x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Una derrota de pim-pam-pum

El Forofillo Fran Pérez

Una derrota de pim-pam-pum

JESÚS CASO
Actualizada 15/04/2012 a las 19:52
Etiquetas
A+ A-

Anda el panorama revolucionado, oigan, con la actividad cinegética de la Familia Real. Pur qué?, se preguntaría Mou-Mou en vísperas del megasúperhíperchachiclásico de todos los siglos de los siglos. Amén. Pues eso, que primero Juanfro (es como lo llamamos en los círculos familiares) y después Juancar (ídem de ídem) se han colado con el uso de las escopeticas y han hecho que el uno se agujeree el pie cual gótico en busca del sentido de la vida y el otro, por tierras allende el Mediterráneo y el Sáhara, jugando a las cacerías, se haya roto la cadera y ha tenido que volver corriendo y deprisa a ser operado al primer mundo. Ya lo decía mi padre, que las carga el Diablo...

 

Patxipu pelea con Iriney, presunto autor de un presunto penalti a Ibrahima, durante el encuentro entre Betis y Osasuna. EFE

 

Osasuna perdió en el Benito Villamarín por el pim-pam-pum de los disparos. Se han fijado que el balompié guarda relación directa con las lides defendidas por la Asociación Americana del Rifle? Que si tiro de uno, que si disparo del otro, que si cañonazo del tercero, que si defensa, que si ataque... Más militar y se me hacen sargentos, a lo Arensibia del malogrado IVÀ. Pues eso, que un tiro fue lo que nos condenó en el feudo bético. Y no busquen otra razón.

A pesar de que Mendilibar planteó bien el partido, cerrando la circulación del balón de los de Mel y obligándoles a lanzar patadones a seguir en busca de los centímetros de Roque Santa Cruz y la habilidad y velocidad de Rubén Castro. Un enmarañado centro del campo cuya araña reina fue, para sorpresa de todos, Raoul Loé. El canterano sigue creciendo y dando muestras de que, tarde o temprano, vamos a tener que llamarlo Raoul Touré.

La zaga rojilla, a pesar de las ausencias, rindió a buen nivel. Andrés, más de lo mismo. Las alas volvieron a caerse y arriba, Nino se deslomó, Ibrahima dio otro cariz y Lekic casi la lía. Pero así como Mendilibar leyó bien el inicio de encuentro, Mel no se le quedó a la zaga y en esa particular batalla, ambos estrategas empataron en el acierto y el local se llevó la batalla a los puntos. Aguantó bien la propuesta rojilla, se aprovechó de un error con robo en el centro del campo y del instinto de killer (otra vez con el ejército) de Rubén Castro.

Si a la contienda le añadimos la mostaza (pero sin granadas, que no son legales) del tonto de turno disfrazado en soldado con pito, casi que tenemos liado Waterloo. Ayza dejó a Osasuna con uno menos por una entrada de Raúl García en el segundo tiempo, cortando casi de raíz la posible reacción y el consabido empate rojillo. Aunque es cierto que Rulo se cuela y la entrada es fea, de roja con el reglamento en la mano, el pitolari podía haber leído el encuentro mejor. Una amarilla hubiese bastado. Y sin embargo, qué fácil es pitar a los de Pamplona...

Continuando con los símiles bélico-futboleros podríamos decir que las botas de los futbolistas hacen las veces de gatillo. La de Rubén Castro fue mortal, un control, manejo, visión y disparo que se alojó al fondo de las mallas infringiendo una herida mortal en los dominios de Osasuna. Raúl García tiene el gatillo rápido y afilado, pero en vez de matar al rival, lo utilizó inconscientemente para suicidarse y, de paso, lastimar el talón de un rival. El colegiado no tiene gatillo, tiene silbato, que puede ser utilizado con más mala baba que una carabina en manos de infante o de monarca, igual da Arre que Oricáin. El gatillo de Andrés sirvió para defender una herida mayor. Y el de Ibrahima para ponerlo en el dedo del enemigo, en forma de Iriney, buscando el balazo en el pie (o en otra parte). Pero el asistente hizo de ganador de batalla y no izó la bandera, bicolor, para señalar los once metros.

PIM. Seguimos estando a 15 puntos del descenso, con la permanencia en el bolsillo y asegurada ya y con opciones de plaza europea parecidas, dependiendo de cinco encuentros que comienzan con el Málaga en Pamplona. PAM. Más cornás da el hambre, oigan, que por lo menos hemos lavado la imagen de Vallecas pero, por contra, hemos desoído lo que decía Vujadin Boskov. "Prefiero perder un partido por nueve goles que nueve partidos por un gol". PUM. Quedan cinco jornadas para terminar esto. Habrá que ver si el equipo quiere disputar el sueño europeo o se echa a la Bartola y se deja arrastrar por la corriente. Nada de eso importará porque este finde próximo llega el Barça-Madrid y volverá a pararse el mundo. Por enésima vez.

Lo dicho. Una derrota por pim-pam-pum con Castro como ejecutor y a pensar en otra cosa. Me alegro por el Betis de Sarita, que es uno de los equipos, junto al Rayito del cuñao, que me caen bien de la Liga de las Estrellitas. Y no vamos a romper una amistad por un golito de nada y tres puntos que los necesitaban ellos más. Eso sí, la de teletipos que nos vamos a comer, ja, ja, ja. Sufriré más si el equipo de Guardiola no gana al de Mourinho, pero por mi Chuchu, que a seis días de la batalla anda más nerviosa que Juanfro y Juancar con la VISA oro en una tienda de municiones. Ojito y cuidado, que las carga el Diablo...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra