Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cine

El taller de cine de Lekaroz se convierte en laboratorio de desarrollo de películas

Los fondos europeos posibilitan esta residencia que durante nueve meses hará una mentorización de seis proyectos de largometrajes

Ampliar El palacio del Señorío de Bertiz, donde tendrá lugar la parte presencial de la residencia
El palacio del Señorío de Bertiz, donde tendrá lugar la parte presencial de la residenciaDN
Publicado el 30/10/2022 a las 06:00
Los talleres que durante tres años consecutivos han atraído a Lekaroz a cineastas como Asghar Farhadi, Oliver Laxe e Isabel Coixet, que guiaban durante unos días a los alumnos en una inmersión por su particular manera de crear, crecen y se convierten ahora en una residencia anual, con una orientación más industrial, enfocada a sacar adelante cinco proyectos de largometraje cada año.
Los fondos europeos Next Generation, en una convocatoria específica para laboratorios cinematográficos que lanzó el ICAA, son los que posibilitan este proyecto de Joaquín Calderón, director del citado taller, del Navarra International Film Festival (NIFF) y de los Estudios Melitón, a cuya sombra se desarrollaba hasta ahora la experiencia. Esos fondos europeos aseguran la edición de dos ediciones, para los cursos 22/23 y 23/24, pero la idea es que el laboratorio se consolide después.
Dirigido a productores, directores y guionistas emergentes europeos, la residencia se desarrolla a través de mentorías, talleres, financiación y presentación a la industria de cinco proyectos de largometraje de ficción.
El objetivo final es acompañar el desarrollo de esos cinco proyectos durante nueve meses. La residencia navarra, que es como se llama la iniciativa, lanzó una convocatoria a la que han llegado 150 proyectos de los que debían escoger los cinco que se irán armando como futuras películas. Al final, en esta primera edición han ampliado a seis porque no querían dejar fuera un proyecto.
“La diferencia con otras residencias es que en lugar de pedir solo al guionista o al director, para desarrollar al guion, aquí son proyectos que vienen defendidos por guionista, director y productor”, apunta Calderón. Así se hace una residencia para los proyectos que ya tienen productor, director y guionista y se les pone un mentor en cada una de esas especialidades, es decir, cinco mentores de producción, cinco de dirección y cinco de guion (como finalmente hay un sexto proyecto han añadido un sexto mentor de guion). Entre ellos figura gente de peso como Carlota Pereda (directora de Cerdita), Clara Roquet (directora de Libertad), María Puy Alvarado (productora de El agente Topo), Lola Mayo (guionista de El muerto y ser feliz) o Iker Ganuza (productor de Akelarre), entre otros.
Además de los dieciséis mentores hay previstas doce masterclass, con cineastas como Oliver Laxe, Isabel Coixet, Marta García Larriú, Peter Andermatt o Silvia Cobo, y seis encuentros con responsables de la industria para saber cómo gestionar las ayudas o los permisos de rodaje, por ejemplo. Entre estos últimos se encuentran José Luis Rebordinos, director del Festival de San Sebastián, o el nuevo presidente de la Academia de Cine, Fernando Mendez Leite. “Mi idea es que después de toda la residencia la gente conozca a un montón de profesionales y eso le ayude a hacer cosas”, explica Calderón.
La residencia incluye tres momentos presenciales, que tendrán lugar durante cuatro días de noviembre (del 3 al 6), cuatro días de febrero y cuatro días de junio en el Palacio de Bertiz. Se alojarán en el aledaño Hotel Urgain. Entre medias de estos momentos presenciales habrá una mentorización online que se prolongará de noviembre a julio.
“Los proyectos son muy potentes, teníamos dónde elegir”, asegura Calderón. Se trata de El dilema de las anguilas, de Elena Molina y Montse Pujol; Los animalitos, de Paco Ruiz y Pilar Rodríguez; Pulsera de pintxos, de Marian Fernández y Xabier Iriondo; Sorda, de Eva Libertad y Nuria Muñoz; Ultravioleta, de Mamen Díaz y Violeta Rodríguez, y Un hombre en un puente, de David Martín de los Santos y Amaya Izquierdo.
“Mi ambición es que de esas pelis las veamos luego en las pantallas. A lo mejor las seis no puede ser, pero son proyectos muy armados que vienen con parte de la financiación”, explica.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora