x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

El fortín de Toralín

El Forofillo Fran Pérez

El fortín de Toralín

JESÚS CASO
Actualizada 06/12/2015 a las 16:47
Etiquetas
A+ A-

La lógica cayó por su propio peso en tierras bercianas. Derrota, clara además, sin paliativos y rebasados en todas las líneas por un rival que había jugado entre semana la Copa del Rey contra el Eibar. Y al que goleó, con el mismo resultado. Tres chicharrosy, lo mejor de todo, que los locales prolongan la racha de imbatibilidad en El Toralín, que es un fortín. Anda, sin haberlo deseado aquí queda el pareado. Dicen que hasta de la muerte se aprenden cosas, aunque maldito consuelo si no se queda uno para disfrutarlas. Y en Ponferrada se aprendió. Ahora falta ponerlo en práctica.

 

Álvaro Antón cocinó el segundo tan rico que Nauzet se la comió... Con patatas. LFP

 

Se aprendió de la importancia de hacer de tu estadio un baluarte, un castillo medieval con doble puente de rejas y triple foso lleno de cocodrilos, un campo del que no pueden volar puntos ni en forma de sutura. Y la Ponferradina lo sabe. Hace suyo ese principio básico del fúbol de la Liga Adelante. En casa no se regala ni el buenos días. Esperemos que Martín y compañía tomaran buena nota y que El Sadar sea lo mismo. Queda mucho trecho por recorrer y es posible.

Superados. En toda regla y con toda justicia. A los bercianos les bastó con la BAY, y no hablo en euskera, para tumbar a los once rojillos que simularon ser bolos de una pista. Entre Berrocal,Acorán y, sobre todo, Yuri. Los tres dibujaron una contra de libro a los cinco minutos de comenzar el duelo, matado perfectamente por el segundo de ellos ante una defensa de plastilina. Temblorosa como el tazón de gelatina que dan en los geriátricos.

No sé si fue por el tembleque, por la niebla londinense o porque los rojos andaban más perdidos que el cuatripartito foral, pero como en esta vida todo se pega -menos la hermosura-, hasta a Nauzet le temblaron las canillas. Porque el disparo de Álvaro Antón era facilito, centrado, sin mucha potencia que digamos. Pero maldito paso a la derecha para querer anticiparnos a la jugada, que condenó al canario a la rectificación, roce de cuero y 2-0 en contra.

Y enfrente? Más de lo mismo. Desesperación en Nino y compañía que volvían a vestir de fogueo sus débiles y estériles intentonas. Si se llega a tratar de dejar encinta a la portería rival, se nos escapa virgen hasta el fin de los días. Pese a la mano-penalti que reclamaba el almeriense, pese a los córners botados en el primer tiempo. No hay tensión, no hay concentración, no hay orden. La lógica es que el rival te pase por encima y te mande a casa calentito y con las orejas gachas.

No se salva ninguno. Tal cuál. Desde Nauzet hasta Nino. Ni los relevos, ni Martín... El único rojillo que se salva de la quema de El Toralín es el chófer del autobús. Zamparse la kilometrada de turno para ver semejante muestra de cómo no se debe jugar en Segunda División tiene su mérito. Como el de los pocos aficionados osasunistas presentes en la grada. Nunca, pero nunca, se puede salir así. Y mucho menos cuando eres un equipo que basas tu fortaleza en la línea defensiva. Se pagó muy cara la jornada de descanso de Unai García.

Por no tener no tuvimos ni capacidad de reacción. No me extraña. Las tiritas que esperaban en el banquillo su oportunidad eraninútiles ante heridas mortales. Milic presume de ser el único que hace sombra alargada, y poco más. Para colmo de males, tuvo una de hacer el tanto de la honra y el bueno de Santamaría, el mismo que la pasada temporada se borró del equipo rojillo, demostró que ahora sí está implicado con el club que le paga.

Y como toda fiesta de cumpleaños no puede acabar sin pastel, ahí que encendió las velas David García con la segunda amarilla, dejando a los compis con uno menos contra un equipo que se lo estaba pasando pipa ya que Yuri había echo el tercero pocos minutos antes. Un gol que, dicho sea de paso, demuestra lo fácil que es marcarnos cuando no estamos a lo que hay que estar. Balón largo de Santamaría, peinada de Berrocal, Yuri encara y Nauzet aborta la primera. Pero el brasileño, casi sin ángulo, aprovecha el rechace y hace el tercero.

Poco más se vio. La muralla defensiva local se impuso con claridad a la intentona de "nosequé" rojilla. Pero es que esa muralla que tan bien está planteando la Ponferradina este año comienza desde la tripleta de Berrocal, Acorán y Yuri, esa BAY que presiona y que mantiene el balón lejos de Santamaría, y presenta una pléyade de jugones y currantes desde la punta hasta la base. Imposible rascar nada del Bierzo.

Ahora llega el Cuco a Pamplona, la noria de la Liga Adelante sigue rodando. Buena oportunidad para resarcirnos de dos derrotas consecutivas que, además, han ido acompañadas de clara superación por parte del rival. Sin David García y esperemos que con el resto. Plantilla corta, pero han demostrado que pueden ganar a cualquiera. Porque esta Segunda División es lo que tiene, igualdad máxima, así que nada de confiarse porque los cachorros de los leones anden por abajo, que cualquier rival te hace un reloj y, encima, da la hora.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra