Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cine

'Goyas' para cerrar la Muestra de Tudela

Patricia López Arnaiz y Jone Laspiur -Mejor Actriz y Actriz Revelación- clausuraron ayer el ciclo de cine español. Presentaron ‘Ane’ junto a su director, David Pérez Sañudo, galardonado también en los Goya por el guión de su ópera prima

'Goyas' para cerrar la Muestra de Tudela
'Goyas' para cerrar la Muestra de Tudela
Actualizado el 29/05/2021 a las 06:00
Patricia López Arnaiz y Jone Laspiur, galardonadas como Mejor Actriz Protagonista y Actriz Revelación, respectivamente, en esta edición de los premios Goya, protagonizaron ayer la jornada de clausura de la 27 Muestra de Cine Español de Tudela. Ambas presentaron en este ciclo la película Ane, por cuyas interpretaciones recibieron los citados reconocimientos, junto al director de este largometraje, David Pérez Sañudo, quien también obtuvo por este trabajo, su ópera prima como realizador, el Goya al Mejor Guion Adaptado junto con Marina Parés. Una presencia en la capital ribera que, a juicio de Luis Alegre, director de la Muestra de Cine, “supone cerrarla por todo lo alto con Patricia y Jone, dos actrices maravillosas, y David, un gran narrador”.
Ane, ambientada en Vitoria en el año 2009, narra cómo Lide, una madre joven que trabaja como vigilante en las obras del Ten AVE descubre, tras unos altercados en su barrio por expropiación de viviendas, que Ane, su hija adolescente, no ha ido a dormir a casa. Comenzará a investigar, junto con su exmarido Fernando, el paradero de su hija y a adentrarse en su mundo, dándose cuenta de que ha convivido junto a una desconocida.
REPERCUSIÓN DE LOS PREMIOS
Las protagonistas de Ane y su director valoraron lo que les ha supuesto recibir los Goya ya citados. Patricia López Arnaiz (Vitoria, 1981), que inició su andadura profesional en el cine en 2017 con El Guardián invisible, basada en la novela de Dolores Redondo, reconoció que se siente feliz, “por su puesto”, pero que todavía no sabe muy bien lo que ha significado ya que legó a la gala de los Goya “tras varios meses agotadores y muy cansada”. Calificó ese día como “increíble y emocionante” y añadió que “después, hubo un momento en que me puse enferma” y tuvo que desconectar ya que, como expuso, hay momentos en los que “todos necesitamos olvidarnos de nuestra profesión también y estar en el planeta liberados de nuestro trabajo”.
Para la donostiarra Jone Laspiur su galardón significó algo “bonito e impactante, y una confirmación” de su trabajo en la interpretación. “Yo venía de otro mundo, de las Bellas Artes, y ha sido un giro bastante radical. No sabía del todo si estaba haciendo bien el trabajo en el cine, por lo que el premio fue una legitimación, una confirmación de que puedo seguir por aquí intentándolo y poder ver ahí, tal vez, un futuro”. De hecho, Laspiur, a sus 25 años, está estudiando teatro en Madrid. “Ha sido un descubrimiento total y estoy dándome cuenta del pedazo de mundo que se me ha abierto y que cada vez me está gustando más. Estoy muy contenta e ilusionada y aprendiendo un montón”, reflejó.
El realizador burgalés David Pérez Sañudo, de 34 años, indicó que, en su caso, el cambio ha sido “muy drástico”. “Fue pasar de una vida muy espartana, en cuanto a que la apuesta por hacer cine conllevaba no cobrar mientras escribía y tener que trabajar en otra cosa al mismo tiempo, a permitirme, por primera vez, tener ofertas de trabajo, lo que ya es un cambio muy sustancial y positivo”, señaló, al tiempo que comentó que “llevaba aguantando esa vida muchos años, como casi todos mis compañeros de profesión”.
En este sentido, Pérez Sañudo dijo que empezar una ópera prima es muy duro y que en el caso de Ane “ha sido agónico, porque ha sido autofinanciada y autoproducida por unos compañeros muy jóvenes y, como dice uno de ellos, es la película de las oportunidades, porque debutábamos muchas personas”.
Reconoció que desde el primer momento tuvieron claro que rodarían este largometraje en euskera, “casi como un reto colectivo y personal”, y que en el mismo, que plantea el desconocimiento de unos padres separados de distintos aspectos de la vida de su hija, “lo que hemos buscado ha sido, sobre todo, plantear zonas de dilema, no dar un mensaje unitario”.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones