Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Documental

El día que Alba decidió no vivir encajonada

Una alumna de Periodismo estrena en el MUN un documental sobre una joven que hace dos años eligió dejar la casa familiar y vivir como okupa

foto de Alba, la protagonista del documental 'Con los ojos abiertos'.
Alba, la protagonista del documental 'Con los ojos abiertos'.
Cedida
foto de La directora del documental, María Monreal Otano.
La directora del documental, María Monreal Otano.
DN
Actualizada 08/05/2018 a las 06:00

"¿Sabéis que esa chica que está sentada allí debe ser medio hippy? Parece que se cuela en trenes, tiene un montón de multas, viaja por ahí y es okupa”. Ésta fue la definición que de Alba escuchó la pamplonesa María Monreal Otano durante la cena de Navidad en la escuela de teatro a la que pertenecen ambas. Quien había pronunciado aquellas palabras no sabía entonces que María descubriría poco después que Alba era mucho más y que lo mostraría a través de un documental, el que ha filmado como trabajo de fin de grado de Periodismo en la Universidad de Navarra. Alba es navarra, tiene 20 años y hace dos decidió abandonar la casa familiar para vivir en contra de las estructuras sociales. “Alba no sigue ningún modelo, ni reglas, ni nada. Ella dice que hasta ser anarquista es encajonarse”, cuenta la directora del documental. En 'Con los ojos abiertos' su historia la narran las conversaciones con su familia y con María y los problemas de su día a día. Quien quiera podrá hablar con las dos el jueves, tras la proyección en el Museo Universidad de Navarra (19.30 horas).


Nada falló en el entorno de Alba para que hace dos años decidiera dejar la casa familiar y vivir como okupa. Inteligente, de buenas notas -tenía la intención de estudiar Magisterio, pero la abandonó-, guarda buena relación con sus padres y su hermana. De hecho, salen en el documental, durante una comida todos juntos. Sus padres “quieren con locura a su hija”. No están de acuerdo con la vida que lleva, pero dicen que no van a apartarse de ella. “Cuentan que no cambiarían nada de Alba, que les da igual que vista extravagante y que la gente le mire cuando van con ella por la calle, que lo que les importa es que ella esté bien, que enferme por no tener calefacción en invierno, por no tener agua...”.


Alba “siente desapego material. No le importa el dinero. No okupa casas de particulares, sino que son de bancos, del Ayuntamiento... No entiende que haya casas abandonadas sin utilizar. Le gusta dar vida a lo abandonado, crear desde cero, y no que se tiren casas y se hagan nuevas”.
María ha partido de un punto cero. No ha querido ni ensalzar el movimiento okupa ni atacarlo. “He querido ver más allá de eso: aunque no estuviera de acuerdo con esa forma de vida, entender por qué Alba lo hace, entender esa filosofía de vida”. De ahí que la línea que ha seguido el documental ha sido descubrirla.


María le ha grabado desde comienzos de enero hasta finales de abril -“no me quería perder nada”-. Empezó a hacerlo sin plantearle prácticamente preguntas. No ha utilizado guion, no hay nada preconcebido. “Además de que Alba es imprevisible, yo quería captar la realidad y nunca le pedí ‘manipular’ para que quedara bonito el plano”. María la ha ido conocido conforme avanzaba el proyecto. Ha estado muchas horas en la casa donde vive Alba, la ha acompañado a infinidad de lugares y empezó a vivir sus problemas. No ha querido que Alba le hablara fuera de cámara. “De ahí la espontaneidad. Yo no quería que ella sintiera que estaba actuando”.


María cree en un periodismo en el que se pueden contar historias reales a través del vídeo y en que hay que “aprender a conocer para hablar después sobre ello”. “Que se puede escuchar a alguien que no piensa como tú y hace cosas distintas a las tuyas. Que se pueden tener amigos que no coincidan contigo. Hay gente cerrada que por prejuicios no escucha. ¿Por qué no?”, se pregunta.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE