarrola, el preparador físico Javier Angulo, Mertxe López, la fisioterapeuta Elisa Arrechea, la enfermera Montse de Prada y Javi Gracia.

 

Te puede interesar

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE