Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Política

Indultos en España: ¿cuáles han sido los más famosos y polémicos?

La democracia española ha contado con varios casos de indulto relacionados con delitos políticos o de otra naturaleza

Pedro Sánchez, en la sesión de control en el Congreso.
Pedro Sánchez, en la sesión de control en el Congreso.
Actualizado el 17/06/2021 a las 11:32
El indulto que ha propuesto Pedro Sánchez para los presos del procés está en el centro de la conversación. Ya han pasado varios meses desde que la palabra ‘indulto’ forma parte del vocabulario habitual de cualquier ciudadano, pero ¿estamos seguros de qué es un indulto? El indulto perdona la pena al condenado sin necesidad de que este la solicite o se arrepienta del delito que ha cometido. Sean cuales sean las circunstancias, el procesado seguirá siendo considerado culpable.
A pesar del gran revuelo que ha provocado el caso de los condenados por delitos de sedición, este no es el primer indulto que se produce en España ni el PSOE es el primer partido que lo propone. A lo largo de la democracia española, han tenido lugar diversos indultos muy controvertidos.
ALFONSO ARMADA
Este indulto fue concedido por el gobierno de Felipe González en 1988 al general Alfonso Armada, acusado de participar en el golpe de Estado del 23-F. Tras cinco peticiones de perdón, Armada consiguió el indulto porque el gobierno consideró que había demostrado suficiente fidelidad a la Corona y a la Constitución como para volver a delinquir. Además, también se tuvieron en cuenta su alta edad y su estado deficiente de salud cardiaca.
En ese momento, solo permanecían en prisión otros dos golpistas: Antonio Tejero y Jaime Milans de Bosch, y se negaron a pedir el indulto.
LOS GRUPOS ANTITERRORISTAS DE LIBERACIÓN (GAL)
Una década después, el gobierno de José María Aznar redujo las penas de diez implicados en el secuestro de Segundo Marey. Dos de los beneficiarios fueron el exministro de Interior José Barrionuevo y el exsecretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera.
El portavoz del PP presentó el indulto como un ejemplo de la actitud abierta de su partido. Sin embargo, otros actores políticos no estuvieron de acuerdo. El PSOE opinó que el indulto debería haber sido total e Izquierda Unida y los nacionalistas vascos afirmaron que estaban en contra de ayudar a responsables de terrorismo de Estado.
TERRA LLIURE
En 1994 y 1995, el PSOE indultó a dos integrantes de la antigua organización armada del independentismo catalán que habían renunciado a los métodos violentos. Fue el caso de Marcel·lí Canet y Jordi Petit. ERC contribuyó en esta decisión, ya que le interesaba la reinserción de ambos y la incorporación a su partido de los integrantes de esta sección del independentismo.
De la misma forma, el PP concedió un año después el mismo beneficio a otros 15 integrantes de esta organización. Aunque los populares afirmaron que el proceso se había empezado durante el gobierno socialista, era el gabinete de Aznar el que tenía la última palabra.
ALFREDO SÁENZ
Este es un caso de indulto que afectó al mundo de la economía. El consejero delegado del Banco Santander fue condenado a tres meses de arresto y a la inhabilitación debido a una acusación falsa que hizo cuando era presidente de Banesto. La condena no era tan alta como para que tuviese que ingresar en prisión, pero al contar antecedentes penales fue obligado a abandonar la profesión bancaria.
Así, en 2011 el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero lo indultó. Sin embargo, el Tribunal Supremo no lo aprobó al completo, ya que el Consejo de Ministros puede anular una pena de prisión pero no sus consecuencias administrativas. Es decir, al gobierno no le correspondía la decisión de que Sáenz no se viera afectado en su profesión.
EL CASO EN SOGECABLE
El juez Javier Gómez de Liaño fue condenado por prevaricación en el proceso contra el Consejo de Administración de Sogecable. En el año 2000, el gobierno de Aznar le concedió el indulto y pudo volver a ejercer su oficio. El acuerdo solo tenía una condición: Gómez de Liaño no podría formar parte de la Audiencia Nacional en los siguientes 25 años.
CASOS SIN COMPONENTES POLÍTICOS
Aunque puede parecer lo contrario, no solo se han dado casos de indulto relacionados con delitos políticos. Los dos siguientes han tenido que ver con delitos de conducción temeraria y homicidio y en su momento fueron igualmente polémicos.
En 2001, el gobierno de Zapatero concedió el indulto a Carlos Anzúlez Carreras, un conductor kamikaze que acabó con la vida de un conductor en Valladolid y dejó heridos a otros tres. La Audiencia Provincial de Valladolid le condenó doce años y medio de prisión, pero como consecuencia del indulto solo cumplió siete.
En 2012, el gobierno de Mariano Rajoy concedió el indulto al conductor kamikaze que provocó un accidente en la AP-7. Sin embargo, la decisión no tuvo mucho futuro. El Tribunal Supremo la consideró arbitraria y la anuló, por lo que el condenado se vio obligado a volver a la cárcel.
Actualmente nos encontramos en un caso similar a los anteriores, en el que el enfrentamiento y el desacuerdo reinan sobre cualquier decisión política. Todavía es pronto para conocer el resultado de la propuesta de indulto de Pedro Sánchez, una situación en la cual lo político y lo jurídico se mezclan de nuevo.
volver arriba

Activar Notificaciones