Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Chica Sobresalto: “Todo en la música está hoy más fusionado, más mezclado”

Maialen Gurbindo ha estado arrasando en nuestro país y en Latinoamérica tanto con el nuevo trabajo como con los conciertos de la gira de verano

Maialen Gurbindo, en una foto promocional tomada en el Museo Oteiza
Maialen Gurbindo, en una foto promocional tomada en el Museo Oteiza
Publicado el 19/11/2021 a las 06:00
Está presentando su álbum 'Sinapsis' y el single 'Bailando raro'. Maialen Gurbindo ha estado arrasando en nuestro país y en Latinoamérica tanto con el nuevo trabajo como con los conciertos de la gira de verano. En este verano estuvo en la Ciudadela de Pamplona, uno de los conciertos más especiales para la artista, convertida de nuevo en una nueva súper heroína. En su banda Chica Sobresalto están Ibai Sanz (guitarra), Gorka Cía (guitarra), Olaia Inciarte (teclados), Ander Arlegi (bajo) y Aritz Legarrea (batería).
Maialen en la pandemia, ¿se ha sentido fuerte o débil?
Yo estaba en Operación Triunfo y de pronto estaba fuera. No entendía nada. En lo personal estuve muy mal, fue un caos, de los peores momentos de mi vida. A nivel profesional también muy mal porque realmente seguíamos concursando en OT pero estábamos en la calle. A otros compañeros les llegaban propuestas; a nosotros nada porque teníamos todo bloqueado. No sabía que iba a ser de mí, si iba a trabajar o no. Sí sabía que tenía conmigo a mi banda y a El Dromedario Records, ¡¡menos mal! Por eso me puse a componer por ejemplo Fusión del núcleo,eran canciones para otra gente.
¿Momento de pura desesperación?
Fue horrible. Pensé en que vendiendo canciones por lo menos podría sacar algún dinero y podría tocarla alguien que tendría público, no como yo. Pero me di cuenta que tenía que estudiar mucho para componer canciones para otros artistas, era una canción muy para mí.
Pero el lanzamiento del single Fusión del núcleo tuvo más de un millón de visualizaciones la primera semana.
Había un trabajo previo muy grande, y la canción mantuvo el pulso. Al final me di cuenta de daba igual por qué estaba pasando, lo importante era que estaba pasando.
Al lanzar su álbum Sinapsis las cosas también fueron bien…
Ahí sí que lo que ocurría me parecía más real. Cuando sales de OT tienes un público que no es real. Con los singles Adrenalina o Selección natural ya conseguimos que lo que ocurriera fuera más real. Yo estoy así más tranquila. Puedo pensar mejor. Por supuesto que los seguidores bajan cuando sales de OT,y más que te van a bajar y cuanto antes mejor: así puedes saber realmente cuánto público va a ir a verte. Cuando fuimos número 1 en ventas me puse contenta porque nadie compra un disco físico de forma circunstancial. Fue una alegría muy grande .
Llenaron en el concierto de La Ciudadela de este pasado verano…
Me cuesta Pamplona. Me van a matar por decirlo pero llevábamos varios conciertos por diferentes ciudades con la gente súper arriba, y en Pamplona no somos tan explosivos. Ya solo por el clima estamos más fríos. Ganarte aquí a la gente cuesta más pero cuando ya están contigo no te defraudan nunca, como la cuadrilla.
El single 'Bailando raro' ha sido otra sorpresa, por su estilo…
Ha sido muy divertido. Creo que la gente lo ha entendido. No me gustan las modas y muy poco cómo funciona el mundo de la música. Pero tenía claro que quería componer un temazo que sonara fresco y a la moda. No sabíamos hacer electrónica, menos mal que tenemos a Santos y a Fluren en la producción que todo lo saben hace. Somos artistas porque nos sentimos libres haciendo lo que hacemos. Y si nos coartaran por hacer algo, cualquier cosa, esta profesión dejaría de tener sentido. Si me apetece hacer electrónica la hago.
Cuando está en proceso creativo no piensa en que sus canciones se dirijan hacia un estilo concreto…
Tiene más sentido dejarte guiar por la inspiración. Todo en la música está más fusionado, más mezclado. El público ya ha abierto mucho la mente a muchas cosas.A la gente que le gusta Chica Sobresalto le gusta un montón de música muy distinta. Ya no es tan importante que mi música suene a tal o a cual. Y nuestras canciones son muy “de vomitar”. Es nuestra seña de identidad y lo que quiero mantener. Y se pueden vomitar cosas absurdamente divertidas.
¿La banda sigue siendo el epicentro para Maialen Gurbindo?
A veces me joroba hasta presentarles en los bolos, como si fueran invitados desconocidos para la gente. Todos somos Chica Sobresalto. Antes de ir a OT pasé por casa de todos a ver qué les parecía porque en el fondo les estuve representando.
¿Hay próximos singles al estilo de 'Bailando raro'?
Ahora tengo en mente ser Maialen y parar, para ponerme a componer otra vez y callar. Me gustaría poder seguir el ritmo desenfrenado de la música pero no puedo y no se hacerlo. No quiero sacar canciones que no vayan conmigo por querer ir rápido.
¿Cómo será el concierto en Zentral?
Con muchas ganas. Y de bailar, que aún no hemos hecho allí un concierto bailando. Igual tenemos invitada. Y con ganas de que sea un buen espectáculo.

Maialen Gurbindo López (Villava, 13 de mayo de 1994) comenzó a componer canciones a los 15 años. Se fogueó en diferentes formaciones y estuvo cantando en el coro juvenil del Orfeón Pamplonés y en un coro gospel. En 2017 lanzó su primer disco, Sobresalto, y ganó en los Encuentros de Jóvenes Artistas de Navarra. Tres años después saltó a la escena nacional a raíz de su participación en Operación Triunfo.

volver arriba

Activar Notificaciones