x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
ESCRITOR

Emilio del Río: “No hay nada más moderno que el modo clásico de entender lo que nos rodea”

Se declara “amante apasionado” del latín y tiene la cualidad, además, de hacer su magisterio “atractivo”. Por ello presentó ayer en el Club de Lectura de Diario de Navarra su libro: ‘Latín Lovers’

Emilio del Río, ayer, en el Club de Lectura de Diario de Navarra, al que acudió para presentar su libro Latín Lovers.

Emilio del Río, ayer, en el Club de Lectura de Diario de Navarra, al que acudió para presentar su libro Latín Lovers.

Actualizada 14/03/2019 a las 17:27
  • Eva Fernández
A+ A-

Emilio del Río Sanz (Logroño, 1963) es un apasionado del mundo clásico, por eso se ha dedicado más de veinte años a la política, Cree que, “de alguna manera, todos debemos implicarnos en la vida pública”. Diputado nacional del PP por La Rioja desde 2015, ocupó durante doce años puestos en el Gobierno regional presidido por Pedro Sanz, del que fue, en las tres últimas legislaturas, portavoz, consejero de Acción Exterior, de Presidencia y de Justicia.

Doctor en Filología Clásica por la Universidad Complutense de Madrid (su tesis doctoral sobre La influencia del teatro de Séneca en la literatura española obtuvo el Premio Nacional de la Sociedad Española de Estudios Clásicos), sus inicios profesionales estuvieron vinculados a la Universidad de La Rioja, de la que es profesor titular de Filología Latina. Y aunque lleva en excedencia muchos años, nunca se ha desvinculado del todo de la vida académica, lo que le ha permitido dirigir varias tesis doctorales. Además, desde 2013, se encarga de la sección de latín y cultura clásica Verba volant, en el programa dominical No es un día cualquiera, que dirige Pepa Fernández en RNE 1. Casado con Mayte Ciriza, con quien tiene tres hijos, el 12 de marzo participó en el Club de Lectura de Diario de Navarra para presentar su primer libro, Latín Lovers. “Una recopilación de cultura y expresiones latinas presentes en el mundo que nos rodea”.

Asegura que su libro nace como una declaración de amor a la cultura clásica, pero ¿cómo surge su pasión por el latín?
Como todas las vocaciones, por una serie de buenos profesores que tuve. El más destacado de ellos fue Antonio Fontán, catedrático de Filología Latina en la Universidad Complutense de Madrid y del que pude disfrutar su amistad y magisterio. Como relato en el libro, contaba Fontán una anécdota muy curiosa en clase sobre una sesión en las Cortes de la dictadura franquista. El ministro José Solís Ruiz, conocido como ‘la sonrisa del régimen’, puso en cuestión en una de sus intervenciones para qué servía el latín. Y entonces, el catedrático de Filosofía de la Complutense Adolfo Muñoz Alonso le contestó: “Por de pronto, señor ministro, para que a su señoría, que ha nacido en Cabra, le llamen egabrense.”. Cabra viene del latín egabro. Una anécdota muy gráfica sobre la utilidad del latín...


En Latín Lovers incluye más de 50 capítulos sobre expresiones latinas. ¿Cómo las ha seleccionado?
La idea del libro es que fuera dirigido no sólo a los amantes del latín, sino también a los que no tienen ni idea de latín e incluso hasta a los que les cae mal, y lo aborrecen. Intento enseñar de una forma amena y divertida la cultura clásica y cómo está presente en todo el mundo que nos rodea: la música, el cine, el cómic, la actualidad política, el brexit... Los capítulos están incluidos al azar. No es necesario leerlos en orden. Son independientes y no tienen un hilo conductor entre ellos.


El título del libro tiene mucho gancho, ¿por qué lo eligió?
Latin lover es un “amante apasionado y atractivo”. Pretendo mostrar lo apasionados que todos estamos por el latín aunque no nos demos cuenta y cómo el latín es tambien un idioma muy atractivo. Quería mostrar que se puede tratar un tema serio y hacerlo atractivo a la vez. Docere et delectare, que decía el poeta latino Horacio. Enseñar divirtiendo. Y mostrar que no hay nada más moderno que el modo clásico de entender todo lo que nos rodea: el amor, la felicidad, la vida...


Es una pena que el latín esté tan apartado en nuestros planes de enseñanza...
Sí, es el drama que tenemos. España es un gran país, pero otras naciones europeas, como Alemania, Francia o Gran Bretaña nos superan en la enseñanza del latín. No se trata de que todo el mundo estudie cinco años en la universidad, pero por lo menos dos años de latín y uno de griego en la enseñanza obligatoria sería algo imprescindible... A propósito del programa Verba volant, disfruto mucho recibiendo mensajes de chavales de bachillerato que me preguntan cuestiones relacionadas con el latín en las redes sociales. Está claro que demanda existe.


¿Es Latín Lovers la versión escrita de su programa radiofónico?
No exactamente. Incluyo temas que he tratado en la radio, pero también muchos nuevos... Incluso, creo que es más bien al contrario. En la radio hablo de temas de mi libro.


¿Cuánto tiempo le ha llevado prepararlo?
Pienso que toda la vida...


¿Cómo puede compaginar su vida política con su pasión por el latín?
Cuando me preguntan por mi actividad política, respondo siempre que nadie es perfecto. De todas maneras, mi faceta política la conocen sobre todo en mi ‘pueblo’, Logroño, [risas]. Ser diputado en Madrid te obliga a estar de modo permanente en la capital. Tres semanas al mes hay plenos en el Congreso, pero luego siempre tienes comisiones y otras labores que hacer allí... Por eso le dedico el libro a mi mujer, Mayte Ciriza. “Por todo el tiempo que le debo”.


¿Por qué se metió en política?
En eso soy también muy clásico. Creo que siempre hay que implicarse en la vida pública, desde la posición política que uno tenga. Para contribuir a mejorar la sociedad, para hacernos mejores a nosotros mismos... Esta participación no tiene que ser necesariamente desde un partido político, puede ser desde una asociación, desde una comunidad de vecinos... Lo que sea. Que lo que nos rodea no nos sea indiferente, eso es lo que nos enseñan los clásicos. Por cierto, los clásicos también tenían pensamiento Twitter...


¿Qué quiere decir con eso?
Que los clásicos también eran capaces de expresar sus pensamientos en 280 caracteres, como la red social Twitter... Como he dicho antes, no hay nada más moderno que el mundo clásico. Y es una pena que nos lo estemos perdiendo. Si no leemos en latín es como si nos estuviéramos perdiendo una buena película, un buen libro o un bonito paseo por un bosque de Navarra...[risas]


Sus primeros alumnos de la universidad le recuerdan porque les hablaba de Catulo...
Sí, es uno de mis poetas latinos preferidos, y en el que se ha basado gran parte de la poesía española del siglo XX como Luis Cernuda (Generación del 27), Jaime Gil de Biedma (Generación del 50), Luis Antonio de Villena (Generación del 68 o los novísimos)...


También recuerdan que les decía que a la universidad no se iba a hacer amigos...

Varios de mis mejores amigos son exalumnos. No pretendía llevarme mal con los alumnos, pero lo que quería decirles entonces es que yo estaba allí para formarles, para enseñarles, no para ser su colega... Con los alumnos sucede como con los hijos. Te puedes llevar muy bien con ellos, pero eres su padre o su profesor. Eso no significa que no puedas tomarte un café con ellos. La prueba es que he dirigido tesis doctorales estando ya en la política. Y el programa de radio también es una forma de dar clase.


Sí, pero una clase muy amena y en domingo...
Así es. La única condición que me puso Pepa para la radio es que el programa fuera en directo. EmitimosVerba volant desde distintos lugares de España y estamos muy compenetrados. Pepa y yo somos como una pareja de baile.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra