Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Exposición de pintura

Las mujeres de Asun San Martín

Asun San Martín lleva cerca de quince años recorriendo su camino pictórico acompañada del mundo femenino. Una exposicion en la Casa de Cultura de Villava invita a conocer distintas culturas y tradiciones a través de figuras y retratos

Foto de la pintora Asun San Martín, en la exposición Mujeres de la Casa de Cultura de Villava.
La pintora Asun San Martín, en la exposición Mujeres de la Casa de Cultura de Villava.
Foto de la obra Mujeres aztecas.
Rostros con fuerza en la obra Mujeres aztecas.
CEDIDA
Actualizada 04/03/2021 a las 06:00

Varias mujeres han dejado huella en Asun San Martín Arregui (Muru Astrain, 1954) por todo lo que han significado en su vida. Su abuela, su madre y Rosalina, la vecina del pueblo que le salvó de morir ahogada en el lavadero estaban presentes en su recuerdo, pero quería rendirles un homenaje y decidió que el mejor reconocimiento público que podía hacerles iba a llegar a través de la pintura. Retrató a cada una de estas mujeres que han sido significativas en su vida, a las que sumó después a sus vecinas, hijas, amigas de su entorno. Pero siempre mujeres.

La serie pictórica 'Mujeres', que comenzó en 2006 sobre su entorno familiar y cercano, ha ido creciendo al mismo tiempo que las inquietudes de la artista que ha recreado un mundo femenino repartido por el mundo. Más de 50 obras componen esta serie que continúa abierta y en la que Asun San Martín muestra a esas mujeres que, de una manera u otra, transitan por su vida, conectaron con ella o le llamaron la atención, y con las que recorre diferentes tradiciones, culturas y oficios de aquellos lugares por los que ha pasado la pintora gracias a su afición por viajar. “Primera quería homenajear a la gente que he tenido a mi alrededor, que han aportado algo en mi vida, que me han hecho la persona que soy ahora. Pero después extendí el sentimiento, quería sensibilizar y sensibilizarme con todas las mujeres del mundo que están sufriendo o lo están pasando mal”, explica.

CUATRO CONTINENTES

La Casa de Cultura de Villava se ha convertido en un espejo de esas mujeres que forman parte de la vida de Asun San Martín. Mujeres, que así se titula también la exposición de Villava, muestra 27 de las 50 pinturas de la serie. Se trata de unas obras de gran formato, pintadas en óleo sobre lienzo o sobre DM y técnica mixta que, junto a las miradas o escenas que representan, destacan también por el color ya que la alegría cromática es otra de las señas de identidad de la artista.

La muestra está compuesta por una selección que incluye once retratos, mientras que el resto son pinturas de medio cuerpo o figuras completas en las que aparecen mujeres de diferentes países realizando actividades cotidianas en su vida diaria. Recorrer la sala permitirá encontrarse con un retrato en grafito de la abuela de la pintora, pero también con unas jóvenes asiáticas que destacan por su mirada, con mujeres mayas, orientales o yemenis, así como otras que recogen boñigas para el fuego, separan el cereal, cocinan o limpian verdura. “Me interesa captar lo cotidiano, lo que puede hacen cualquier día, la mayoría son gente joven. En la serie no aparecen mujeres de ciudad o mujeres ilustradas, no es lo que quiero. Las mujeres que me interesa son gente humilde”.

Su afición a viajar le ha permitido encontrarse con estas personas que luego ha plasmado en sus lienzos, si bien reconoce que algunos de ellos surgen de la colaboración de familiares, amigos y conocidos que, conocedores de su serie pictórica, le han entregado material fotográfico que ha utilizado para pintar la obra. “La gente ha respondido muy bien. Así, entre mis viajes y la colaboración que he tenido en este proyecto he conseguido pintar a mujeres de cuatro continentes, todos menos Australia. Hay un cuadro precioso captado en Noruega, también en Siria. Es un recorrido por las mujeres del mundo”.

Con un estilo figurativo, que mantiene desde que se inició en la pintura y realizó su primera exposición en 1993, Asun San Martín insiste en que le gusta pintar aquello que nace de su interior y de sus sentimientos. De ahí que el retrato de su abuela esté presente en las distintas exposiciones sobre Mujeres que ha realizado hasta el momento. “Tuvo una vida muy dura. Se quedó viuda, embarazada de su tercera hija, en un pueblo donde no había nada. Lavaba y cocinaba para otros, para sacar la vida adelante, una mujer encantadora que nos crió a los seis nietos. Lo mismo que mi madre, que siempre estuvo conmigo, me animó y me apoyó porque sabía que lo que me gustaba era dibujar y pintar”.

PINTURA COLORISTA

Aunque lleva varios años plasmando con sus pinceles las costumbres, culturas y tradiciones de mujeres de otros países, no es la única temática en la que se adentra la artista, que también plasma su interés por la naturaleza a través del paisaje. Acostumbrada a procesos creativos en los que trabaja por temáticas, a la de 'Mujeres' añade otras series sobre el agua, el otoño, el Urederra, la infancia y 'Detrás de mi ventana', más de 40 obras que realizó durante el confinamiento y que expresa, no sólo lo que ella percibió desde la ventana de su casa durante tres meses, sino lo que vieron y sintieron sus vecinos de la Cendea de Cizur.

A pesar de que su afición a la pintura nació en la niñez, Asun San Martín no se adentró en el mundo pictórico hasta que sus hijos comenzaron a ir a la ikastola y tuvo más tiempo para ella. “Mi novio, que ahora es mi marido, me hizo un regalo cuando tenía 19 años. Me regaló una caja de pinturas de óleo, pinceles y un lienzo. Fue el mejor regalo del mundo, pero lo guardé en un cajón porque no me atrevía a pintar al óleo, sólo con lápiz o ceras”. Fue entonces cuando se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios, donde tuvo como profesores a Salvador Beunza, Amaya Aranguren y Juan José Aquerreta. Una formación en la que finalizó en 1992 con matrícula de honor, por lo que el Ayuntamiento de Pamplona le concedió el premio Paulino Caballero.

Un año más tarde, en 1993, fue una de las cofundadoras de la Asociación Antonio Sada y comenzó a dar clases de dibujo y pintura a los internos de la cárcel de Pamplona, una experiencia que se planteó como un reto, que le gustó, que comenzó a desarrollar en Cizur Menor, Gazólaz o Astráin y con la que continúa en la actualidad.

Conocedora de distintas técnicas y estilos, Asun San Martín se mantiene en una línea figurativa porque, según explica, es donde se siente más cómoda. “Es el mejor me permite expresarme. Trato de pintar lo que veo y ese es el sentimiento. Lo que pinto lo estoy sintiendo, lo veo claramente”, apunta la artista, que reconoce su tendencia a utilizar mucho color, incluso tonos llamativos. ,. “Me gusta mucho el color y la luz. Me atrae la explosión de color porque las mujeres somos alegría, somos color. No soy una persona triste, soy más bien alegre. Y lo relaciono con el sentimiento porque para mí, la vida es color.

'Mujeres'. Asun San Martín

Casa de Cultura de Villava.
Hasta el 28 de marzo.
Horario: lunes a viernes, de 18 a 21 h. Domingos 7, 14, 21 y 28, de 18.30 a 20 h.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE