Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Barcelona

Los CDR llaman a la "batalla" contra el Consejo de Ministros en Barcelona del 21-D

El Gobierno central eleva ya a más de un millar de agentes el dispositivo de la Guardia Civil y la Policía Nacional

Un grupo de los Comités de Defensa de la República (CDR) levantan las barreras en la salida de la AP-7, en L'Hospitalet de L'Infant.
Un grupo de los Comités de Defensa de la República (CDR) en L'Hospitalet de L'Infant.
EFE
  • Colpisa
Actualizada 14/12/2018 a las 06:00

Nunca antes un Consejo de Ministros había levantado tanta expectación y nunca había puesto en alerta a las autoridades políticas y policiales ante la posibilidad de que el próximo 21 de diciembre se produzcan altercados con la visita del Gobierno a Barcelona. Una reunión que el independentismo considera una provocación.

Todos los focos están puestos sobre los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), que la semana pasada se enfrentaron con violencia contra los Mossos al intentar boicotear protestas de Vox en Girona y Terrassa, y que anuncian para el 21-D una "batalla" para "tumbar el régimen" del 78 y convertir Barcelona en un caos "ingobernable" que "desborde" el amplio dispositivo policial previsto. Un día después de que el Gobierno central confirmara que el Consejo de Ministros se celebrará en la Llotja de Mar, sede de la Cámara de Comercio de Barcelona, los CDR llamaron a la movilización de los suyos frente al histórico inmueble que albergará la reunión del Gobierno de Sánchez. "Las barricadas pueden cortar una calle, pero abren el camino", señalaron. A pesar de las amenazas, el consejero del Interior, Miquel Buch, afirmó que los Mossos garantizarán la seguridad del Consejo de Ministros y velarán por su celebración. Buch está en el ojo del huracán tras las protestas de los CDR del pasado fin de semana, en las que cortaron la autopista AP-7 durante 15 horas y los Mossos no recibieron ninguna orden de desalojo, según denunciaron los propios sindicatos policiales. "El orden público es una competencia de la Generalitat que está confiada a los Mossos y no tengo ninguna duda que la cumplirán con éxito", señaló el día después de que Pedro Sánchez advirtiera que iba a enviar policías si los Mossos garantizaban la seguridad. Buch no cuestionó el emplazamiento elegido por la Moncloa para el Consejo de Ministros. Sí en cambio la consejera de la Presidencia, Elsa Artadi. El edificio está en pleno centro de la ciudad, entre el puerto y el barrio gótico, y la Generalitat considera que hay otras alternativas, como el Palacete Albéniz, con "menor afectación a la movilidad".

El Gobierno catalán tiene una posición incómoda de cara al 21-D. Los sectores más radicales, como la CUP, le pidieron hoy que aclare en qué lado se pondrá, si junto a los CDR y en la protesta contra el Gobierno o si dará la orden a los Mossos de reprimir a los manifestantes. "Es la obligación del Govern que todo el mundo se pueda expresar en la calle de forma cívica, pacífica y democrática", según el consejero de Exteriores, Alfred Bosch. El independentismo tendrá una vez más el corazón partido. De entrada, la reunión del Consejo de Ministros no ha conseguido unir a los grupos secesionistas en una misma protesta. Los CDR se han citado junto a la Llotja, mientras que la ANC propuso hoy provocar un caos circulatorio con una concentración masiva de vehículos por el centro de la ciudad de Barcelona. "El Estado opresor visita la colonia un año después de la victoria independentista", arengó a los suyos. Omnium Cultural, mientras, llamó a su militancia a celebrar un "consejo popular de ministros" a las 11 de la mañana. La intersindical CSC además ha convocado una huelga general de dos horas. Un contexto complicado, más aún por el descontento que hay en los Mossos con los responsables de la Consejería y que se escenificó hoy en el encierro que protagonizaron en el Departamento de Interior los representantes sindicales en demanda de mejoras laborales. Los Mossos avisaron que "no pueden garantizar la seguridad el 21-D". Dispositivo amplio Más madera, justo cuando el Ministerio del Interior no acaba de confiar en la promesa de la Generalitat de que los Mossos no harán dejación de funciones el próximo 21 de diciembre, por lo que ha elevado a más de un millar los agentes de la Policía y la Guardia Civil que enviará a Cataluña la semana próxima. El dispositivo, que todavía podría aumentar "de forma considerable" en los próximos días, estará compuesto por cerca de 500 miembros de las Unidades de Intervención de la Policía (UIP, antidisturbios) procedentes de las bases de Andalucía, Navarra, Valencia, Asturias y Galicia, que se unirán a los 150 efectivos antidisturbios que el cuerpo mantiene acantonados en Cataluña y dedicados también al control de fronteras.

Según fuentes del dispositivo, las UIP no serán los únicos desplazados de la Policía Nacional. Este cuerpo ya ha dado orden también de viajar a Barcelona dos grupos completos de las Unidades de Prevención y Reacción de Madrid (unos 60 efectivos), a los que se van a sumar efectivos de seguridad de Presidencia y de la Comisaría General de Información (antiterroristas).

La Guardia Civil, por su parte, dio la orden el miércoles pasado de movilizar hacia Cataluña a sus primeros antidisturbios, que, probablemente, no serán los últimos.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE