Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Gobierno de España

Sánchez se prepara para un otoño caliente

El jefe del Ejecutivo comienza a construir un relato sobre el obstruccionismo de la oposición en previsión de un adelanto electoral

Sánchez:
El Ejecutivo cree que se ha hecho un buen control de daños, pero afirman que Cataluña es el punto más inestable de la agenda política
efe
  • Colpisa.Madrid
Actualizada 30/07/2018 a las 06:00

"Nos tenemos que cargar de argumentos". Esa es la consigna que ha asumido el Ejecutivo. Cargarse de argumentos frente al PP. Cargarse de argumentos frente al secesionismo catalán. Y cargarse de argumentos frente a Podemos. Es su principal objetivo: construir un relato ganador de cara a unos eventuales comicios. Porque, a pesar de que Pedro Sánchez insista en su intención de agotar la legislatura y gobernar hasta 2020, los socialistas son conscientes de la fragilidad de su mayoría parlamentaria. Saben que, con la misma facilidad con la que tumbaron a Mariano Rajoy y llegaron a la Moncloa pueden verse obligados a abandonarla. Pero ese día esperan hacerlo con el programa prácticamente hecho.


En apenas dos meses en el Gobierno, el secretario general del PSOE ha sufrido ya dos importantes varapalos en el Congreso. El primero, cuando, por dos deserciones a las que aún nadie sabe poner nombre y que la portavoz Adriana Lastra atribuyó a un error involuntario, perdió la votación para nombrar al nuevo Consejo de Administración de RTVE negociado con Podemos. La situación se solventó este viernes al nombrar, esta vez sí con el apoyo de todas las fuerzas parlamentarias que respaldaron la moción de censura salvo Bildu, el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora provisional única de la corporación.


El segundo golpe fue, también el viernes, la imposibilidad de sacar adelante la senda de estabilidad presupuestaria con la que se elaboran los Presupuestos Generales del Estado. No se debió a que el PP lo impidiera con su mayoría absoluta en el Senado, como había calculado el Gobierno, sino porque antes siquiera de que el asunto entrara en la Cámara alta la formación de Pablo Iglesias anunció su abstención en el Congreso y, según fuentes del PSOE y de las formaciones secesionistas, arrastró con ello a Esquerra y el PDeCAT que se inclinaban más bien hacia un 'sí' crítico.

 

A los socialistas les faltó tiempo para hacer de la necesidad virtud. "Aquí no hay un problema de votos, hay un problema de política, de lo que se trata es de quién tiene el respaldo social y la ministra de Hacienda con su discurso ha arrinconado a nuestros competidores: a Podemos por no apoyar un déficit más holgado que podría dedicarse al Estado de bienestar y a Ciudadanos por ser más papista que el Papa y decir que no a unas cifras que tienen el aval de Bruselas", argumentaba nada más acabar el pleno uno de los diputados que ha adquirido un rol preponderante en el grupo parlamentario tras la llegada de Sánchez al poder.

 

"Es una faena porque esto significa que hay 6.000 millones de euros menos para gastar que iban a ir a los ayuntamientos, las autonomías y la Seguridad Social, fundamentalmente, pero para nosotros este debate era un 'win-win' -apunta una fuente gubernamental-: si salía, un éxito y si no un recorte que es achacable a los intereses partidarios de otros".

 

La abstención de Podemos y los secesionistas da además a los socialistas, como admite un diputado de Pablo Iglesias, la oportunidad de desmontar una de las principales líneas de oposición del PP y Ciudadanos, esa según la cual Sánchez está dispuesto a ceder ante los que quieren romper España y los populistas con tal de mantenerse en el poder. A cambio los podemistas aspiran a demostrar que, en realidad, es el propio PSOE el que frena la puesta en marcha políticas expansivas para revertir las políticas de Mariano Rajoy y por eso se niega a reformar, como ya adelantó la ministra María Jesús Montero, la ley de estabilidad presupuestaria.

 

POLVORÍN CATALÁN

 

De momento, pues, en el Ejecutivo cree que se ha hecho un buen control de daños. Además, ninguno de sus socios parlamentarios cerró la puerta el viernes a negociar los Presupuestos a partir de septiembre. Eso explica el optimismo mostrado por la ministra portavoz, Isabel Celaá, en la rueda de prensa del pasado Consejo de Ministros. "Tenemos esperanzas fundadas de poder continuar y mantener el rumbo", dijo. Fuentes de la Moncloa trasladan su impresión de que, en realidad, a nadie le interesa ir a elecciones y eso les da una posición de fuerza. "Siempre estaremos abiertos a dialogar pero lo que no vamos a hacer es entrar en mercadeos como los que se vio obligado a hacer Rajoy con el PNV". Dicen que eso les penalizaría ante su electorado a cambio de ganar simplemente un poco más de tiempo en el Gobierno.

 

Un poco más de tiempo o nada. Porque lo cierto es que Sánchez se mueve con una permanente espada de Damocles sobre la cabeza: Cataluña. "Ese es el auténtico polvorín -admiten en el entorno del presidente-; lo demás se mueve dentro de los márgenes de la negociación política pero la situación de Cataluña puede volver a estallar en cualquier momento y es mucho más imprevisible porque siempre habrá elementos que escapan a la política por ejemplo todo lo que entra en la esfera judicial".

 

El Ejecutivo trabaja, de hecho, con la previsión de un otoño caliente, como ya ha dejado caer la delegada del Gobierno en esa comunidad autónoma, Teresa Cunillera. A la vuelta del verano empezará el juicio del 'procés', el 11 de septiembre se celebra la Diada, el 1 de octubre es el aniversario del referéndum tras el que se proclamó la república... Hasta entonces, sin embargo, Sánchez hará lo posible por mantener el diálogo con la Generalitat aunque eso le obligue a comerse algunos sapos. Quiere que si el polvorín estalla haya al menos un porcentaje de antiguos votantes socialistas seducidos por el secesionismo que tenga claro a quién echar esta vez la culpa.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE