Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Arte

Mar de dudas sobre la autoría de 'Salvator Mundi', el cuadro más caro de la historia

Un congreso de expertos reitera que fue pintado por los ayudantes de Leonardo Da Vinci bajo la supervisión del autor de 'La Gioconda'

Ampliar Una trabajadora de Christie's colocando el 'Salvator Mundi'.
Una trabajadora de Christie's colocando el 'Salvator Mundi'.EFE
Publicado el 26/12/2022 a las 06:00
Leonardo Da Vinci no pintó 'Salvator Mundi', pero supervisó la elaboración del cuadro más caro de la historia, subastado en 2017 por casi 400 millones de euros, unos 450 millones de dólares, al cambio de entonces. Así lo certificaron los expertos reunidos hace unas semanas en un congreso internacional sobre la controvertida tabla, atribuida interesadamente por algunos a Da Vinci, pero que cada vez parece menos un Leonardo. Christie's subastó la pintura sin que nadie certificara plenamente su autoría. Desde entonces su supuesto propietario, el príncipe saudí Mohammed Bin Salman, no ha podido exhibirlo como obra del genio renacentista y la mantiene oculta.
El historiador y erudito alemán Frank Zöllner, uno de los más respetados expertos en la obra de Da Vinci, fue el anfitrión de un buen puñado de colegas en Leipzig a finales de noviembre. Zöllner, guardián del catálogo de Da Vinci y del cómputo de las obras del autor de 'La Gioconda', asegura, en concordancia con los demás participantes en la conferencia, que el cuadro lo pintaron los discípulos de Leonardo en su taller.
Martin Clayton, jefe de grabado y dibujo de la Royal Collection Trust del Castillo de Windsor, avaló en el encuentro la existencia de dos versiones originales de 'Salvator Mundi', producidas al tiempo en el estudio de Leonardo, aunque se desconozca el paradero de la versión del maestro. Habló de un caso similar al de la 'Mona Lisa', que tiene su doble en el Museo del Prado.
Pietro Marani, profesor de la Universidad Politécnica de Milán, y María Florio estaban en el grupo de cinco expertos constituido por la National Gallery que en 2011 dictaminó que la pintura era de Da Vinci antes de que saliera a subasta, lo que multiplicó su precio. Ahora Florio ha cambiado de parecer y asegura que es obra del ayudante de Leonardo Giovanni Boltraffio y que se realizó en Lombardía.
Matthew Landrus, de la Universidad de Oxford, defendió la autoría de Bernardino Luini, el más capacitado de los discípulos de Leonardo en la aplicación del característico 'sfumato', y propuso cambiar la fecha de la creación y situarla de 1500 a 1523, tras la muerte de Leonardo.
El periodista Antonie Vitkine descubrió que en 2018 el Louvre confirmó que la pintura era obra del taller, de los ayudantes de Leonardo y no del maestro, según asegura en su documental 'El misterio de Salvator Mundi'. Tras meses de análisis con altísima tecnología, el museo parisino no hizo públicas sus conclusiones "para no perjudicar a Arabia Saudí", que presionaba a Francia para incluir el cuadro en la retrospectiva dedicada a Da Vinci que el Louvre abrió a finales de 2019.
Riad quería exponerlo como un indubitado Leonardo junto a 'La Gioconda', y sus otros cuatro 'leonardos': 'San Juan Bautista', 'La Virgen y el Niño Jesús con Santa Ana', 'La Virgen de las rocas' y 'Retrato de dama' ('La belle ferronière'). La exposición, sin el 'Salvator Mundi', terminó con récord para una muestra temporal en el Louvre, con 1.071.840 visitantes, casi el doble que la dedicada a Delacroix, la segunda con 540.000 asistentes.
Vitkine entrevista en su documental a marchantes, historiadores, comisarios y variopintos personajes del opaco mercado del arte. Presenta el 'Salvator Mundi' como ejemplo de las irregularidades y manejos de un oscuro sector que movió casi 60.000 millones de euros en 2019.
HALLAZGO
El cuadro emergió en una subasta de Sotheby's en 1958 en la que se vendió por 45 libras de la época, unos 52 euros de hoy. Al morir en 1987 Minnie Stanfill Kuntz, compradora de arte en Europa, lo dejó en herencia a su sobrino Basil Clovis Hendry, director del coro de una iglesia.
El cuadro, que representa a Jesucristo sosteniendo una esfera de cristal en su mano izquierda, estuvo años colgado en la pared de la escalera de la casa de Hendry, en Baton Rouge (Luisiana). A su muerte en 2005, su hijo pidió a Christie's que tasara los cuadros que heredó. Los expertos desecharon el retrato del Salvador, que acabó en una casa de subastas en Nueva Orleans. Ahí apareció el primer y avisado especulador, Robert Simon, marchante neoyorquino aficionado al arte italiano y experto en hallar cuadros "mal tasados" o "mal atribuidos", que pagó por él menos de 10.000 dólares, unos 8.500 euros. Vio que la pintura encajaba en la composición de un supuesto Leonardo perdido cuya leyenda disparó un grabado del siglo XVII del artista checo Václav Hollar, quien atribuyó el modelo original a Da Vinci, muerto 150 años antes.
Simon compró la tabla por unos 1.000 euros -1.175 dólares- y buscó validadores de su teoría: que había hallado el original del 'Salvator Mundi', a pesar de que el taller de Da Vinci hubiera producido hasta una veintena de copias del mismo cuadro. Se puso en marcha la imparable maquinaria del mercado hasta que un comprador anónimo pagó casi 400 millones de euros -450 millones de dólares- en la subasta de Christie's en 2017.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora