x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
DIRECTORA DEL DOCUMENTAL 'ARA MALIKIAN, UNA VIDA ENTRE LAS CUERDAS'

Nata Moreno: “Nunca vi a nadie con la pasión de Malikian”

Nata Moreno es la directora del documental ‘Ara Malikian, una vida entre las cuerdas’, y también su esposa. “Si deja de tocar un día, se muere”

Nata Moreno: “Nunca vi a nadie con la pasión de Malikian”

Nata Moreno se casó con el músico hace un año en Las Vegas.

TVE
Actualizada 21/10/2019 a las 10:14
Etiquetas
  • Julián Alía
A+ A-

Tras la muerte de su suegro, Nata Moreno recibió en su casa 25 cajas. La directora escénica de los espectáculos del violinista Ara Malikian vio “un tesoro” en sus manos. En el interior se encontraban todo tipo de documentos, desde que tenía 4 años, del músico libanés de ascendencia armenia, su esposo. Ese fue el punto de partida de ‘Ara Malikian, una vida entre las cuerdas’, el documental que ha dirigido y que se estrena el próximo jueves.

¿Por qué quería contar esta historia?
Surgió ante mi necesidad personal de desarrollar, en un momento que estaba más parada, mi vena creativa. Fue algo absolutamente personal, pero también porque la historia de Ara Malikian me parece universal y que ilumina. Es una historia que puede inspirar a otros que quizá estén pasando un mal momento.

En el documental no se desvela cómo le conoció.
Le conocí en la sala Clamores tocando el violín. Yo iba de público. No quería formar parte de la historia más allá de mi mirada, de mi forma de verlo a él. Yo quería contar la historia de Ara. El documental surgió porque, unos meses después de morir el padre de Ara, cuando yo vivía con él y estaba embarazada de nuestro hijo, a nuestra casa llegaron 25 cajas, con todos los recortes, notas de prensa, entradas… desde que tenía 4 años. Esas cajas habían atravesado fronteras, guerras…, y este hombre armenio había guardado todo eso en un intento de que no cayera en el olvido. A mí me llegó como un legado. Vi un tesoro en mis manos y me pareció que era la oportunidad más bonita que se me estaba abriendo delante.

¿Le sorprendió la cantidad de material audiovisual que existía sobre él?
Cuando abro esas cajas, empiezo a ver cintas, super-8…, y busco la manera de reproducirlos. ‘¡Pero si tenemos a Ara con doce años tocando en El Líbano, en Tele Líbano!’. Cuando eres de un pueblo que está a punto de extinguirse, y además estás en un contexto de guerra, yo supongo que los recuerdos hacen tu vida. Este hombre fue muy metódico y guardó absolutamente todo de su hijo.

¿Había conocido a alguien antes con tanta pasión por su instrumento de trabajo?
No había conocido nunca a nadie antes con esa misma pasión en nada. Seguro que lo habrá, pero Ara tiene un impacto absolutamente excepcional. Es un hombre enamorado de su música, que va directamente vinculada a él. Si deja de tocar un día, se muere. Practica horas a diario y se expresa a través de la música. Todo aquel que lo conoce sabe que es una persona muy tímida, que no habla mucho y se comunica a través de la música. Eso es bellísimo de ver.
Un ser “transparente”

¿Cómo es de difícil sentarse a entrevistar sobre ciertos temas a su pareja?
Es complicado por la cercanía de la historia. Yo no la quería llenar de emotividad. A veces, desde aquí, decimos: ‘Pobre chico, que salió de la guerra a los 14’, y él cuenta que para él era lo normal; pensaba que todos los países del mundo estaban en guerra. Yo he intentado ser objetiva, pero es cierto que algunas entrevistas fueron muy largas y muy íntimas. Con los dos en casa, con un operador de cámara, descubrimos que había cosas que ni siquiera se había contado a sí mismo. Uno vive la vida, pero no la psicoanaliza.

En el reportaje parece que se toma su tiempo antes de responder, pero que no esconde nada.
Piensa lo que dice, porque no es un alocado o un impulsivo. Su palabra es contundente y es absolutamente transparente.

¿Cómo encaja eso con que fuese capaz de estrellar el coche para tener una excusa?
Supongo que uno no sabe manejar todo, y es verdad que a Ara le cuesta decir que no. No es una persona que vea muchas fronteras o tejados. Siempre tiene un sí en la boca, y para lo grande también. Entonces, por no decepcionar, él es capaz de estrellar un coche. Tremendo. En el fondo, es una respuesta creativa ante la vida.

¿Lo definiría ahora de una manera diferente a antes de grabar el documental?
La intimidad de Ara ya la conocía, pero he podido descubrir que es un ser que derrocha generosidad. Contar esta historia es complicado, porque abrir el corazón así no es fácil, o ponerle nombre a tu dolor. Ya sabía que era supertrabajador, superorganizado, superhumilde y cercanísimo, pero no conocía este nivel de generosidad. El único motivo por el que Ara se ha dejado hacer este documental es porque piensa que si a alguien le resuena, le puede ayudar.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra