Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
ENTREVISTA

Rafael Canogar: “Esta obra responde a mis deseos de liberación del caos”

El pintor firma la portada de la revista ‘XLSemanal’ de este domingo, un especial solidario que da voz a ciudadanos y empresas que combaten a la pandemia

Rafael Canogar: “Esta obra responde a mis deseos de liberación del caos”
El artista Rafael Canogar, en su estudio.
CARLOS LUJÁN
  • María de la Peña. Madrid
Actualizada 09/05/2020 a las 06:00

Cuando el suplemento de nuestro diario, XLSemanal, le pidió al artista Rafael Canogar (Toledo, 1935) que realizara una obra para ilustrar la portada del número especial que llega a los quioscos mañana no dudó ni un segundo. “Siempre que pueda estaré donde hay que estar”, contestó. El que fuera uno de los fundadores del mítico grupo El Paso y uno de los pioneros de la pintura abstracta española, está a punto de cumplir 85 años y sigue pintando como el primer día. Con la misma ilusión, incluso ahora, durante el confinamiento que le llevó antes del estado de alarma a su casa de verano en Marbella. Desde allí, a través del teléfono, nos cuenta cómo concibió esta obra hecha exclusivamente para la revista y con apenas herramientas. “Nunca he trabajado con esta pobreza de medios”, afirma.

¿Cómo está? ¿En qué condiciones está pudiendo trabajar en el confinamiento?

Estoy bien porque aquí tengo espacio y estoy con mi mujer, Pura. Pero lo que nos ha tocado vivir es algo totalmente insólito. Como tengo el vicio de pintar y no puedo estar quieto, nada más llegar a Marbella, me puse a trabajar con el material de restos que había en esta casa y que son los que utilicé para hacer el retrato del rey Felipe VI hace cuatro años.

¿Cómo consiguió hacer la obra que ilustra la portada de XLSemanal?

Ni siquiera tenía papel y cogí el fondo rosa de una cartulina de una revista. Para hacer el arrastre de pintura que cruza la obra, rescaté dos tubos de óleo y, finalmente, para poder intervenirla le pedí a mi hijo Daniel que me enviara unas láminas de acetato muy finas.

¿Qué le ha supuesto trabajar con tan poco material?

Es la primera vez que trabajo con esta pobreza de medios. Tiene algo de positivo y es que, a veces, salen cosas espontáneas, una frescura que a lo mejor de otra forma no ocurriría. Accidentes que son acertados y que hay que aprovecharlos. Creo que la obra que he hecho para la revista es uno de esos ‘accidentes’, improvisado. Además, en la mesa de comedor, a falta de otro espacio mejor…

¿Logra concentrarse en el trabajo teniendo la tragedia de la pandemia de fondo?

Gracias a esta dedicación mía, que me envuelve, y me distrae totalmente, logro evadirme de la situación tan disparatada en la que ahora estamos. Por suerte tengo esa salida.

En esta obra mezcla el rojo, que es uno de sus colores más recurrentes, con el rosa y algo de verde. ¿Quiere decir algo tanto uso del color?

Estoy mezclando más color que nunca. Responde a mis deseos de liberación de este caos. De alguna forma, esta obra remite a mi periodo informalista; el espíritu es el mismo, pues estoy expresando ese grito de libertad de los años cincuenta.

Una obra tan bella como ésta sólo puede ser producto de una vida entregada a la pintura. ¿Sigue empeñado en buscar esa obra maestra final?

Estoy en ello, en esa tarea… Espero que pase pronto esta pesadilla y pueda volver a retomar mis cuadros inacabados. Estoy deseando volver a mi estudio, a mis escritos, a mi mesa, a mi vida cotidiana que está hibernando.

Entre sus inicios en la abstracción y su momento actual median casi 70 años, cargados de incidencias históricas, muchas vueltas y revueltas en el mundo. Ahora, vivimos una más, pero con el nombre de un virus desconocido y que nos ha pillado totalmente desprevenidos.

Me ha tocado vivir bastantes cosas. Por eso nunca creí que iba a vivir una experiencia como ésta. Habíamos leído sobre las grandes pandemias pero nunca piensas que las vas a vivir. Era un niño en la Guerra Civil, fui testigo de toda la dictadura, de la democracia, la Unión Europea… Pero como esto, nada. Te da una medida de la fragilidad del hombre.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE