Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Una jornada marcada por el calor clausura los balcones del Flamenco On Fire

Las zonas de sombra y los abanicos resultaron ser un combo perfecto para los cientos de personas que disfrutaron de los espectáculos ofrecidos por Juana 'la del Pipa' con Manuel Parrilla y Rafael Jiménez 'el Falo' con Claudio Villanueva

Ampliar Juana 'la del Pipa' y Manuel Parrilla, en el balcón del Ayuntamiento
Juana 'la del Pipa' y Manuel Parrilla, en el balcón del AyuntamientoJesús Garzaron
  • Javier Estévez
Actualizado el 28/08/2022 a las 13:53
El Flamenco On Fire no reúne sólo a gente de Pamplona. Ni de Navarra. Ni de España. Prueba de ello es la presencia recurrente de público internacional en los escenarios en los que se ha organizado el festival. Dos de ellos son Karl Huibreghts (1960) y Mariam van de Velde (1962), ciudadanos belgas residentes en Amberes que se encontraron con el certamen de flamenco por casualidad ("estábamos caminando, hemos visto gente y hemos pensado que debía estar pasando algo", asegura van de Velde), pero que no dudaron en detener su ruta turística por Pamplona durante los quince minutos que Juana 'la del Pipa' y Manuel Parrilla permanecieron en el balcón del primer piso del Ayuntamiento de Pamplona.
Lejos de los profundos sentimientos que despiertan sus letras, la artista jerezana se subió al escenario provocando las risas de las personas presentes en la Plaza Consistorial: "¡Qué horitas, con este calor!", exclamaba la cantaora. 29 grados marcaba el termómetro, temperatura que animó al público a buscar refugio en las zonas de sombra de la plaza. Decenas de personas, sin embargo, no encontraron otro remedio que presenciar el concierto bajo el sol. Antes de comenzar el espectáculo, Juana 'la del Pipa' pidió perdón de antemano al público. "Si algo no sale como yo quisiera, perdonadme, por favor, pero lo que sí voy a poner es mi alma y mi corazón, como siempre lo pongo", profirió la artista. Y, a juzgar por la reacción de los asistentes, no solo quedó perdonada, sino también encumbrada por unos aplausos que pusieron punto final a cada canción.
El abanico y el vermú dominguero en los bares más próximos al Hotel La Perla fueron los mejores aliados de decenas de los cientos de personas que congregó el segundo concierto de la jornada, protagonizado por el cantaor ovetense Rafael Jiménez 'el Falo' y el guitarrista chileno Claudio Villanueva. La anécdota de la actuación la protagonizaron unos inoportunos aspersores, que reaccionaron a las quejas por la temperatura de muchos de los asistentes accionándose sin previo aviso. No corrió la suerte de ser refrescada Mercedes Ramos García (Córdoba, 1972), que también se topó fortuitamente con el festival, aunque al conocer que era de flamenco no dudó en buscar un sitio para cobijarse del sol y disfrutar del concierto. "No pertenezco a peñas flamencas ni estoy muy metida en el gremio, pero es un género que me gusta", reconoce Ramos. El dúo asturiano-chileno permaneció cuarenta minutos bajo el incipiente sol que iluminaba el balcón del primer piso del Hotel La Perla. Un esfuerzo que el público pamplonés reconoció en forma de palmas durante las canciones y aplausos al final de las mismas.
Este domingo tiene lugar la clausura de una edición del Flamenco On Fire cuyos balcones cerrarán definitivamente a las 19.45 horas en el Palacio de Ezpeleta con el dúo formado por Mari Peña y Antonio Moya. Mientras tanto, el Ayuntamiento de Pamplona y el Hotel La Perla ya han puesto en marcha la cuenta atrás para el Flamenco On Fire 2023.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE