x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Meteóricos rojillos

El Forofillo Fran Pérez

Meteóricos rojillos

JESÚS CASO
27/02/2016 a las 23:15
Etiquetas
A+ A-

¡Un meteorito cayó en Córdoba, amigos! Sí, en serio. Que no me lo invento, y hace ya tiempo que no me acerco al alcohol. Bueno, por lo menos, no tanto como antes. Pero es verdad. Fue el pasado martes, de madrugada, tras surcar el cielo se convirtió en una bola brillante y fue a estrellarse en la provincia de Córdoba, según los astrónomos que estaban al loro cantimploro del fenómeno. Que manda narices la vida que hay que tener para estar pendiente del cielo, con la de cosas que pasanen la Tierra. Un meteorito del tamaño de un piso de 15 plantas que, tras pasar las capas de nuestro planeta, se quedó en una roca de unos kilillos que fue a parar a tierras andaluza. Y va y cuatro días después, gana Osasuna en El Arcángel. Coincidencias?

 

Álex 'Vanilla Ice' Berenguer persigue como un meteorito a Stankevicuis. LFP

 

Id llamando a Mulder y Scully que aquí hay telita. Y es que va a ser que, rememorando al pasado rojillo 'Meteorito' Enériz, los astros se alinearon y propiciaron que se diera la victoria que buscaba Martín como agua de mayo para hacer asequible el objetivo de los 11 puntos en cinco partidos. De momento, cuatro puntacos en dos. Se puede? Yes, we can. Y para colmo de coincidencias, va y marca el gol y alter ego de Enériz, Álex 'Vanilla Ice' Berenguer, que como el anterior extremo posee una velocidad endiablada.

Comentan los "miracielos" de turno que el meteorito caído procedía del asteroide2013DF. Me da que el señor Martín algo sabía, ya que de inicio puso sobre el estadio del Córdoba un equipo plagado de jugones y puñales. Merino y Otegui, madre del amor hermoso como anda el nene de 17 años, en el centro de la sala de máquinas. Pucko y Berenguer, en las alas. Torres por la zona y Urko Vera de punta de planeta. Con cuatro atrás y Nauzet donde siempre.

Vimos buen fútbol, para qué vamos a engañarnos. Ojalá sirva de precedente, pero el juego sin frutos contra el Zaragoza esta vez se llevó el premio gordo. Vale, de aquella manera, pero se logró. Y eso que volvieron a fallar ocasiones claras, como el mano a mano de Pucko que le sacó Razak, o el faltón de Torres que pegó un lametazo al palo ante la estatua morena del portero local. Y al final, cuando el punto que de arranque dábamos por bueno nos iba a saber a poco, Álex anotó el gol sin tiempo para sufrir.

Molan los finales así. Molan los encuentros donde Osasuna juega bien, donde se ven joyitas como Otegui y Merino juntos y disfrutando, donde Oier y los Flaño se dejan el pecho, donde Nauzet sale cuando es necesario, donde Urko y luego Nino se parten la cara con la zaga local, donde se alternan fútbol combinado con despejes largos y a-la-bullé que dice el amigo Luengo. Molan más si, como en este caso, se terminan ganando. Molan.

El meteorito rojillo iluminó el cielo cordobés y el fulgor de la victoria llegó como estrella guía a Belén en Navidad para la hinchada navarra. Tres puntos que nos dejan en los 43, a siete de la permanencia y nos vuelven a meter en la pomada. Y lo más importante, que da tranquilidad a un equipo que se había agarrotado en los últimos encuentros y que en la última salida nos había dejado la imagen fea que se vio en Butarque. Vuelve Osasuna, el que nos pone.

Vuelve, y lo hace con Urko Vera, con De las Cuevas, con Otegui, con Merino, con uno de los Flaño, porque Miguel se pierde el encuentro de Lugo por amonestaciones. Vuelve el equipo de Merino, de Torres, de Oier, de Kodro, de Nino, de Mesa, de Tano, de Unai García, de José García, de Martins, de Martín Monreal y Tajonar. Ya era hora de que un buen partido diera fruto, cosa poco frecuente en esta mísera Liga Adelante.

Ahora a Lugo. Ahora a seguir trabajando, a seguir de pico y pala, de mono de trabajo, a recuperar a los tocados, a suplir a los sancionados. A dar otro mordisco a esa meta a corto plazo planteada por el míster, que sería un bocado gordo y casi definitivo de lograr la victoria en tierras gallegas. Dicen que las meigas, haberlas, haylas. Como los meteoritos. A hacer que la estela del cometa Osasuna ilumine también tierras gallegas. ¡Vamos, rojos!

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra