x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EL FOROFILLO
EL FOROFILLO

Estos maleducados rojillos...

Pincha el Málaga, pincha el Granada, pinchan los rivales pero no lo hace los nuestros

El Forofillo Fran Pérez

El Forofillo, Fran Pérez.

JESÚS CASO
Actualizada 05/04/2019 a las 13:34
A+ A-

"Pase usted, por favor". "No, no, insisto. Hágalo usted, señorita". "Qué no, qué no, que me mantengo en mis trece y le pido que entre antes, caballero". Y así podríamos estra hasta la eternidad, entre que ponte bien y estate quieta, Maricarmen, por mor de la educación. Porque de modo similar a cuando mi Chuchu y el que suscribe estas letras se llaman por teléfono y no quieren colgar, "Amorcito, cuelga tú", "No, churri, házlo tú" en esas estiradas despedidas que alegran sobremanera a las operadoras telefónicas, clinc-clinc por cada minuto, parece que esta temporada el resto de rivales están poniendo el ascenso a Osasuna a tiro. O a huevo, que me da lo mismo uno que lo otro.

El viernes era el Málaga el que no podía pasar del empate con un Sporting que quiere subirse al tren de la Primera. El sábado, el Numancia le mojaba la oreja al Granada de Diego Martínez y el Tenerife, que una semana antes nos aguaba la visita a las islas con lo bien que había comenzado la cosa, le robaba un punto en el derrame del encuentro al Albacete. Claro, con esos regalices, los rojillos recibían al Extremadura, un equipo que anda jugándose la vida por estos campos de LaLiga 123 de donde no quiere bajar ya que se está cómodo que te pasas. Ojo, a sabiendas de que no hay rival pequeño. Pero la cosa pintaba bien...

Encima Jagoba recuperaba a Oier, ese petrolero de la sala de máquinas que se ha convertido en imprescindible en su Osasuna, y arriba volvía la chispa y el gol del killer Juan Villar. No había excusas, había que dejar de ser educados y aprovechar los tropiezos de los seguidores. Encima en El Sadar, donde hacía un año que no perdíamos. Igualando, ojo al parche, la racha de las temporadas de finales de los años 70 del pasado siglo. Y el summum fue jugar a las 16.00 de la tarde. Ya saben. "Me gusta el fútbol. Los domingos por la tarde es la mayor, de mis aficiones...", que dice la cancióin.

No fue un buen concierto lo de los rojillos. Más que nada porque los extremeños se plantaron descarados y contestones, como todos los equipos de la categoría. No iba a ser fácil y, pese al alto ritmo que imprimen los chicos de Jagogba en los inicios, los de enfrente también querían sumar para tratar de huir de la quema en la que andan metidos, toda vez que el Córdoba había ganado unas horas antes al Mallorca. 

Maleducados. Así se mostraron los nuestros. No quisieron respetar los tropiezos de sus rivales y sumarse al error, apretando la cosa. Y menos mal. Porque el encuentro se puso de pico y pala desde el minuto uno. Pese a las combinaciones por la diestra de Rubén García y Nacho Vidal. O las de la derecha, con Clerc y Rober Ibáñez. Sin agobios atrás, pero atendiendo las caídas de Zarfino o Willy que llevaban veneno en más de una oportunidad. Pero la educación está para el protocolo. Esto es fútbol, y en los 90 minutos, más regalo de añadido, que se juegan, no hay lugar para los buenos modales.

Eso pareció pensar el irreverente de Rober Ibáñez cuando, pasada la media hora de encuentro, combinó con Clerc por la izquierda y recibió un pase en el área rival. La verticalidad del descarado Ibáñez hizo que, rebotes incluidos, se plantara ante Casto. Y si no habían sido educados o respetuosos, castos iban a serlo. Picadita y 1-0 en el marcador. locura en la grada, el líder más líder, sigue la rcaha de victorias consecutivas, miel sobre hojuelas y que piensen los demás...

Pero quedaba el segundo tiempo. Y pese a que en la recta final del primero lo intentaron, con un Juan Villar que sí que pecó de educaco y timorato, en la segunda se empezó a nublar la cosa y el encuentro se puso de aquella manera. Feo, que dicen unos, enredado, que dicen otros, con minas y trampas, que dice el tercero. Pero lo que no llegaba era el segundo, y sí un larguerazo del Extremadura que hacía temblar el travesaño de la meta rojilla y la estructura de un estadio que cuenta sus horas para el lavado de cara.

Cuando no se puede por las buenas, se tira de mala educación, de perrería, de triquiñuelas. Y así es como tuvo que ser. Sin caer en la falta de respeto al rival, eso nunca. Teniendo el balón, calentando a la grada, protestando al colegiado y moviendo el banquillo. Nueva muestra de reacción y sabe estar de Jagoba Arrasate, nueva entrega de pudonor de todos los rojillos. Si no se puede marcar el segundo, por lo menos que no marquen el empate. Y en eso se llevó el último cuarto de hora de encuentro.

Costó. Nadie dijoque iba a ser fácil, pero costó. Tras la derrota de Tenerife, Osasuna regresa a la senda del triunfo. En El Sadar, dónde iba a ser si no. Y ya son 63 los puntos que guardan en la mochila, esos no nos los quita nadie. Con el segundo a cinco puntos. A falta de diez jornadas que son nueve, por el comodín de Reus. Osasuna no perdona los regalos de los rivales, Osasuna no levanta el pie del acelerador. ¿Educados? Cuelgue usted, señorita, que cuando subamos a Primera ya hablaremos de protocolos, educación y cosas varias. Ahora, de momento, hablemos del Lugo y de la visita dentro de una seman a la tierra de las meigas. Que haberlas, haylas. O eso dicen...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra