Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Guerra

Ucrania se enfrenta al desafío de desminar casi el 30% de su territorio

La presencia de miles de minas, bombas trampa y munición aérea y de artillería sin explotar es una de las razones por las que las autoridades han instado a las personas desplazadas a esperar a regresar a sus hogares

Ampliar El batallón Dnipro 1 del equipo de desminado de la Guardia Nacional de Ucrania limpia los campos de minas en la región de Donetsk
El batallón Dnipro 1 del equipo de desminado de la Guardia Nacional de Ucrania limpia los campos de minas en la región de DonetskReuters
Publicado el 13/12/2022 a las 17:55
Mientras la atención se centra en los ataques de misiles rusos contra infraestructuras y los combates en Donetsk una cadena de accidentes mortales recuerda otro desafío para Ucrania, que es tener que comprobar si hay minas o munición sin explotar en cerca del 30 % de su territorio.
Al menos nueve personas murieron y seis resultaron heridas en diversos accidentes en los últimos seis días en varias regiones de Ucrania.
En el último, tres ingenieros del Servicio Estatal de Emergencias murieron y dos quedaron gravemente heridos en la explosión que ocurrió cuando estaban limpiando de minas Kostiantynivka, una ciudad de la región de Donetsk.
La semana pasada cuatro miembros de la policía nacional, incluido el responsable regional de Cherkasy, murieron y otros cuatro resultaron heridos mientras desminaban la recién liberada parte occidental de la región de Jersón.
La presencia de miles de minas, bombas trampa y munición aérea y de artillería sin explotar en el frente y en las zonas que fueron temporalmente ocupadas por las tropas rusas es una de las razones por las cuales las autoridades han instado a las personas desplazadas a esperar a regresar a sus hogares hasta que sea seguro.
Decenas de incidentes mortales han ocurrido en carreteras rurales, bosques y campos de cultivo en zonas del norte, sur y este tras la retirada de las tropas rusas. En muchos casos no hay información detallada sobre la localización de las áreas minadas y ambos ejércitos han usado las minas de manera extensa durante los combates.
En muchos lugares, como al norte de Kiev, la capital, se aconseja a los ciudadanos que no visiten los bosques y ya se sabe de varios accidentes ocurridos durante la temporada de recolección de setas.
Los accidentes también han sido frecuentes durante la cosecha en el sur, donde los agricultores perdieron equipos y a menudo la vida en los campos de minas.
También se ha informado de accidentes mortales en playas de Odesa, donde a veces la gente ignoró las advertencias de que la costa había sido minada intensamente ante la amenaza de que se pudiera producir un desembarco ruso.
Las áreas en las que no se ha combatido también han resultado afectadas. Ocho menores perdieron a sus padres la semana pasada cuando el vehículo en el que viajaban patinó en una carretera helada a kilómetro y medio de distancia de la frontera con Bielorrusia.
El coche quedó destruido tras golpear una mina, oculta cerca de la vía como parte de la defensa ucraniana en previsión de una posible invasión desde el país vecino.
Los últimos accidentes hicieron que el presidente, Volodímir Zelenski, hablara del "terror de las minas rusas" en su tradicional discurso nocturno del lunes. El presidente subrayó que Ucrania necesita ayuda para detectarlas y que esta es una de las prioridades en sus conversaciones con líderes extranjeros.
La viceministra de Interior, Meri Akopyan, dijo en una conferencia de prensa la semana pasada que se necesitarán entre siete y diez años para desminar el territorio ucraniano.
Afirmó que actualmente están trabajando unos mil ingenieros extranjeros, 800 de ellos procedente del HALO Trust, una ONG británico-estadounidense con experiencia en labores similares en Croacia y Kosovo.
La viceministra dijo que los ingenieros se enfrentan a métodos de minado "insidiosos" con los que nunca antes se habían enfrentado, como dispositivos antitanque o minas antipersonales.
Desde el comienzo de la invasión rusa el pasado febrero el Servicio Estatal de Emergencias ha neutralizado más de 300.000 objetos explosivos.
Según esa entidad se ha inspeccionado hasta el momento 765 kilómetros cuadrados del territorio ucraniano y se estima que unos 174.000, el 30 % de la superficie del país, son potencialmente peligrosos.
Ingenieros de la policía nacional han retirado por su parte otros 180.000 dispositivos. Otros 400 ingenieros están recibiendo formación por parte del Servicio Estatal de Emergencias y se espera que otros 500 comiencen el entrenamiento próximamente.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora