Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ocio

8 disfraces caseros de Halloween para niños y bebés

Te proponemos varias opciones de disfraces muy fáciles para celebrar la fiesta más terrorífica del año

Ampliar Un niño disfrazado de zombie por Halloween.
Un niño disfrazado de zombie por Halloween123F
Actualizado el 28/10/2022 a las 11:54
Estamos inmersos en la última semana de octubre y muchos piensan ya en planes para Halloween, la fiesta de la calabaza como símbolo. Hay infinidad de ellos. En el caso de los más pequeños , Pamplona y Tudela ofrecen planes para niños. Y muchos adultos preferirán quedarse en casa y cuentan con una multitud de canciones y películas terroríficas para organizar una fiesta privada.
Pero si algo caracteriza al 31 de octubre son los disfraces. Los mayores tienen una variada oferta de disfraces para Halloween, más allá de los típicos de todos los años. ¿Y los niños? No nos olvidamos de los más pequeños de la casa y te proponemos ideas divertidas y fáciles.
Lo primero es rebuscar en tus armarios y en el trastero, porque sólo con el maquillaje no es suficiente. Con todos los elementos que encuentres al alcance de tu mano será suficiente, aunque es imprescindible una buena dosis de imaginación para hacer un disfraz casero.
Las sudaderas, pijamas o medias son ideales para diseñar disfraces. Por ejemplo, si algunos de ellos son naranja puedes utilizarlos para una calabaza, con añadirle algo de pintura o trozos de tela conseguirás los detalles necesarios para crear un personaje. Si tienes calcetines con dedos puedes usarlos como pezuñas cuando se colocan en manos y zapatos. También puedes aprovechar ropa vieja que guardas en tu armario o el de tu hijo.
DISFRACES CASEROS DE HALLOWEEN PARA NIÑOS
Bruja. Puedes reutilizar un vestido o pantalón negro y simplemente añadir un sombrero hecho con fieltro negro.
Momia. Sólo con tela blanca o una sábana vieja cortada en tiras y amarradas sobre ropa negra conseguirás un gran disfraz. Si queremos darle un aspecto antiguo o gastado, lo podemos hacer manchando la tela blanca con bolsitas de té.
Vampiro. Es uno de los disfraces que podemos hacer fácilmente con la ropa que ya tengan nuestros hijos en casa: un pantalón negro y una camisa blanca. Le daremos un extra colocando unas tiras de tela con bordado para crear una escarola sobre la camisa.
Murciélago. Podemos aprovechar la ropa negra de los más pequeños y añadirle alas y orejas utilizando un trozo de cartón y pintándolo de color negro.
Zombie. En este caso, podemos recuperar ropa que ya no se use, rasgarla y simular manchas de sangre con pintura acrílica. Un poco de maquillaje alrededor de los ojos será la guinda de este disfraz.
Medusa. Si tenemos serpientes de plástico en casa podemos colocarlas en el cabello y añadir una túnica blanca
Esqueleto. Muy fácil si tenemos un pijama negro u oscuro, al menos, y sin estampados. Basta con dibujar el esqueleto con pintura acrílica blanca
Calabaza. Si tenemos la suerte de tener una funda de almohada naranja podemos fabricar un vestido o túnica y pintar los ojos y la boca de la calabaza con pintura acrílica negra
Más noticias sobre Halloween y el puente de Todos los Santos:
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora