Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Parlamento

Profesionales de la industria musical navarra piden más apoyo al sector privado

“2022 no ha sido un año fácil porque la huella del covid ha dejado un gran lastre” y “muchos de los profesionales especializados del sector tuvieron que cambiar de trabajo”, ha explicado en el Parlamento Ana Zamarbide, socia fundadora de In&Out

Ampliar Fotos del concierto 'Yo fui a EGB' en el Navarra Arena.
Asistentes a un concierto celebrado en el Navarra ArenaMiguel Osés
Actualizado el 13/01/2023 a las 13:22
Representantes de la Asociación Navarra de la Industria Musical han pedido en el Parlamento que la Administración ofrezca mayor apoyo al sector privado e implemente ayudas fiscales para ayudar a sus empresas ante la difícil situación, que, han asegurado, arrastran desde la pandemia.
La socia fundadora de In&Out, Ana Zamarbide, ha manifestado en sesión de trabajo de la comisión de Cultura y Deporte que precisan de “políticas fiscales” que ayuden a sus empresas, una fórmula que han considerado más adecuada que las convocatorias de ayudas al ofrecerles mayor estabilidad.
El CEO de Burcor, Mario Cornago, ha insistido en que “la música va mucho más allá de las emociones” y “no es un simple accesorio de tiempo libre” sino que “también es industria” y “la clave” en su desarrollo, ha dicho, es “la colaboración publico-privada”.
A juicio de Zamarbide la apuesta por la música tiene que equiparase a la de otros sectores bajo la premisa de que “no solo hay que proteger aquellas iniciativas que son menos viables o a entidades sin ánimo de lucro” sino que “hay que impulsar la iniciativa privada” por ser “la que realmente ha demostrado que junto con la música popular es la que crea empleo y riqueza”.
Según ha explicado Zamarbide, “2022 no ha sido un año fácil porque la huella del covid ha dejado un gran lastre” y “muchos de los profesionales especializados del sector tuvieron que cambiar de trabajo” encontrándose con un escenario de falta de personal sumado a una “sobreprogramación excesiva”.
Este problema, que ha creado sobre todo en verano “problemas de abastecimiento de equipos, personal e infraestructuras”, ha ido acompañado además de un incremento de la inflación que les ha supuesto un aumento de en torno al 15% de los costes que “no ha repercutido en el predio de las entradas”, lo que les deja en una “situación económica bastante ajustada”.
“Si la inflación sigue al alza nos vamos a encontrar con que la cultura más popular va a ser la que más se resienta porque es la que más público tiene”, ha referido comentando que la previsión es que se empiece a notar un incremento de los precios de entre un 3 % y un 4 %.
Además, ha apuntado, “en tiempos de crisis el salir por ahí e ir a conciertos es normalmente una de las primeras renuncias que hacen las familias”, lo que les vuelve a dejar en una situación de incertidumbre.
Ha reconocido que en el 2022 en general sus cuentas de resultados fueron parecidas a las del 2019 o mejores en algunos casos, pero ha aclarado que estas cifras “no se atienen a la realidad” debido a la excepcionalidad de este año por la sobreoferta existente.
El gerente de la sala Zentral, Javier Muruzabal, ha reconocido que tenían “muchísimas esperanzas” depositadas en los fondos europeos pero en Navarra “están llegando muy pocos en cultura” y además “no están calando en el sector” debido al desconocimiento de los profesionales y a que “la inmensa mayoría de estas ayudas están siendo copadas por instituciones públicas”.
Se ha mostrado descontento también en lo que respecta a las desgravaciones fiscales anunciadas por el Gobierno puesto que se produce en sus bases un agravio comparativo con respecto al resto de comunidades autónomas.
Esto, ha explicado, se debe a que no pueden comercializar u obtener financiación externa por el extra de desgravaciones fiscales que podrían hacer, algo que no sucede en el ámbito nacional, y al suelo de desgravación limitado al 16 % debido a que en su mayoría son empresas pequeñas con cuentas de resultado poco abultadas.
Muruzabal ha criticado también el bajo presupuesto que Navarra destina a cultura, solo un 0,5 % del total y sufriendo un recorte respecto al 2022 cuando el presupuesto total se ha incrementado en un 10 %, lo que deja un departamento “falto de recursos, de personal y capacidad” que se encuentra “sobrepasado muchas veces y sin capacidad para poder gestionar”.
Del mismo modo Zamarbide, que ha valorado positivamente el trabajo que se está realizando en trono a una ley sobre profesionales de la cultura o la puesta en marcha de la Oficina de la Música, ha advertido de que “si Cultura no tiene presupuesto la oficina también se va a quedar limitada” y “no va a ser útil”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora