x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EL FOROFILLO

Suma y sigue

Segunda jornada, cuatro puntos, imbatidos...

Actualizada 18/09/2019 a las 10:33
A+ A-

Jornada 2 de la Era del Retorno. Un punto más. Otra vez con la portería a cero. Y eso que no han debutado ni Roncaglia ni Navas. Y a punto de ganar al Eibar de Mendilibar, que sigue empeñado en poner la defensa a la altura del centro del campo. Sin perder en El Sadar, remodelado de aquella forma dadas las obras que están realizándose en el templo rojillo para lavar la cara en esa reforma total, parcial o meridional. Y ya estamos con los mismos puntos que el Real Madrid y sin que nos dé caza el Barça. Por lo menos esta semana.

Jagoba sigue empeñado en ser fiel a sus principios y eso es algo que a los de estos lares nos pone bien berracos. De qué, si no, le pasamos a otro míster que deje en el banquillo de inicio a Fran Mérida o a Rubén García y mantenga al yogurín Moncayola en el once titular. Pues por eso, porque Arrasate conoce mejor que nadie a sus chavales, sabe qué le puede dar cada uno e incluso a última hora, con la baja de Oier, rehace el once retrasando a Brasanac y sigue con Cardona arriba.

Valiente Osasuna, como reza la canción, que en el estreno de LaLiga Santander en Pamplona me salta al verde con dos delanteros, Chimy Ávila y Marc Cardona, que suena sospechosamente parecido a una cadena de supermercados que florecen como setas por todas partes. Con la misma zaga, portero incluido. Con Brasanac y Moncayola en el centro, acompañados de Rober Ibáñez y Torres en las alas.

El once de Osasuna sale de carrerilla salvo una o dos variantes. Y es que los nuestros suman ya 180 minutos, prolongaciones a un lado (luego dedico un párrafo a las mismas) sin encajar un gol. Y aparte del Pelocho y David García, que andan pillando galones a pasos agigantados y a este paso les mojan la oreja a los supuestos veteranos fichados, el meta Rubén Martínez tiene mucho que decir al respecto. Vaya inicio ha tenido el chaval, supuestamente fichado para apañar la lesión de Sergio y que no hay manera de echarlo de debajo del larguero.

Cuando algo funciona, no se toca. De momento, cuatro puntos de seis posibles y seguimos con esa seguridad atrás, pese a Estupiñán, que el chico se nos está destapando como un mordiente atacante, pero es un poco coladero defensivo. Esas espaldas dejan mucho que desear, pero ya se sabe que a estas alturas de competición es lo que ocurre. Pulir defectos y abrillantar virtudes, en eso nos anda Jagoba.

Osasuna hizo un primer tiempo feo, de mucha brega y mucho esfuerzo, minando poco a poco al rival, atando a Sergi Enrich y a Kike González, secándolos en la parcela ofensiva y tratando que la luz de Orellana no brille demasiado, algo harto difícil dadas las cualidades del futbolista. Mientras, arriba, el Chimy se deslomaba y Cardona no acababa de conectar con el Comandante, ambos descuernados de correr en la presión en busca de una pérdida de los visitantes o de un error como el que años atrás cometiera Dmitrovic en las filas del Alcorcón y que nos sirvió para ganar 0-1 en tierras madrileñas.

Pese a las pedradas de los comentaristas, poco menos que venían a poner el encuentro como un Tuercebotas FC contra el Real Aburreovejas, los rojillos se dejaron el alma en tratar de abrir esa lata que tan característica le es a los equipos de Mendilibar, sin lograrlo. Y eso que Moncayola, desde el Navarra Arena y con un zapatazo raso, a punto estuvo de lograrlo. Todo ello tras dos mano a mano de Ávila contra Dmitrovic anuladas medio día después por fuera de juego del delantero argentino.

El guión de la segunda parte siguió con más de lo mismo. Es cierto que Osasuna dio un pasito más en busca del gol, por aquello de hacer de local. Pero el peligro de lo que le pasó al Leganés una semana antes sobrevolaba los intereses rojillos, de ahí que se optara por el pelotazo largo y, en su defecto, tratar de pillar a los armeros en una contra. Y a punto estuvo de marcar su segundo chicharro el Comandante Ávila, tras un pase preciso de Cardona, pero Dmitrovic se pegó la parada de la tarde y se la sacó cuando lo normal es recogerla del fondo de las redes.

Mientras, en el lado opuesto, sin apenas ocasiones y con la zaga roja segura como guardias de Fort Knox, se terminaba de cerrar el partido sin muchos agobios y viendo cómo Brandon y Aridane pueden estar encima de un terreno de juego sin acabar a la gresca. Debutó también Rubén García, en el tramo final. Saltó Juan Villar en ese quemar las naves del de Berriatua que se quedó sin premio, aunque también sin castigo. Porque lo más importante es que se consiguió sumar, se alarga la racha de invictos en Pamplona y se suma otro puntito antes de la visita de un Barcelona que lo dará todo de cara al parón de las selecciones. Partidazo en el horizonte, oigan.

No quiero terminar sin hablar de dos aspectos de este año. El primero, el de los tiempos. A este paso LaLiga Santander se convierte en la NBA, con cuatro tiempos. Los dos de 45 y los dos de prolongaciones, que ha habido encuentros con 8 o 9 minutos de regaliz y eso, un sábado con cena en el horizonte, puede dejar de impuntual a más de uno y una. Y otro tema a tener en cuenta es el de las normativas. Si sacar el codo es amarilla, ¿por qué se la sacan al Chimy y no a Escalante? Por preguntar, ya que se supone que la norma es la misma para todos... ¿O no?

Ahora viene el Barcelona. Puede que sin Messi, con la duda de Suárez, con Dembelé lesionado... Pero el Barcelona. No sé si hará calor o no, si habrá pausas de hidratación o cooling time que les dicen en euskera ese de las islas británicas. El caso es que a ver si esta vez, en vez de agüita, se estiran los patrocinadores y sacan unas cañitas, que por algo hay una firma cervecera entre los patrocinadores de Osasuna. Porque no es normal que habiendo 13.978 espectadores, hayan 35.000 botellines de agua a repartir. Casi más botellines que teléfonos móviles o patinetes eléctricos en las aceras de Pamplona. Eso no puede ser..

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra