Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Navarra Arema

El Circo del Sol busca la excelencia en Pamplona con 'Crystal'

La compañía demostró su dominio de la puesta en escena y las disciplinas circenses en la primera de las nueve funciones que ofrece en Pamplona

Ampliar Espectáculo 'Crystal', del Circo del Sol, en el Pabellón Navarra Arena.
Espectáculo 'Crystal', del Circo del Sol, en el Pabellón Navarra Arena.MIGUEL OSÉS
Actualizado el 04/01/2023 a las 23:36
El concepto del Circo del Sol de integrar artes escénicas multidisciplinares va desarrollando en este 'Crystal' con absoluta fortaleza la idea del espectáculo total. Es una combinación maestra de arte y dominio de las disciplinas, de la puesta en escena, de la coreografia y de la técnica al servicio de la belleza. El espectáculo, con un descanso de unos 25 minutos, se prolongó hasta las 23:15.
A las 20:50 h. un cuarteto de músicos con instrumentos acústicos, violín, acordeón, clarinete y hasta un triángulo, fue amenizando al público recorriendo las esquinas de la pista de hielo. Su estilo era musica klezmer askenazí... su propuesta de interacción con el público buscaba constantemente entre tener en esos primeros momentos antes de que terminaran de entrar las últimas personas al Navarra Arena. Se repartían bolas de nieve al público instalado en las primeras filas para que acercaran al patoso despistado que luego sería protagonista de muchos y muy buenos números durante el espectáculo
Asi, fluyendo de una manera muy natural en un mundo semi mágico comenzaba la historia de Crystal, la muchacha inquieta que no se conformaba con su devenir y buscaba emociones y dar rienda suelta a su imaginación... El vídeo paint enmascaraba de formas y colores con sus continuas proyecciones la caprichosa construcción que servía de hogar a Crystal. Ella, desde lo más alto se lanzaba a la pista de hielo donde se sentía más libre y deseaba encontrar su lugar en el mundo. Así empezaban sus aventuras... cuando el hielo se resquebrajaba a sus pies y caía al fondo de ese lago  helado donde comenzaron a pasar muchas cosas.
Ciertamente el espectáculo iba fluyendo al milímetro con una absoluta sincronización y los grupos de patinadores/bailarines/equilibristas recreaban diferentes —y a cada cual más espectacular número— coreografías con precisión muy meritoria.
El sonido de tipo cuadrafónico llegaba con absolutas garantías de limpieza y gran mezcla en todas direcciones, limpio y pulcro, para la expresión sonora de unos músicos que tocaban en directo gracias a sistemas inalámbricos que les ofrecían absoluta libertad para moverse por todos lados y convertirse también en una parte importante del espectáculo.
La música de influencia judía fue tornándose en un pop más contemporáneo y después de recrear una canción de Adele pasó a convertirse en tradicional irlandesa para acompañar las evoluciones de unos auténticos acróbatas sobre patines vestidos de jugadores de hockey de hielo que dentro de ese mundo mágico acompañaban a Crystal en un partido imaginario con saltos estratosféricos tomando impulso desde pendientes cual trampolines y cruzándose en el aire con una sincronización también perfecta.
En otro de los números ese patinador maravilloso con pintas de patoso y recordando con su extraño vehículo aquella gran película infantil y familiar que fue el 'Chitty Chitty Bang Bang' caía sobre el hielo y se dedicaba a recomponer su vehículo en un montón de peripecias, demostrando un absoluto dominio del hielo.
También absoluto fue la pericia del malabarista que no solo patinaba sino que era capaz al unisono de jugar hasta casi con una decena de pelotas de goma que supo manejar haciendo números espectaculares.
Una trapecista que nunca se quitó los patines se apoyaba sobre la cuchilla del patín para hacer también números espectaculares llegando muchas veces hasta el mismísimo suelo resbaladizo para volver después a elevarse...
Un mundo de hielo en el que los patines parecían no existir, por la manera en la que se movían sus habitantes. Un espectáculo total con una iluminación excelente, un vídeo paint que iba dando vida a muchísimas situaciones ambientando una calidad de números que realmente iban rozando uno a uno la excelencia. 
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora