Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Concierto

Los Secretos llevan al Baluarte hasta otro mundo

El grupo emocionó el viernes a un público maduro en un concierto que fue de menos a más

Actualizado el 08/01/2022 a las 17:43
Hablando con mi amiga Mila, gran admiradora de Los Secretos, me decía “que suerte que tú puedes ir a verlos”, mientras teletrabajaba recién salida airosa de su positivo por Covid ómicron e intentaba organizar como enfermera que es los turnos de un personal sanitario que está exhausto… Otro amigo me comentaba algo parecido: “Los cinco hemos dado positivo, imposible acercarnos a verlos”. Y yo iba pensando en este tsunami que estamos intentando capear, mientras preparaba en mi móvil la cartilla de pauta completa de vacunación, sacaba el DNI de la cartera y llevaba la entrada, todo en una misma mano y en la otra el paraguas, que para más inri llovía con ganas. Por todos los trámites para entrar las colas eran largas en el Baluarte, pero al menos el acceso se hacía medianamente fluido. 
“¿Estará la sala llena, tal y como he chequeado en internet?” Pues sí, lo estaba, de un público en general maduro que con su presencia no solo apoyaba la cultura en estos tiempos nefastos para ella, sino que también aportaba su pequeña oda a la valentía, contra el miedo, con esa necesidad de curarse moralmente que yo también estaba convencido que iban a lograr las canciones atemporales y eternas de Los Secretos.
La emoción saltaba filas y cuando Álvaro, Ramón, Jesús y el resto de la banda saltó al escenario la percibió desde el primer segundo. Un ejercicio de empatía total protagonizado por adultos con ganas de restablecer heridas psicológicas porque todo esto que llevamos viviendo para ya dos años va cobrándose sus precios.
Y los del escenario así lo entendieron porque su concierto, respondiendo a las expectativas y a las emociones, fue de libro, con un repertorio construido de menos a más en el que intentaron aportar la fortaleza de sus grandes éxitos —necesarios por lo que transmiten las propias letras de los perdedores que ven la luz al final del túnel— como esos “patitos feos” tal y como comentó Álvaro que son las canciones que sonaron menos , pero no por ello tienen menos que decir, y que en estos últimos tiempos la propia banda ha sabido pulir de nuevo para sacarles todo su brillo y potencial.
Ciertamente es un placer disfrutar de un grupo que lleva más de 40 años haciendo carrera y carretera y que mantiene tanto en el escenario como en todas las ocasiones en que se le abren espacios públicos su espíritu humilde y tan absolutamente profesional como agradable y empático hacia el público que los ha sostenido y llevado en volandas durante tanto tiempo. 
Así que como tantos otros que los hemos disfrutado desde siempre me sentía especialmente feliz porque una vez más en Navarra y en Baluarte volvieron a conseguir que la gente saliera del concierto reconciliada con el mundo y habiendo compartido esta belleza de historias de melancolía y de condición humana. 
Su oficio y profesionalidad les llevó a poner todo lo que saben y tienen para ser sonorizados con una mezcla que en Baluarte fue buena, suficiente en detalles y matices y ayudando a explotar lo que han conseguido convertir en un doctorado del pop rock español. 
Sus canciones, ejemplares en las melodías, bellas en las armonías y ahora más que nunca con Chechu unido en esos coros a tres voces más la principal de Álvaro para tantas canciones que han sabido hacer eternas. Una tras otras fuimos disfrutando del impecable sonido de sus guitarras —de su maravillosa colección— tocadas con un oficio envidiable, apoyadas por una sección rítmica incontestable.
 Los Secretos así suman más y ganan en armónicos para apuntalar su discurso sonoro, elegante y emotivo entre el pop, el country y el soft rock. De entre las nuevas son un placer 'Mi Paraíso', 'Escrita en el corazón', 'Lejos', 'Me olvidé de tu nombre', 'Ponte en la fila', 'Gracias por elegirme', etc. 
Los “Patitos feos” rescatados para esta gira y ocasión fueron por ejemplo 'Buscando', 'Nuevo color', 'No me falles' o 'El primer cruce' —un tema de puro 'honky-tonk' sonido Nashville-. 
Y entre sus grandes hits brillaron a gran altura 'El bulevar de los sueños rotos', 'Mi amiga mala suerte', 'Ojos de perdida', 'Quiero beber hasta perder el control', 'Agárrate fuerte a mí' y 'Sobre un vidrio mojado' y 'Déjame' (que fueron los último temas). Lucieron como siempre, bloque perfecto compensado y equilibrado, sin fisuras a la hora de interpretar, con Ramón Arroyo que lució en tremenda maestría con las guitarras tanto en el 'slide', como con la de 12 cuerdas, la de doble mástil. Pero ciertamente todos y cada uno dieron su pequeño recital instrumental.
Canciones que nos fueron abriendo en carnes a la emoción, ahora más importantes y necesarias que nunca y que nos transportaron durante dos horas largas de este a otro mundo. Los Secretos, que duren muchos, pero que muchos años…

Concierto del grupo Los Secretos celebrado el viernes 7 a las 20:30 h. en la sala principal de Baluarte de Pamplona, encuadrado en el ciclo de ANAIM Club Fest. Solo 15 minutos de retraso –poco teniendo en cuenta todo lo que se hacía necesario para acceder a la sala-. Lleno, con el público a aforo completo y siguiendo las actuales normativas contra la pandemia. Más de dos horas de concierto con una tanda de bises. El público feliz con una enorme ovación final que duró más de cuatro minutos mientras Los Secretos se fueron despidiendo desde todos los lugares del escenario.
Los Secretos son Alvaro Urquijo, guitarras y voz; Ramón Arroyo, guitarras; Jesús Redondo, teclados y coros; Txetxu Altube, guitarra acústica, mandolina y coros; Juanjo Ramos, bajo y coros y Santi Fernández, batería. 

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE