Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Escritor

Miguel Izu: “No tengo nada que hacer contra las leyendas de Sanfermines”

Con ‘Los sanfermines ya no son lo que eran’ cierra la trilogía de libros recopilatorios de artículos sobre las fiestas, estos de 2015 a 2020. Mantiene que “han cambiado poco desde 1591”

Miguel Izu posa con su último libro en el monumento al Encierro, en la avenida de Roncesvalles.
Miguel Izu posa con su último libro en el monumento al Encierro, en la avenida de Roncesvalles.
Actualizada 01/06/2021 a las 06:00

Una de las leyendas de Sanfermines que Miguel Izu más aprecia es la de la presencia de la actriz Ava Gardner en 1956 y que posó en una foto con Hemingway, Orson Welles, Antonio Ordóñez y Luis Miguel Dominguín. Izu sabía que aquel año Hemingway se encontraba en su casa de La Habana, y revisó las biografías del resto: Welles estaba en Hollywood; Ordóñez, convaleciente en Madrid de una cornada, y Dominguín, en Cuenca, en el bautizo de su hijo Miguel. De este mito habla Izu en Los sanfermines ya no son lo que eran, con el que cierra su trilogía de libros recopilatorios de artículos sanfermineros, estos de 2015 a 2020, y que presenta en la Feria del Libro el 6 de junio (12.30 horas). El que fuera abogado y profesor de derecho administrativo en la UPNA y la UN, edil por IU en Pamplona, parlamentario y presidente de la Mancomunidad de la Comarca está a punto de jubilarse del todo: el 4 de junio es su último día como vocal del Tribunal Administrativo de Navarra. A punto de cumplir los 61 el 22 de junio, no se jubila de la escritura. Y aunque pensaba que sí de la sanferminera, le acaban de pedir dos colaboraciones para julio...

Con la variedad de temas que trata, elige ese título...
Se debe a la frase repetida de “los Sanfermines se están estropeando”. Llevaba oyéndolo 40 o 50 años, pero hurgando en la hemeroteca descubrí que hace más de un siglo ya había gente que decía que los Sanfermines bonitos eran los de su época de jóvenes. Y no es así: lo bonito era cuando eras joven. No es nostalgia por los Sanfermines de antes, es nostalgia de haber sido jóvenes porque nos lo pasábamos mejor.

Y para escribirlo, lo estudia e investiga.
Me gusta mucho esa tarea de investigar y documentarme y es más fácil que en la época analógica de la que procedo de folios y Bic azul: ahora, sin moverme de casa, en zapatillas y delante del ordenador, entro en la web de la Biblioteca Presidencial John F. Kennedy de Boston, donde están los papeles de Hemingway, pido por correo electrónico copias de lo que necesito y me lo envían. Todo muy cómodo, como en todas las bibliotecas del mundo.

Con lo que ha investigado y este título, ¿cuáles son esos “como eran”?
La estructura general de la fiesta es de 1591 y hemos cambiado poco. Ahí nacen los Sanfermines, porque antes había otras cosas: la fiesta de San Fermín en octubre, las ferias en julio y los toros hacia la fiesta de Santiago Apóstol. Se acercó todo y de ahí los Sanfermines con los actos religiosos, los toros y el ambiente en la calle. Lo de acabar el 14 de julio fue a raíz de inventarse en 1959 la Feria del Toro, así que también encierro y jolgorio y el día 14 la Octava. Hemos acompasado las fiestas a la liturgia, que es lo que marca los Sanfermines. Donde ha habido cambio, relativo, es en el jolgorio: chupinazo, disfrazarnos de blanco, escalera, Struendo, verbena en la Plaza del Castillo, guiris... .

Cuenta en el prólogo que se pone a escribir por un encuentro con una peña.
Fue una mesa redonda donde se dijo que había que recuperar el Riau riau, y yo en esto soy un hereje sacrílego: no hace ninguna falta. Como dijo el alcalde de Pamplona allá por 1919, era una gamberrada, e históricamente es una anécdota, hasta el año ochenta, pues lo que vino después fue un desastre. Padecí una recuperación del Riau riau como concejal porque a Chorraut se le ocurrió, y no hubo Riau riau, sino batalla campal, pero iba en el sueldo... Al de ahora, en el que no hay Ayuntamiento, voy muy a gusto, con La Pamplonesa y la gente tarareando el vals de Astráin. Total, que de aquella mesa redonda me puse a escribir para llevar la contraria: que no hacía falta recuperar el Riau riau y que muchas cosas que se dicen son mentira.

A eso iba. Cuenta en este libro algunas: existencia de San Fermín, el porqué del pañuelo rojo, la habitación que Hemingway nunca ocupó en La Perla, el millón de visitantes... ¿Vivimos en la equivocación continua?
Vivimos en la mitología, en Pamplona y en el resto del mundo. Cuando empiezas a rascar, la mayor parte de las cosas en las que cree la gente no son ciertas, son leyendas. Nos gusta más la leyenda, que es más bonita, porque la realidad suele ser fea, prosaica, triste y cutre. El ser humano vive en la leyenda.

Pero da por hecho que seguiremos viviendo en la leyenda...
Por supuesto. Por ejemplo, todos los años cojo todos los periódicos para ver quién es el primero que habla de la habitación de Hemingway en el hotel. Y siempre hay alguien [ríe].

Hay errores muy extendidos, por medios de comunicación, exposiciones municipales...
Las exposiciones de los ayuntamientos de Pamplona de varias décadas están llenas de leyendas. Y el próximo Ayuntamiento, que no sé quién será, lo hará también. En estos tiempos, uno de los males de Internet es que los bulos corren a una velocidad de vértigo. Pero tienen el reverso: te permite hacer búsquedas para ver dónde está la realidad. Reconozco que me lo paso bomba buscando y desmitificando leyendas sanfermineras. Estoy muy contento de que existan y sé que contra la leyenda no tengo nada que hacer.

Tal vez sorprenda su afirmación de que son una de las fiestas más ordenadas y previsibles.
Y cada vez más. Eran más salvajes y sucias hace treinta años, por ejemplo. Ayuntamientos y mancomunidad se han puesto las pilas desde hace tiempo. Para la de gente que se junta, la ciudad está muy limpia. ¿Y cuántas cosas pasan? Por desgracia, algunas, pero pocas para la gente que hay. Por eso, para el volumen que tienen, creo que son muy ordenadas.

Y hay normas.
El Derecho sanferminero.

Que de oxímoron, nada, dice.
La idea fue de mi colega José Francisco Alenza cuando montó un curso de verano y un libro ante la idea falsa de que Pamplona es una ciudad sin ley y del desmadre, otro de los mitos. Tenemos una normativa muy clara. Mira, La Manada. Hago esta lectura: les pillaron en cuestión de horas, y se vio que las policías estaban preparadas, coordinadas. ¿Dónde en una fiesta desorganizada hubiera habido una respuesta policial tan rápida ante unos tíos que venían de fuera?

DNI

Miguel Izu Belloso (Pamplona, 22 de junio de 1960) es autor de relatos, de ensayos, de las novelas El asesinato de Caravinagre, El crimen del sistema métrico decimal y El rey de Andorra, de recopilaciones de artículos de prensa (Sexo en sanfermines y otros mitos festivos y Crisis en sanfermines y otros temas festivos) y de Hemingway en los sanfermines. Está soltero y no tiene hijos.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE