Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Balonmano

Eli Arrechea: “Me siento muy orgullosa de lo que estoy consiguiendo”

Suma siete campañas como fisioterapeura en el Helvetia Anaitasuna de Asobal y, ahora, vuelve a trabajar con el futuro de la selección nacional

Eli Arrechea, en el último partido del Helvetia frente a Guadalajara.
Eli Arrechea, en el último partido del Helvetia frente a Guadalajara.
Actualizada 08/03/2021 a las 06:00

Eli Arrechea Urrutia se siente “orgullosa” de haber podido “ir cumpliendo” objetivos que se ha ido marcando con tenacidad. Como jugadora llegó a jugar con el Itxako en la máxima categoría nacional y en competición europea. Ahora, ya como fisioterapeuta profesional, esta baztanesa de 33 años (Elizondo, 16-XI-1987) ha sabido hacerse un hueco en la Liga Sacyr Asobal -siendo una de las pocas fisioterapeutas en la competición- como pieza esencial, junto a sus compañeros Pablo Inchauspe y Josetxo Retegi, en la maquinaria del Helvetia Anaitasuna que dirige Quique Domínguez.

Además, tras participar en tres Campeonatos de España con las selecciones navarras (CESA), a final de este mes vuelve a trabajar con la selección nacional promesa -desde 2016 ha cuidado de varias generaciones de Guerreras y ha participado en dos Europeos y en distintos torneos de preparación-.

Todo ello, compaginandolo con su trabajo en la consulta Aekus que, junto a Amaia Mina (ex de Itxako), tiene en Burlada.

Vuelve a una concentración con la base de las ‘Guerreras’ en Íscar este mes.

Sí. Me hace mucha ilusión. Siempre gusta que te llamen y cuenten contigo. Es importante y me sirve para aprender, tanto con otros profesionales con los que coincides, como de las propias jugadoras, futuras guerreras. Hacía ya tiempo. Por la covid se suspendieron actividades y campeonatos.

¿Se ve algún día con la selección absoluta? ¿Con las ‘Guerreras’ o con los ‘Hispanos’?

Ojalá. Claro que me gustaría. Sería el broche de oro a la proyección que estoy viviendo estos años. Pero lo veo complicado tanto con las chicas como con los chicos, en los que creo que no hay precedentes de una fisioterapeuta. Ahora, también digo, que no me rindo. Intentaré cumplir también ese sueño.

¿Uno de ellos era trabajar con un equipo de la elite del balonmano?

No, no lo imaginaba. He jugado al balonmano y, en la carrera, me gustaba mucho la fisioterapia deportiva y me especialicé en ella. Aspiraba a poder trabajar de ello algún día. Hasta que un día, casi de casualidad, Carlos Chocarro, pareja de Silvia Lima con la que jugaba en el Beti Onak, me llamó para ver si podía ayudarles en el torneo de Semana Santa de Anaitasuna. Le dije que sí. Y allí me vio Iñaki Pérez al que le gustó cómo trabajaba y me fichó como fisioterapeuta de la cantera. Al mes siguiente me llamó para decirme que el primer equipo necesitaba una fisio y que hablase con Pablo Inchauspe. Eran fiestas de Elizondo. Le llamé, me presenté y esa tarde ya estaba con el equipo. Y hasta hoy...

Eso fue en julio de 2014...

A veces miro hacia atrás, todo lo que he ido consiguiendo... Uf. No es fácil. Estoy muy orgullosa de todo lo que he conseguido. Un poco de suerte siempre influye pero luego también está el trabajo de cada uno. Me quedo con todas las personas que he conocido y las experiencias de este tiempo, buenas y malas, porque de todo se aprende. Luegos ves a ex jugadores con los que has coincidido, el cariño que te siguen teniendo y que les tienes...

Dice que no ha sido fácil. Pero ha logrado asentarse en la máxima categoría masculina...

Sí, sí. Y no es que no me haya sentido valorada. Al contrario. En Helvetia Anaitasuna siempre me he sentido súper arropada y valorada. Pero sí que, al principio, sentía que tenía que esforzarme más, como que tenía que demostrar más. Seguramente era sólo mi sensación. Pero, incluso, llegué a pensar en dejarlo en mi primer año.

¿Y eso?

Me agobié. Fue en septiembre u octubre de aquella primera temporada. Pensé que era demasiado para mi. Tenía 26 años, era mi primera experiencia en un equipo de elite, mucha responsabilidad, exigencia y que yo también soy muy autoexigente... No estaba segura de estar a la altura, de estar preparada. Y eso que Pibe (Pablo Inchauspe) ha sido un apoyo, siempre me ha ayudado,me ha dado tranquilidad y he aprendido mucho con él. Me acuerdo que, tras un entrenamiento, Ricar Reig me vio que estaba mal y vino a hablar conmigo. Me ayudó a convencerme y a seguir en esto.

Y ya son siete temporadas...

Sí. Y ojalá dure porque sigo con mucha ilusión.

También hay ratos malos. Usted sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior cuando jugaba en el Baztango, con 16 años. Ya sabe lo qué es eso. ¿Le influye a la hora de tratar a un jugador que llega con problemas físicos?

Soy una persona que empatizo mucho y es cierto de haberlo vivido quizá hace que aún te preocupes más fácil por el lesionado. A todos, sea cual sea su lesión, trato de ayudarles desde mis conocimientos como fisio pero también como persona. Me gusta ayudar, darle la vuelta a las situaciones y tratar de sacar siempre el lado positivo. De darles energía.Los fisios muchas veces tenemos una relación especial con los jugadores, ejercemos de psicólogos, de confidentes... Y si ayudas también en ese aspecto, creo que se nota de alguna forma luego en el rendimiento.

¿Cómo es el actual Helvetia? En los partidos se les ve contentos, implicados...

Pues así es como estamos todos. De verdad. Lo que se ve desde fuera es lo que hay dentro del vestuario. El equipo es una piña. Hay muy buen rollo y mucha ilusión con lo que trasmite en los partidos, con la llegada y la forma de trabajar de Quique (Domínguez). Creo que la afición también siente esa ilusión del equipo. Veteranos, nuevos, canteranos... todos remamos en una dirección.

Aún queda mucho. El equipo va noveno. ¿Se atreve a soñar?

Lo de los objetivos es cosa más de Quique (ríe) pero me gustaría vover a jugar en Europa. ¿Por qué no? Me encantaría clasificarnos. Es duro laboralmente, por los viajes, mucho tiempo fuera de casa, pero es una experiencia que me encantaría repetir con el equipo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE