Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Arte

La muestra 'A pie y mano 2' mezcla lenguajes y narrativas de realidad y ficción

Las artistas Teresa Sabaté y Virginia Santos exponen su obra en el Polvorín de la Ciudadela hasta el 17 de enero

Vídeo de la muestra 'A pie y manos 2' en la Ciudadela
Vídeo de la muestra 'A pie y manos 2' en la Ciudadela
Las artistas teresa Sabaté y Virginia Santos llevan la muestra 'A pie y mano 2' al edificio de El Polvorín de la Ciudadela de Pamplona.
AYTO. DE PAMPLONA
Una de las obras de la exposición 'A pie y mano 2' de Teresa Sabaté y Virginia Santos.
Una de las obras de la exposición 'A pie y mano 2' de Teresa Sabaté y Virginia Santos.
CEDIDA
  • Diario de Navarra
Actualizada 20/11/2020 a las 13:34

La propuesta que hasta el próximo 17 de enero hacen Teresa Sabaté y Virginia Santos en el edificio de El Polvorín de la Ciudadela se basa en un viaje artístico en tres fases que mezcla lenguajes y narrativas. La primera de ellas es la plasmación física del recorrido que durante unos meses hicieron a diario entre su taller y el Centro de Arte Contemporáneo Huarte. En una segunda fase quisieron incorporar a esa obra elementos del entorno de su taller, con un toque más urbano que la naturaleza que les acompañaba en el recorrido inicial. Pero durante esa transformación llegó el confinamiento, que les hizo ver otro punto de vista tan importante como el de la relación entre las personas. Fue entonces cuando decidieron incorporar a ese jardín imaginario a las personas reales que habitan en su calle. Pese a las tres fases que la obra ‘A pie y mano 2’ ya lleva recorridas, las artistas reconocen que el proyecto sigue abierto para poder incorporar nuevas experiencias.

El germen de esta muestra es un planteamiento de las dos artistas para mezclar lenguajes y narrativas, aunando realidad y ficción a través de una experiencia compartida. De esas ideas iniciales surgió una primera colaboración, que consistía en plasmar en una obra el camino que, a pie, en coche o en autobús realizaban a diario desde su taller en la calle Santa Marta hasta el centro de Arte Contemporáneo Huarte. Durante varios meses fueron recogiendo en ese trayecto experiencias y conversaciones que acabaron materializándose en una gran pieza que fue creciendo hasta conformar un gran mural de diez metros donde se mezclan lenguajes y experiencias compartidas.

Las artistas Teresa Sabaté y Virginia Santos defienden que no se trata tan sólo de un desplazamiento físico de un lugar a otro, sino de un viaje donde al traslado en el espacio y en el tiempo se une una reflexión sobre el proceso de trabajo, con una continua negociación de la obra que va surgiendo de manera espontánea y cuyos elementos van apareciendo en cada camino. A lo largo de ese viaje se fueron dando cuenta de que las cosas que parecen más insignificantes cobran relevancia. Lo cercano, lo cotidiano cambia de dimensión para volverse, dicen, extraordinario. Así, pretenden destacar que lo que encontramos alrededor, lo que vemos todos los días sin pararnos a observar, cobra una gran importancia si le prestamos la atención que merece.

UN PROYECTO VIVO

Pero ese camino no fue más que la primera fase de creación de la obra que estos días se muestra en el Polvorín de la Ciudadela. Tras el primer planteamiento artístico, Sabaté y Santos emprendieron el viaje de vuelta a su taller, lo que les hizo reencontrarse con su propia calle y les permitió verla de otra manera, con la perspectiva de lo urbano. El asfalto, el tráfico o las edificaciones contrastaban con el entorno de naturaleza que habían trabajado en el recorrido anterior, y quisieron conjugar esas dos ideas aportando al entorno de su taller un toque verde. Así, imaginaron su calle como un gran jardín con vegetación y color.

La pandemia también se ve reflejada en la obra que estos días muestra ‘A pie y mano 2’, ya que durante la realización del jardín que las dos artistas habían ideado llegó el confinamiento. Esta nueva situación les impidió seguir trabajando juntas en un mismo espacio durante varias semanas, y les hizo seguir reflexionando. En ese trabajo, se dieron cuenta de la importancia de las relaciones con las personas que nos rodean, y decidieron incorporar esta idea a su obra acompañando a su jardín imaginario con algunas de las personas reales que habitan en su calle. Teresa Sabaté y Virginia Santos aseguran que la obra que estos días se expone en Ciudadela no está cerrada, dejando la puerta abierta a la incorporación de nuevos viajes y experiencias.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE