Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

EEUU

Rebelión de los radicales republicanos

El sector fiel a Trump aborta por primera vez en cien años la elección del líder de la mayoría para presidir la Cámara de Representantes de Estados Unidos

Ampliar Imagen de la apertura de la sesión para la elección  elección del líder o 'speaker' de la mayoría para presidir la Cámara de Representantes de Estados Unidos
Imagen de la apertura de la sesión para la elección elección del líder o 'speaker' de la mayoría para presidir la Cámara de Representantes de Estados UnidosSHAWN THEW/EFE
Publicado el 04/01/2023 a las 00:01
El ala más radical del Partido Republicano, supuestamente vinculado a las tesis de Donald Trump, abortó este martes la elección del líder parlamentario del partido, Kevin McCarthy, como presidente en la Cámara de Representantes tras realizar tres votaciones sin éxito. La 'rebelión' interna impidió su designación como 'speaker', algo que no había ocurrido desde 1923 cuando el asimismo representante republicano por Massachusetts, Frederick Gillett, tuvo que esperar hasta la novena ronda para su designación. Este martes, hasta una veintena de los correligionarios de McCarthy le dieron la espalda.
La situación retrata un enfrentamiento brutal entre los partidarios de la línea dura y la mayoría que imposibilitó al veterano político alcanzar la mayoría de 218 votos necesaria para suceder a la demócrata Nancy Pelosi como presidenta. McCarthy, que había desempeñado un papel destacado como líder de la minoría de la Cámara, busca convertirse en su sustituto y ocupar el segundo lugar en la línea de sucesión a la presidencia de Estados Unidos -que ahora ocupa Joe Biden- tras la vicepresidenta, Kamala Harris.
El líder demócrata de la Cámara, Hakeem Jeffries, superó a McCarthy en las tres votaciones celebradas el martes -las sesiones se reanudan este miércoles al mediodía, hora de EE UU- después de que los radicales apoyasen a su propio representante, Andy Biggs. Las reglas de la Cámara, no obstante, son claras: el proceso tendrá que repetirse hasta que McCarthy o un candidato distinto obtenga al menos 218 votos. Y los demócratas están en minoría. Después de una actuación peor a la esperada en las elecciones intermedias de noviembre, los compañeros republicanos de McCarthy se han visto envueltos en una pelea pública sobre quién debería liderar su partido una vez que asuma el control de la Cámara. Un grupo de conservadores de línea dura se opone a la candidatura de McCarthy, al estar preocupados porque está menos involucrado en las guerras culturales y las rivalidades partidistas que han dominado la Cámara y más aún desde los años en que la Casa Blanca tuvo como inquilino a Donald Trump.
A ese respecto han criticado al congresista republicano de California por no adoptar una postura más agresiva contra los demócratas, que bajo la presidencia de Nancy Pelosi habían tenido el control, en prioridades que incluyen la financiación de la Administración y la defensa y seguridad fronterizas.
El representante Bob Good es uno de los legisladores republicanos que han dicho que no respaldarían a McCarthy. "No votaré por Kevin McCarthy. Él es parte del problema. No es parte de la solución", dijo Good a Fox News. "No hay nada que me indique que va a cambiar su patrón desde que ha estado en el liderazgo, donde es parte del cártel del pantano".
CONCESIONES
McCarthy, el líder de la minoría de la Cámara, quien fue nominado para la presidencia en noviembre por 188 de sus compañeros republicanos, hizo algunas concesiones durante el fin de semana, pero no fueron lo suficientemente lejos para algunos.
Una carta del día de Año Nuevo de nueve legisladores republicanos conservadores insatisfechos, publicada en Twitter, decía que "siguen faltando compromisos específicos con respecto a prácticamente todos los componentes de nuestras súplicas". La misiva también decía que "los tiempos exigen una salida radical del statu quo, no una continuación de los fracasos republicanos pasados y actuales".
El enfrentamiento deja a la Cámara prácticamente paralizada y podría obligar a los legisladores a considerar a otro candidato. Además de Jim Jordan, que ni siquiera había presentado su candidatura pero obtuvo varios de los votos, Steve Scalise, el líder de la mayoría entrante, fue visto como una posible alternativa.
McCarthy ha pasado su vida adulta en la política: como miembro del personal del Congreso, luego como legislador estatal antes de ser elegido miembro de la Cámara en 2006. Como presidente, estaría bien ubicado para frustrar las ambiciones legislativas de Biden. Pero cualquier orador republicano tendrá la difícil tarea de administrar un caucus de la Cámara que se mueve cada vez más hacia la derecha, con tendencias intransigentes y, al menos entre algunos legisladores, con lealtades cercanas a Trump.
La votación quedaba este martes por la noche (al cierre de esta información) todavía en el aire. El número récord de rondas para elegir un presidente de la Cámara es de 133 durante un período de dos meses en la década de 1850.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora