Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cine

El milagro de 'El Padrino'

El escritor Iván Reguera novela las vicisitudes que superó una obra considerada ahora como una cima del cine

Ampliar Portada del libro
Portada del libroCEDIDA
Publicado el 10/07/2022 a las 10:15
Cuesta imaginar que Francis Ford Coppola estuvo a punto de no dirigir 'El Padrino', la película que lo convertiría en uno de los cineastas más importantes del siglo XX. Coincidiendo con el 50 aniversario de esta brutal obra de arte, se publica en España el libro 'El hombre que podía hacer milagros', dedicado a una película destinada al olvido y que, pese a todo, está considerada por los más prestigiosos críticos del mundo como la mejor de la historia. Firmada por Iván Reguera, el libro presenta detalles desconocidos de esta formidable producción. Desde su estreno en cines en 1972, 'El Padrino', con sus Oscar, su música y un elenco que incluye a Al Pacino, Marlon Brando, Diane Keaton y Robert Duvall, se ha erigido como la favorita de los cinéfilos. Pero este filme hubiera sido muy diferente si Coppola hubiera rechazado la oportunidad, si el ejecutivo Robert Evans hubiera sido expulsado de Paramount un mes antes, si la mafia hubiera conseguido parar el rodaje y si Al Pacino no hubiera sido contratado. "Fue un milagro que la película se hiciera. Cuanto más investigaba sobre el rodaje, más me sorprendía" apunta Reguera. A la investigación el autor le ha dedicado años de su vida, no solo porque es un amante de Coppola, sino por la cantidad de obstáculos que enfrentó la producción. "Coppola es mi director favorito, siempre he querido escribir una novela dedicada a El Padrino, pero lo fascinante no es que sea la mejor de la historia, sino que pudiera terminarse" admite Reguera. Narrada como una trepidante película y basada en una rigurosa documentación histórica, su libro muestra el poder empresarial de un Hollywood que ha desaparecido. "Hoy en día son los ejecutivos quienes deciden las escenas y la estructura de los guiones. La magia está desaparecida". En clave de misterio, el autor detalla los obstáculos que Coppola enfrentó antes incluso de tomar las riendas de El Padrino porque Paramount Pictures quería contratar a un director más conocido. Coppola se había consolidado como un escritor talentoso, ganando el Oscar al Mejor Guión Original por la película 'Patton' en 1970, pero para la adaptación del libro más vendido del momento, Paramount buscaba directores como Elia Kazan, Arthur Penn o Peter Yates. Finalmente se decidieron por Coppola porque era joven (apenas tenía 32 años) y pensaron que haría lo que le ordenaran. "Parecía un director a la medida de lo que querían el estudio en su intento de manipularlo, pero luego Coppola hizo lo que quiso", revela Reguera.
En una entrevista de diciembre de 2020 con la revista Deadline, Coppola dijo que cuando leyó por primera vez la novela de Mario Puzo, en la que se basa la película, "no quedó impresionado" y posteriormente rechazó la oportunidad de dirigir la película. "No sabía quién era Puzo", dijo Coppola. "La novela de Puzo no era nada especial. Era una obra mediocre que Coppola convirtió en una película épica. Es cierto que fue un libro de súper ventas, pero eso no quiere decir que sea brillante" dice Reguera. Paramount lo contrató por 125.000 dólares y el 6% de las ganancias de la película. Dado que Coppola casi fue despedido tres veces durante el rodaje, su capacidad no solo para terminar la película, sino también para liderar la franquicia subsiguiente y ganar un total de nueve premios de la Academia y recaudar más de mil millones fue un verdadero milagro. "Por eso hemos elegido ese título, 'El hombre que podía hacer milagros', porque fue un milagro que la película se terminara".
Considerada la cinta de gánster por excelencia, 'El Padrino' es responsable de crear la idea moderna de la mafia. De hecho, su éxito fue tan grande en la cultura pop que la mafia llegó a tomar prestadas frases como: "Voy a hacerle una oferta que no podrás rechazar". Lo cual es bastante irónico, considerando que la mafia hizo todo lo posible para evitar que 'El Padrino' llegará a la pantalla grande. Antes de que comenzara la filmación, el rodaje fue atacado por la Liga de derechos civiles ítalo-estadounidense, un grupo que se oponía a retratar los estereotipos italianos y que consiguió que la palabra mafia no apareciera en la película. En su favor contaban con la colaboración de Frank Sinatra, quien actuó en un evento en el Madison Square Garden y recaudó 500.000 dólares para su causa. "Los gánsters comenzaron a seguir al productor de El padrino, Al Ruddy, y rompieron todas las ventanas de su auto. El ejecutivo de Paramount, Robert Evans, recibió una llamada telefónica de un matón que amenazó con lesionar a su hijo", dice Reguera, quien detalla la relación de la mafia con la producción en varios capítulos de su obra. Si la película parecía condenada desde mucho antes del primer golpe de claqueta, terminó saliendo adelante gracias a una serie de coincidencias asombrosas, como ese principio con Michael Corleone. "Un amigo de Francis fue quien le dijo que su guión no tenía fuerza en la primera escena y él decidió cambiarla. Lo mejor de Francis fue su capacidad para elevar el guion y rodearse de un gran equipo de colaboradores a su alrededor", apunta Reguera. El hombre que podía hacer milagros está escrito desde la pasión del reportero amante del cine, del escritor cansado de reconocer personajes en la pantalla. "Michael Corleone es uno de los papeles sublimes de la historia del cine, pero en manos de otro actor, que no hubiera sido Al Pacino, no tendría la profundidad que le reconocemos" revela el escritor.
Si una taquilla récord, premios Oscar, papeles estelares para actores advenedizos como Al Pacino y Robert Duvall no fuera suficiente, 'El Padrino' cuenta también con el revival de la carrera de Marlon Brando, para quien la película (junto con El último tango en París, estrenada el mismo año) ofreció algo así como un renacimiento personal. Brando apenas tenía la edad suficiente para ser patriarca (47 años), pero su presencia ayudó a trazar la línea sanguínea de la narración. Fue, desde el momento en que Coppola consigue a Brando, cuando la película empezó a deshacer su maldición.
En 1972 el sistema del Hollywood clásico estaba cambiando por un nuevo Hollywood de la mano de directores como Coppola, Steven Spielberg y George Lucas. "Vivimos, igual que entonces, tiempos de cambios en Hollywood. Eso también me motivó a la hora de escribir este libro". Es demasiado fácil mitificar. 
¿Quién puede evitarlo? 
El Padrino es una película sobre una reorganización generacional, la llegada de una nueva guardia con vínculos firmes pero flexibles en el viejo mundo, la unción de un héroe nuevo, Michael Corleone, para el futuro de una familia. El problema permanente de la ley de sucesión: el mantenimiento del poder. "La película y mi novela hablan del poder, pero también hablan de Hollywood" terminó Reguera que nos ofrece un libro refrescante para celebrar el 50 aniversario de un monumento al poder de Hollywood.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE