Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

El monasterio de Fitero cuenta un siglo después con un órgano positivo

La Fundación Gondra-Barandiarán ha financiado la adquisición de este instrumento

El nuevo órgano positivo del monasterio de Fitero
El nuevo órgano positivo del monasterio de FiteroCedida
  • Diario de Navarra
Publicado el 12/10/2021 a las 06:00
Hace exactamente un siglo de la enajenación de un órgano realejo del siglo XVI, que estuvo en el coro alto del monasterio de Fitero y se cambió por un armónium a la parroquia. El instrumento aún lo conoció el organista José María Viscasillas, que lo fue entre 1921 y 1993. El instrumento estaba muy deteriorado e imposible para ejecutar género o partitura alguna.
Entre los proyectos de la Asociación de Amigos del monasterio, siempre ha figurado la adquisición de un instrumento con características parecidas a las que tuvo aquel antiguo realejo. Ello permitirá conciertos en el monasterio con el diálogo de los dos órganos, el positivo y el monumental. Los sueños se han hecho realidad gracias al patrocinio del proyecto por parte de la Fundación Gondra-Barandiarán, con la que se firmará el oportuno proyecto de colaboración.
La pieza es un positivo (instrumento transportable, del latín, positio), construido hace algunos años por el organero José Antonio Pérez Añanos, de Berdún, y pensado para acompañar a pequeñas agrupaciones y orquestas de cámara. Los Amigos del Monasterio de Fitero han contado con el asesoramiento don Julián Ayesa Gorri, organista de la catedral de Pamplona y experto en esos instrumentos, que ha evaluado el instrumento positivamente en todos los aspectos. Consta de teclado partido y tiene pedalier y tubos de madera o pequeñas contras a los lados en aras a apoyar los graves. En cada lado, los registros son Violón, Tapadillo, Quincena y Decimonovena.
Como aspecto positivo, hay que anotar que el motor de alimentación de aire está fuera del instrumento. Otra peculiaridad del órgano es que cuenta con un pedal de expresión para abrir gradualmente la parte posterior con una persiana que va haciendo que el sonido sea mayor, al permitir la apertura de la caja expresiva en la que se encierran los tubos.
El autor del instrumento, José Antonio Pérez Añanos, con taller en Berdún, se jubiló en 2007. Ha restaurado en 25 años unos cuantos órganos en Navarra y en Aragón. Por lo que respecta a los de nueva factura, ha trabajado para personas particulares en gran parte, pero también para diversos templos como los de Aler y Siresa y para profesores de los Conservatorios de San Sebastián y Vitoria, así como el del santuario de Torreciudad y el que nos ocupa.
La Fundación Gondra-Barandiarán, con sede en Guecho, tiene entre sus fines diversas obras asistenciales, así como algunos proyectos en pro de la cultura y la conservación del patrimonio artístico en general y, en particular, del País Vasco y Navarra. Entre sus actuaciones en Navarra, colaboró en la restauración del pórtico de Santa María de Olite.
La Asociación de Amigos del Monasterio de Fitero cumple este año tres décadas de andadura y ha organizado a lo largo de ese tiempo numerosas actividades en aras al conocimiento, conservación y difusión de cuanto alberga el monasterio de Fitero -el primero del císter en España y Portugal- tanto en lo relativo al patrimonio material como inmaterial.
volver arriba

Activar Notificaciones