x
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Enchufa2

El Forofillo Fran Pérez

Enchufa2

JESÚS CASO
24/04/2016 a las 20:32
Etiquetas
A+ A-

Mola, y mucho, cuando nuestro Osasuna salta al verde de El Sadar con las pilas recargadas, con la batería al 110 por ciento, tensión en nivel high y enchufados perdidos. Cuando los jugadores salen y en cinco minutos tienen la cara del mismo color que la camisola, colorados por el esfuerzo y la entrega. Mola mucho esa grada que no deja de gritar, de animar, de recargarles las fuerzas cuando notan que bajan el pistón y el rival se adueña del esférico, nos mete atrás y nos da miedo. Mola mucho que tras cuatro empates seguidos se haya conseguido una victoria. Cinco jornadas consecutivas sin perder. Y ahora a ganar en Alcorcón. Mola.

 

Hubo penalti sobre Nino? Parece que sí, pero el pitolari estaba mirando a otra parte. LFP

 

Mola que Martín junte a Urko Vera y a Nino. El de Barakaldo es todo potencia y acaba cada partido con los gemelos unidos a los glúteos de tanto saltar y pelear con los centrales. El almeriense es el fútbol en estado puro, la veteranía, la calma en las salidas del balón, el diapasón que da el toque de arrebato y que se ofrece, remata, busca y encuentra. Nino es gol en estado puro, de listo y pillo, de calidad, de saber interpretarese centro templado desde la izquierda, adivinar la trayectoria y saber que el esférico va a caer ahí, donde meto la cabeza y lo coloco por encima del portero. Aguijonazo y tres puntos. Ya son 53.

Mola Osasuna. Mola la Liga Adelante. Mola esa cabeza apretada en la que sólo el Leganés es capaz de meter tierra de por medio, y un paso por detrás el Alavés, aunque desinflándose. Afalta de siete encuentros, con 21 puntos en juego, todavía no hay nada decidido y hasta el último minuto del último encuentro no se va a saber nada. Y eso, amiguitos, también mola. Porque nos pasó el año pasado, con la historia tornada en un cuento de terror en la que el monstruo del descenso y la desaparición se esfumó en el último segundo. Pero este año no jugamos con fuego, este año en el último segundo de la última jornada puede estar la gloria de optar a la Liga BBVA.

Mola.Mola el once que sacó Martín, con la chavalería atrás y con un Tano que empieza a adquirirtintes de titán, con Javi Flaño en ellateral y David García en el centro. Defensa de cuatro, con dos puntas y Torres, Pucko, Merino y el todoterreno Oier por delante. Saliendo con el acero entre los dientes, desarbolando una y otra vez al Valladolid, ahora Nino tras dejada de Urko, ahora Urko de cabeza, ahora Torres desde lejos. Sin que Nauzet pase peligro, pese a que es inevitable alguna llegada rival.

Mola que Villar falle un mano a mano y la pegue horrorosamente mal, para nuestro alivio. Que Nino encuentre un pase filtrado y se quede ante el portero rival, aunque se la saque. Mola la visión delchiquito, leyendo el envío de Javi Flaño, la peinada de la defensa y metiendo la cabeza para abrir la lata. Mola el esfuerzo de todo el equipo atacando y defendiendo, Pucko sacrificando su ataque para ayudar al lateral, los delanteros presionando la circulación, la tranquilidad de ver poco peligro. Hasta que llegó el descanso, necesario porque nos estaban achuchando.

Mola la salida en el segundo tiempo, como si fuera el comienzo de partido. A por el segundo, intentándolo incluso sin que nos piten un penalti claro, sacando siete córners por uno del rival, perono podemos olvidar que somos Osasuna y, sí o sí, vamos a sufrir. De ahí que moló mucho la inteligencia del míster, quitando un delantero como Urko, batallador, y cerrando con cinco atrás con Buñuel. Colocando gente fresca y rápida para hacer la de la perrica, agazapados y salir a la contra como locos.

Mola Martín. Listo y zorro, metió a Berenguer sabiendo que los rivales iban a intentarlo con todo y que Álex corre que se las pela. Incluso rectificando, al ver que el míster rival metía a Borja en el centro para tener superioridad en la sala de máquinas, a lo que el de Campanas reaccionó metiendo al todoterreno Manuel, Manolo para los amigos. Mola el triunfo, mola mucho más con el sufrimiento final, con esa faltitaen contra al borde del área que amenazaba con ser el borrón a un partido serio. Pero la barrera no se movió. El resto se fue por el desagüe, se fue bajo el fútbol control de los rojillos, los puños de Nauzet alejando las nubes y el pitido final que nos hacía estallar de alegría.

Osasuna se ha enchufado a la Liga Adelante, y es nos mola. Quedan siete jornadas, siete finales. Hay que tirar ahora más que nunca del cholismo, del partido a partido, tomando cada choque como una final. La primera de ellas, en tierras madrileñas contra el Alcorcón. Pasito a pasito, poco a poco. Esta semana contra el Valladolid se ha hecho lo que se debía hacer. La clave va a estar en El Sadar, pero los puntos de lejos de Pamplona van a ser también muy necesarios. De ahí que toca seguir con el mono de trabajo, el pico y la pala, y con la misma intensidad. Que así es como más nos moláis.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra